¿Por qué la crisis de opioides es una vergüenza nacional en EUA?

Lau AlmarazJueves, 26 de octubre de 2017 20:08

shares
Noticias

Donald Trump declaró emergencia de salud pública la crisis de opioides por la que atraviesa el país.


Au’Driana tenía un año de edad cuando una sobredosis de tranquilizante para elefante mezclado con heroína le quitó la vida. Su mamá la dejó a cargo de su niñera en Pittsburgh, justo en su casa. La policía indicó que la exposición que la pequeña tuvo al carfentanilo, el medicamento para los paquidermos, provocó su muerte.

 

El deceso de Au’Driana se convirtió en parte de la estadística de víctimas por opioides en Estados Unidos, una crisis que hoy el presidente Donald Trump declaró como emergencia de salud pública, misma que arranca la vida a 142 personas al día, según informes de la comisión creada por el propio político para atender este problema.


 *Consumo de heroína en Estados Unidos se dispara. (Foto: BBC)


La crisis de opioides afecta también a aquellos que no padecen una adicción a las drogas de este tipo como sucedió con la pequeña de Pittsburgh. Recientemente se dio a conocer la historia de una familia que adoptó a trece niños abandonados por padres drogadictos. «Hay bebés en el hospital por esta epidemia de heroína que están esperando que una familia pueda cuidarlos y hacerse cargo de ellos», declaró a CNN, Cindy Swafford, la madre adoptiva de estos niños.

 

Aunque Donald Trump haya declarado finalmente la crisis de opioides como emergencia de salud pública, la situación puede que no mejore mucho porque al no considerarla como emergencia nacional, hubiese conseguido que se destinaran nuevos fondos para la lucha en contra de la mayor crisis por opioides que ha vivido Estados Unidos en su historia.


 *Donald Trump declara emergencia de salud pública en Estados Unidos. (Fuente: Univision)


Según The Washington Post, son dos cosas las que sucederán luego de la declaratoria de emergencia de salud pública de Trump. La primera es negativa debido a que, al declararse emergencia de salud pública y no emergencia nacional, la administración no destinará nuevos recursos a esta crisis ni podrá intervenir en la industria farmacéutica para que reduzca precios de algunos medicamentos.

 

La segunda es positiva, pues se cree que las comunidades con crisis económica tendrán acceso a cuidados médicos y a que especialistas se desplieguen en áreas rurales. Según un reporte de la Agencia de Investigación y Calidad de la Asistencia Médica (AHRQ, por sus siglas en inglés), se aseguró que en lo que va del año se recibieron cerca de 3 mil 500 personas por problemas relacionados con los opioides. En 2005 apenas alcanzaron los mil 800 en todo el año.


 *Consumo de heroína líquida. (Fuente: Salud Móvil)


«Se trata de la peor crisis de adicción a las drogas de nuestra historia», declaró Donald Trump quien agregó que «es necesario que entendamos la crisis en toda su complejidad. El año pasado perdimos 64 mil estadounidenses por adicciones a las drogas». Melania Trump, primera dama de Estados Unidos, quiso mostrar empatía por las víctimas de opioides en el país que gobierna su esposo: «Esto le puede pasar a cualquiera. Es muy importante educar a las familias», dijo. «No se trata de gente débil de mente. La adicción a las drogas es una enfermedad, pero con la atención necesaria, la gente la puede superar y continuar con su vida», sentenció Melania.


Podría interesarte:


La crisis de opioides deja más muertos que el narcotráfico en México y la Guerra de Vietnam

Niño de diez años murió por sobredosis de opioides

Lau Almaraz Lau Almaraz

Periodista egresada de la FES Acatlán.

COMENTARIOS