Este fue el primer planeta en sufrir las consecuencias del efecto invernadero

Ernesto SantillanLunes, 17 de octubre de 2016 16:13

shares
Noticias venus


Venus, también conocido como el “hermano malvado” de la Tierra, es actualmente un planeta inhabitable, cuyas temperaturas al planeta más cercano al Sol, rondan los 462º C y cuya atmósfera es 90 veces más densa que la del planeta donde nosotros vivimos.


venus 1


Sin embargo, un reciente estudio científico presentado frente a la American Astronomical Society Meeting en Pasadena, demuestra que Venus pudo haber tenido un clima templado con frondosas selvas y mares de hasta 2 mil metros de profundidad. Es un planeta con cielos cubiertos por nubes tóxicas de ácido sulfúrico, su superficie es lo suficientemente caliente como para impedir cualquier tipo de vida, hace aproximadamente 715 millones de años, cuando en la Tierra apenas aparecían las primeras bacterias.

Michael Way, uno de los investigadores principales de dicho proyecto asegura que hace millones de años, este planeta, hoy inhabitable, mantenía una temperatura mínima de 11ºC y una máxima de 15ºC. Way menciona que las nubes tóxicas que ahora cubren los cielos de Venus, solían estar cargadas de lluvia al igual que sucede hoy en las zonas tropicales de la Tierra.

Datos como estos han hecho creer a los científicos que Venus y la Tierra, en sus orígenes, fueron planetas muy similares, por lo tanto, no sería ilógico creer que el actualmente planeta más caliente del Sistema Solar, haya podido albergar vida en el pasado.

El estudio que permitió a los científicos llegar a estas conclusiones consistió en realizar una serie de modelos mediante los cuales los investigadores simularon la presencia de agua, calor y la velocidad a la que rotaba Venus hace millones de años. Introdujeron los datos en una computadora que actualmente se utiliza para predecir el clima y obtuvieron estos sorprendentes resultados.

Los datos logrados también permitieron a los investigadores determinar la causa por la cual Venus terminó transformado en un planeta muerto. Todo parece apuntar a que se debió a un efecto invernadero de proporciones catastróficas.

No obstante, la falta de pruebas físicas imposibilita a los científicos diagnosticar la cantidad de agua que tenía y cuándo fue que ésta comenzó a desaparecer y el planeta a convertirse en lo que es hoy.
Además, para poder establecer si existió vida en este planeta, los científicos necesitarían excavar y recolectar evidencia física del suelo de Venus, algo que parece imposible por las condiciones del planeta. Incluso, se tendrían que considerar los recursos económicos necesarios para desarrollar la tecnología capaz de cumplir con la misión.

Al final, podría nunca descubrirse si hay o hubo vida en otros planetas, sin embargo, de lo que podemos estar seguros es que, tarde o temprano, lo mismo que provocó que Venus se convirtiera en un planeta tóxico e inhabitable es lo mismo que está sucediendo hoy en la Tierra.



*Con información de: The Guardian y Agu Journal





ETIQUETAS:
REFERENCIAS:
Ernesto Santillan Ernesto Santillan

COMENTARIOS