Editors' Choices
Política
Mundo
Videos
Qatar

TECNOLOGÍA

El valle inquietante: casi humano pero espeluznante

Por: 25 de agosto de 2015

Seguramente, alguna vez te incomodó el aspecto de un robot y te preguntaste por qué ocurría, ¿qué era eso extraño que no llegaba a agradarte? Es más, cuando esas criaturas artificiales intentaban ser amigables, tu respuesta era la contraria: huías de aquello que era casi humano pero espeluznante.

¿Pero cómo se da este fenómeno, existe una base psicológica que explique por qué nos da miedo aquello que es casi humano?

Lo que experimentaste tiene un nombre: valle inquietante o uncanny valley. Este concepto hace referencia a la aceptación social de los productos que imitan características y comportamientos humanos. Por ejemplo, es común pensar que a mayor realismo en la imitación realizada en un videojuego, mayor será la aceptación, pero es entonces cuando surge el “valle”: la curva que describe la familiaridad o respuesta empática hacia un producto visual o tecnológico de acuerdo a su afinidad con el hombre (realismo). La curva hipotética es la siguiente:

El valle inquietante entró al léxico popular con la película Final Fantasy: The Spirits Within, que causó incomodidad en el público por sus personajes casi fotorrealistas diseñados por computadora. Por otra parte, los inolvidables personajes animados de Walt Disney, a pesar de contar con proporciones visuales estilizadas y poco cercanas a la realidad, nos hace guardarlos en el baúl de nuestra infancia.

En conclusión, altos niveles de realismo efectuados por los grandes esfuerzos de las tecnologías computacionales no necesariamente se traducen en aceptación, familiaridad o empatía. Una explicación a esto es que a causa de la gran cantidad de información utilizada por sistemas que aspiran al realismo, los errores se multiplican provocando que en conjunto sean más evidentes y la audiencia se percate. Por otra parte, si se opta por el uso de aproximaciones más estilizadas, el error perceptual se minimiza y la aceptación es mayor.

No nos gusta que nos imiten y si lo van a hacer, que no nos demos cuenta o eviten ser "muy humanos".


Recomendados: Enlaces promovidos por Taboola: