PUBLICIDAD

VIAJES

Cosas esenciales que debes empacar en tu primer viaje de mochilero

La emoción de salir a descubrir el mundo debe acompañarse, siempre, de una previa conciencia sobre el peligro y la precariedad. Si no, lo que se pretende es lujo cuando no una caricatura de lo que hemos visto como viajar en el cine o la TV. En caso de no tenerse una preconcepción realista de lo que significa andar con una maleta en la espalda para conocer los misterios de la Tierra y sólo se desean unas vacaciones tranquilas, placenteras y de postal, mochilear no debería ser una opción. ¿Por qué decimos eso? Simple. Sorprenderse con las maravillas naturales o culturales de nuestra sociedad global va un poco de la mano con ser un viajero errante; en caso opuesto, únicamente se persigue el traslado, no el sobresalto asombroso.


Sobre todo si se sale por vez primera a la inmensa y apabullante extensión del planeta, andar de mochilazo puede ser, al principio, una atracción innegable para el excursionista. Al asumirse con valiente antelación que no será fácil someterse a lluvias, días soleados, gente amablemente brusca, escasez de habitaciones, nula privacidad, ningún baño (en ciertas ocasiones) y demás inclemencias de la excursión aventurera, es más fácil afrontar que durante mucho tiempo se usarán sólo un par de jeans.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Entre esas cosas que se deben tener muy en claro para no destruirse a sí mismo en el proceso de la expedición, justamente es el tema de la ropa y el equipaje lo que más preocupa o llama la atención en los mochileros primerizos. De los que cargan mil objetos inútiles hasta aquellos que nunca piensan en llevar baterías o cinta adhesiva, el explorador inexperto es divertidamente afligido.

Para no ser uno de esos peculiares personajes de iniciación trotamundos, no se debe pasar por alto el empacar los siguientes artículos:


PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO


11. Un libro o una colección de pequeñas guías que expliquen el lugar al que estás dirigiéndote. No se debe confiar ciegamente de los smartphones o la señal telefónica.




10. Una bolsa o pequeña mochila que sirva para cargar cosas a la mano. No todo debe de ir en la maleta trasera; hay que ser precavidos.



PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO


9. Sólo unos cuantos calcetines de algodón inteligente son la mejor solución. Secan rápido y no acaparan espacio en ninguna mochila.




8. Tres o cuatro playeras son la mejor opción. Siempre se debe considerar una de manga larga para no ser víctima de los mosquitos o el sol extremo.



PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO


7. Sólo un pantalón o short. Estos suelen salir sobrando; mejor hay que ensuciar de verdad un solo par y olvidarnos del resto.




6. Gorras, chamarras y bufandas suelen estorbar demasiado; por ello hay que estudiar bien el clima de los destinos y reducir todo a su mínima expresión.



PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO


5. No hace falta un botiquín extremo. Un antidiarreico, un analgésico, una pastilla para problemas de digestión, pastillas para el dolor de cabeza y ungüento para golpes son más que suficientes.




4. No se requieren miles de accesorios o complementos. El maquillaje es totalmente prescindible (sobre todo si se planea caminar por largas horas), los lentes oscuros deben ir sin lugar a dudas y las toallas sanitarias o anticonceptivos son una obligación. Quizá el papel de baño también se deba quedar en casa.



PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO


3. Pasaporte y tabla de alergias son un deber. Esto lo puedes mantener en tu bolsa de mano o en los compartimentos principales de la mochila por cualquier emergencia.




2. No se debe exagerar en tecnología. Quizá una tablet o un smartphone sean suficientes; pensemos que mientras más cámaras, laptops, reproductores, Kindle y semejantes se lleven, menos comodidad al cargar. A menos que te dediques a la foto o a documentar viajes.



PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO


1. En general, también se debe considerar una linterna de mano, una navaja suiza, una toalla de viaje, una bolsa de dormir (si es necesario acampar), baterías y cinta adhesiva. Nunca se sabe cuánta ayuda brinda ésta última hasta que se es mochilero.


-

Para terminar, podemos decir que siempre tenemos una idea muy equivocada sobre lo que significa andar de mochilero. O se cree que es muy fácil o se le tiene un miedo incontenible, pero constantemente se ve a este tipo de exploración con los ojos más errados del mundo; no se necesitan cargadores solares, espejos, almohadas, etcétera. Salir así al mundo es todo un arte, pero no requiere tanto respeto. Si quieres seguir aprendiendo de este tema, da un vistazo a lo que te hubiera gustado saber antes de viajar de mochilazo y los viajes de mochilero que sólo las parejas atrevidas son capaces de hacer.







PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO
Podría interesarte
Etiquetas:consejos
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD