OPINIÓN: Manuel Bartlett y un crimen contra la prensa

Samuel PrietoMiércoles, 1 de agosto de 2018 9:06

shares
politica manuel bartlett y un crimen contra la prensa

AMLO decidió revivir a un viejo priista, Manuel Bartlett, y con él llegan los recuerdos autoritarios y un crimen grotesco contra la prensa.


1984. El homicidio de un periodista cimbró a las estructuras más profundas del sistema político y social de México. Manuel Buendía era un líder de opinión de mucha influencia desde su trabajo en el periódico Excélsior. Su columna Red Privada abordaba frecuentemente asuntos muy delicados y en ese entonces bastante más que tabú, como la operación de la CIA estadounidense en México, la corrupción en el gobierno, el narcotráfico y la ultraderecha.


manuel bartlett y un crimen contra la prensa 1

Manuel Buendía era un líder de opinión en México con su periodismo. (Foto: Especial)


Ese era un año muy distinto a 2018. En México, el PRI llevaba décadas siendo el partido hegemónico en el poder. Lo que decía el presidente era inamovible y el secretario de Gobernación era punto menos que todopoderoso. ¿Quién era? Manuel Bartlett. Sí, el ahora futuro director de la Comisión Federal de Electricidad, designado por el próximo mandatario de este país.


Una de las instituciones con historial más oscuro en México era, sin duda, la Dirección Federal de Seguridad que dependía del secretario de Gobernación. Era un cuerpo de élite que servía como una especie de policía política encargada de recopilar información de inteligencia sobre la situación política y social del país para mantener a raya cualquier riesgo a la estabilidad, generalmente con métodos bastante brutales.


manuel bartlett y un crimen contra la prensa 2

El presidente y el secretario de Gobernación eran los todopoderosos en México. (Foto: Milenio)


En las décadas de los 60 y 70, por ejemplo, buena parte de su actividad se enfocó en la llamada guerra sucia que combatió a los movimientos guerrilleros que se formaron sobre todo en la sierra de Guerrero.


En 1984, el jefe de la Dirección Federal de Seguridad era José Antonio Zorrilla Pérez, detenido y encarcelado 5 años después como el autor intelectual del homicidio de Manuel Buendía, no sin antes haber sido el primer designado como encargado de esclarecerlo. Imagínate, un homicida responsable de perseguirse a sí mismo. Algo de lo primero que hizo fue allanar la oficina del periodista y llevarse muchos de sus archivos.


Según las investigaciones, a Buendía lo mató José Luis Ochoa Alonso, apodado El Chocorrol, con cinco disparos a la espalda el 30 de mayo de ese 1984 en un estacionamiento de la Zona Rosa. Tras asegurarse de haber cumplido su cometido huyó en una motocicleta que lo esperaba, conducida por Juan Rafael Moro Ávila, agente de la DFS a donde fueron a refugiarse. El Chocorrol terminó asesinado tres días más tarde con 120 puñaladas y su cadáver fue encontrado en Zacatecas.


manuel bartlett y un crimen contra la prensa 3

A Manuel Buendía lo asesinaron con cinco disparos en la espalda. (Foto: Especial)


A la larga, al igual que Zorrilla Pérez, Moro Ávila terminó en la cárcel. Siempre sostuvo que en realidad era un chivo expiatorio y durante los años que permaneció en prisión se portó bien, contribuía a la readaptación social de otros reos y formó una banda de rock llamada Asociación Delictuosa a la que se le permitía tocar de cuando en cuando en los distintos reclusorios de la Ciudad de México.


manuel bartlett y un crimen contra la prensa 4Zorrilla siempre aseguró que fue un chivo expiatorio en el asesinato de Buendía. (Foto: Especial)


Hoy, para una mayoría bastante grande queda claro que el homicidio de Manuel Buendía fue un crimen de Estado, hecho por la policía política de ese entonces encabezada por José Antonio Zorrilla Pérez, cuyo jefe directo era el secretario de Gobernación, Manuel Bartlett.


¿Por qué era tan incómodo Buendía para el gobierno? Bueno, decíamos, 1984 era muy distinto a 2018 y develar malas conductas de funcionarios era mucho más complicado y riesgoso para un periodista. Aun así, destapó varias como la estructura de corrupción que había montado el exdirector de Pemex, Jorge Díaz Serrano, que obligó al gobierno de Miguel de la Madrid a levantar cargos en su contra y encarcelarlo.


Se sabe que en los días previos a su asesinato, Buendía se preparaba para publicar en su columna Red Privada una serie de investigaciones sobre los nexos de altos mandos del ejército y funcionarios del gobierno con el narcotráfico. ¿Coincidencia? El aforismo es de uso conocido y extendido: en política, las casualidades no existen.


Más allá de la famosa y multicitada caída del sistema en 1988, Manuel Bartlett tiene varias historias que contar y explicaciones que dar. Aun así, a sus 82 años, tendrá nuevamente un puesto de gran relevancia en el gobierno, en una administración que es vista como una esperanza de cambio.


manuel bartlett y un crimen contra la prensa 5Bartlett regresa al gobierno de la mano del "cambio" que promete AMLO. (Foto: El Diario de Yucatán)


“El licenciado Bartlett, desde hace 15 años, ha estado defendiendo la industria eléctrica nacional, por eso decidí proponerlo para ser director de la Comisión Federal de Electricidad”, argumentó apenas este lunes Andrés Manuel López Obrador.


“Es natural que existan las críticas, porque durante muchos años se llevó a cabo una política donde no contaba el pueblo, eran nada más los políticos y los llamados hombres de negocios los que dominaban México. Ahora el gobierno va a representar a todos, a ricos y a pobres”, fue la defensa que hizo de su decisión, ante la avalancha de críticas y protestas por la presencia de un personaje de esa talla en su equipo.


A ver. ¿Un miembro fundamental de aquella época en que “eran nada más los políticos (...) los que dominaban a México” ahora en un gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo? ¿Borrón, cuenta nueva y olvido?



*Las columnas de opinión de CC News reflejan sólo el punto de vista del autor.

Samuel Prieto Samuel Prieto

COMENTARIOS