PUBLICIDAD

VIAJES

Los lugares más peligrosos del mundo que querrás visitar



La aventura siempre conlleva un poco de riesgo o de lo contrario sería un flojo, monótono y predecible viaje de vacaciones. Para hacer una empresa de estas características se necesita de valentía, temple y fortaleza o, al menos, querer salirse de la rutina. A diferencia de los otros paseos, en los siguientes lugares las emociones se sacuden y se revitalizan las ganas de vivir. ¿Quieres sentir algo así?

Lo que debes tener claro es que algunas de estas actividades deben realizarse con precaución porque podría sacarte un susto de la emoción. Para que te des una idea de lo que es una aventura, podemos recordar la historia de "El señor de las moscas", del escritor William Golding. En este libro se relata la historia de unos niños que sobrevivieron a un accidente aéreo y ahora están atrapados en una isla desierta. De manera irremediable, las estructurales sociales se vuelven a hacer presentes para lograr que los diferentes individuos convivan en un pequeño grupo.



Conoce los 15 libros que debes leer mientras viajas. 


Ninguna persona imaginó lo complejo y complicado que podrían ser las relaciones humanas en ambientes extremos. Los niños tienen que enfrentarse a grandes obstáculos en equipo y como enemigos mutuos. Ellos sí que vivieron una gran aventuras y resistieron hasta el final, aunque algunos, irremediablemente, murieron. Para ti, este no va a ser el caso. Viajarás a los lugares más peligrosos del mundo y regresarás sano y salvo. Quizá con una enorme lección de vida, como en la historia "El señor de las moscas".


-

Camino a los Yungas, Bolivia



En el norte de Bolivia, en las altas montañas tropicales que conectan con el Amazonas, se encuentra una ruta especial para los entusiastas de la bicicleta de montaña. El recorrido es por un estrecho sendero de tierra con pendientes y descensos pronunciadas. Es una emoción extrema sentir que a unos cuantos metros que el precipicio te llama y te seduce como parte del vértigo. Las cumbres están a 400 metros sobre el nivel del mar, lo que otorga una vista privilegiada de selva que se difumina por la neblina. Por cierto, a esta ruta también la llaman el Camino de la Muerte por todas los accidentes mortales que han sucedido en su trayectoria.


-

El volcán activo Ambrym, en Vanuatu



A uno cientos de kilómetros al oeste de Australia, perdida en océano Pacífico Sur, se encuentra el país insular de Vanuatu. La isla se formó hace miles de años cuando un volcán surgió de la tierra. Aunque el cráter se mantenga ardiendo, existe toda una comunidad activa y productiva a lo largo y ancho de la isla. ¿Dónde está la aventura? Distintos exploradores del mundo han viajado hasta ese lugar para descender al interior del volcán con el único objetivo de sentir la adrenalina al máximo aunque tengan que ver de frente a la muerte. Este video lo dice todo.




-

El Monte Hua, en China



El Monte Huan es una montaña de casi dos mil metros de altura. En la cima se encuentra un santuario taoísta que se construyó en el siglo II por unos monjes que creían que en aquel cúmulo de roca vivía uno poderoso dios. Desde ese entonces el lugar es sagrado y cientos de miles de personas se aventuran a caminar al filo del abismo sobre unas frágiles tablas de madera sólo para llegar a la cima. Hoy todavía se puede hacer el recorrido, aunque se corre el peligro de que en algún punto se rompan las maderas y se abran ante el precipicio.



-
La Piscina del Diablo, en Zambia



En Zambia, África, se encuentran las cataratas Victoria, de más de 100 metros de altura. A simple vista parece un escenario inocente, pero al filo de la cascada se encuentra un estanque natural en el que la gente se puede meter a nadar. Quienes se han metido a la Piscina del Diablo dicen que la corriente en cualquier momento puede arrastrar a las personas a una caída directo al vacío y la muerte.


-

La jaula de la muerte, en Australia



En Australia existe un lugar donde puedes nadar y bucear con un cocodrilo marino, se llama la "jaula de la muerte". La emoción de estar frente a un animal que pesa una tonelada y mide casi siete metros de largo, se asemeja a la de descender a un volcán activo. Los aventureros se sumergen en una estructura de cristal para ver de frente al depredador más grande de la ribera descuartizando a su presa. Dicen que no es peligroso, aunque estos reptiles pueden triturar acero con su mandíbula. Un cristal no resistirá su furia.


-

Los altos cielos de Dubai



Si no le tienes miedo a las alturas, debes subirte a un avión a casi cuatro mil metros de altura y tirarte al vacío de los cielos de Dubai. El skydive se trata de planear durante un minuto por el viento, después hay que abrir el paracaídas y disfrutar del descenso espectacular. Si quieres aumentar el peligro, puedes repetir el salto pero a la mitad del desierto, teniendo a tus pies un hervidero de tierra que te recibirá después de tu caída rápida.



-

Como se dijo al inicio, necesitarás de valentía y fuerza para vivir estas aventuras donde la posibilidad de morir es alta. Las personas califican a estas actividades como turismo extremo, pero vale la pena experimentarlas para sentir un golpe de adrenalina que reavive el espíritu. Si quieres más ideas para realizar viajes emocionantes ,revisa las 100 cosas que debes hacer en el mundo antes de los 30 o nunca lo disfrutarás y 25 primeras veces que debes tener antes de los 20.









Podría interesarte
Etiquetas:destinos
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD