PUBLICIDAD

VIAJES

Colmar: El pueblo francés que supera a París




Ella
, la región de París

Ella, la terrible ley de enormes complejos de edificios

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Ella, la cara física del amor
Ella, la vida de hoy
Ella, la guerra en Vietnam
Ella, la call-girl moderna
Ella, la muerte de la belleza moderna
Ella, la circulación de ideas
Ella, la gestapo de las estructuras.

"2 ou 3 choses que je sais d'elle" (1967)


Durante más de cien años, la región de París ha sido catalogada como uno de los destinos más románticos y bellos del mundo. Esta creencia que existe como parte de nuestro imaginario colectivo ha crecido debido a la cultura popular que la define como el lugar predilecto de cientos de parejas de alrededor del mundo. Entre los causantes principales se encuentran la literatura y el cine.

Jean-Luc Godard, el director de cine que redefinió el arte durante La Nouvelle Vague, tomó esta ciudad como sitio (así como Woody Allen hizo con Nueva York) para la mayoría de sus filmes en los 60. Una de estas cintas es “2 ou 3 choses que je sais d’elle” (Dos o tres cosas que yo sé de ella), con “ella”, refiriéndose a la ciudad de París. Esta película un poco experimental sirve más como un ensayo de Godard sobre la vida contemporánea, situada específicamente en la Ciudad de la Luz en el contexto de la guerra de Vietnam.


Godard destruye en muchas formas la idea del París romántico y la representa como una ciudad cualquiera, y demuestra que en realidad lo que la hace bella son las propias ideas que tiene la gente cuando llega buscando sentirse romántica. Sus ciudadanos son gente como nosotros, no todos ven algo especial en el lugar donde viven e incluso ellos mismos suelen ir hacia otros lados en busca de algo hermoso.

Entonces, si la tan llamada “ciudad del amor” no es lo que imaginamos, ¿qué destino nos queda para sentir ese tipo de emoción?

Existen distintos lugares cercanos a París y en toda la zona francesa que son muy agradables, esos que mantienen el espíritu de nuestra idea parisina, pero hay uno en especial que podría definirse como el más bello de todos: Colmar.



En Europa existen distintos pueblos que por su atractivo sentimiento antiguo despiertan curiosidad en los turistas, pero lo interesante de Colmar es que, como fue el último lugar que liberaron los alemanes después de la Segunda Guerra Mundial, su arquitectura tiene una gran influencia alemana de aquel entonces, teniendo así edificios coloridos y extremadamente llamativos.

Además de sus callejones y calles para poder pasear en bicicleta, hay canales donde puedes dar paseos para tener vistas espectaculares del pueblo. Otro detalle es que, como se ha convertido en un lugar predilecto para algunos turistas (que ya notaron que existe algo más allá de París), existen distintos tipos de tiendas, sitios de antigüedades y deliciosas panaderías.



Colmar es un pueblo tranquilo ideal para compartir en pareja, te alejas del ruido y lo atareado de la ciudad, y te recibe lo que parece ser un mundo absolutamente aparte. También existen planes para recorrer el lugar, como la ruta del vino, donde puedes ir a los distintos lugares a probar diferentes tipos con alimentos tradicionales del país.

El pueblo de Colmar también ha sido reconocido por ser una de las ciudades mejor preservadas de Europa (junto con Brujas en Bélgica) por sus lugares históricos y sus museos. Su clima seco es una de las razones por las cuales es considerada uno de los lugares predilectos para fabricar vino.

Sus monumentos, fuentes, iglesias y edificios son parte de una lista que podrás marcar poco a poco mientras descubres la magia que existe dentro de Colmar. Si lo que te gusta es la música, este lugar ha sido hogar del festival internacional de verano de música clásica, llamado “Festival de Colmar”.

La influencia de este pueblo no sólo se queda en sus ciudadanos. La película de anime “El increíble castillo vagabundo” tomó prestadas las vistas de la ciudad para el diseño dentro de la cinta, lo que le añadió cierto sentido mágico.

La ciudad que fue fundada en el siglo IX ha tenido una actividad complicada a lo largo de los años, sin duda es uno de los destinos que deben definirse como los predilectos de los románticos. Las capitales de los países deberían dejar de tener este sentimiento por muchas razones, entre ellas la sobrepoblación, y darle el lugar a los pueblos de sus alrededores.



-

Suena perfecto ir a uno de estos lugares con tu pareja, pues con su emoción antigua y las diversas actividades que puedes realizar podría ser el lugar ideal para compartir un momento romántico. Existen distintas opciones alrededor del mundo que podrás elegir como destino. Mientras quede acorde a tus gustos, el resto lo pones tú.







PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO
Podría interesarte
Etiquetas:destinos
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD