Trocas con cristal, perico y roca: el nuevo business itinerante de Tepito

Regina MendozaJueves, 20 de julio de 2017 14:37

shares
Noticias narcotienditas en tepito

El sol de mediodía se cuela impune por las lonas multicolores de los puestos en Tepito. El sonidero resuena en un loop sin fin, es el himno del barrio bravo, uno de los territorios más feroces de la Ciudad de México. En las tiendas improvisadas, que se arman y se desmantelan con una cautela religiosa, a horas determinadas, se vislumbran objetos para satisfacer casi cualquier necesidad. Amas de casa en busca de trozos de carne generosos, fruta madura, quesos frescos. Los jóvenes se arremolinan alrededor de una manta gastada al ras del suelo, sobre la que han sido acomodados a la perfección pares de tenis "clonados": Adidas, Nike, Reebok, Vans.

Un pequeño grupo de veinteañeros se aproxima a una camioneta de carga. No hay sonido pueril, no es el carrito de los helados. Es una vagoneta que, a primera vista, parece que vende aguas frescas, en contenedores que todos conocimos en El Chavo del 8. Y cuando se aproxima, uno cae en cuenta que no es agua de limón que sabe a jamaica pero es de tamarindo. Son drogas duras: cristal, perico y roca. Como si se tratara de un puesto de dulces en cualquier esquina de la urbe, un par de cartulinas fosforescentes anuncian la mercancía del día, la más cara se da a 300 pesos y la más barata a 100, una ganga tomando en cuenta los precios estratosféricos de los dealers de hoy.

El "Crystal" es la sustancia de 100 pesos, el "perico y roca de segunda" costaba 250, el "perico y roca de primera" a 270 pesos, y el "perico y roca rosa" se eleva hasta los 300. Claro que también había mota, numerada dentro de vitroleros y algo descrito como "Lavada Uva y Coco". Sólo Dios y los compradores asiduos sabrán el significado de la leyenda tropical. Los medios nacionales han atinado en la definición del negocio: "Una 'narcotiendita' itinerante, que, para esquivar a la autoridad, se movía de un punto a otro dentro del barrio.


narcotienditas en tepito 1

*Foto: Conspiraciones Killuminati

El lunes, los policías finalmente desmantelaron el business que tanto había gustado a los comensales. La Secretaría de Seguridad Pública informó que dos jóvenes que guardaban los estupefacientes dentro de los contenedores de líquido y que a la vez estaban ocultos dentro de bolsas de plástico delataron el negocio al huir de inmediato en una motocicleta Yamaha, quizá el medio de transporte (y escape) más popular dentro de las calles nombradas en honor a las profesiones más longevas de México (sombrereros, labradores).

Tras la breve persecución, lograron detener a uno de ellos, el joven identificado como Julio Alberto 'N'. Cuando se hicieron con las bolsas, los policías, que tal vez imaginaron toparse con fayuca artículos pirata, hallaron 15 kilogramos de marihuana, más de 50 pastillas psicotrópicas, ácidos y una báscula digital para pesar con exactitud la sustancia solicitada, como cuando se pesa un kilo de queso de puerco.

Aunque es sabido que Tepito es uno de los imperios de las 'narcotienditas' en la CDMX, esa nueva forma de vender y de trasladarse por las calles buscando compradores de psicotrópicos apenas empieza a popularizarse. Es cuestión de tiempo que alguien más herede el negocio cínico y descarado. Pero los habitantes del hood ya no se sorprenden con ninguna de las nuevas modalidades del narcotráfico. Siguen su curso, se detienen apenas para observar la detención y siguen andando para comprar la res para el mole de olla que servirán a la hora de la comida.


narcotienditas en tepito 2

*Foto: El Gráfico.


*


Podría interesarte:


Así es como narcomenudistas venden estupefacientes a la vista de todos en CU.


El narcomenudeo, un negocio familiar en la Ciudad de México.

ETIQUETAS: Drogas narcotráfico
REFERENCIAS:
Regina Mendoza Regina Mendoza Editora

Me hubiera gustado nacer en el norte y ser trapstar.

COMENTARIOS