La transexualidad ya no será enfermedad, se convertirá en "incongruencia de género", según la OMS

Cultura ColectivaJueves, 2 de febrero de 2017 10:28

shares
Noticias incongruencia de genero oms



En pleno siglo XXI y cuando la humanidad cada vez más se va abriendo a conocer y entender más acerca de las preferencias sexuales y de convivencia social de cada persona y donde cada vez más organizaciones unen esfuerzos para trabajar en pro del respeto a todos sin importar sus decisiones personales, la Organización Mundial de la Salud decidió considerar a la transexualidad una “incongruencia de género”.

En el 2018 la Organización Mundial de la Salud (OMS) publicará una actualización de su Clasificación Internacional de Enfermedades y decidió que la transexualidad dejará de ser considerada un trastorno diagnosticable que necesita tratamiento, pero seguirá apareciendo en su clasificación.

Estará inscrita en un capítulo dedicado a “trastornos de la personalidad y el comportamiento”, dentro del subcapítulo “trastornos de la identidad de género”, el cual contiene una lista llamada “condiciones relativas a la salud sexual”, en donde la transexualidad será clasificada como una “incongruencia de género”.

“Se barajó la posibilidad de eliminarlo de la lista, pero muchos países sólo cubren con las políticas públicas los que está mencionado en la clasificación”, declararon fuentes de la OMS a la agencia EFE. “Así que se ha decidido colocarlo en un lugar menos estigmatizante”.
Esta actualización, llamada CIE-11 sustituirá a la CIE-10, la cual está vigente desde 1990 cuando la homosexualidad salió definitivamente de la lista de enfermedades de la OMS.
Esta decisión fue un triunfo a medias para los colectivos y organizaciones que trabajan en pro de los derechos y el respeto de las personas no heterosexuales; para ellos es un avance que la transexualidad ya no sea considerado un trastorno, pero el término de “incongruencia de género” resulta igual de estigmatizante.

“Nos sacaron del grupo de enfermedades mentales, eso es muy bueno”, reconoció Mar Cambrollé, presidenta de la Plataforma por los Derechos Trans en España. “Pero siguen situando a las personas trans en una inferioridad validad desde la comparativa de lo que es congruente y lo que no”.
La actualización CIE-11 incorporará las “incongruencias de género” en el capítulo de “condiciones relativas a la salud sexual” junto a otros conceptos como las “disfunciones sexuales” y los “trastornos relacionados con dolencias sexuales”.

El cambio en el Catálogo de Enfermedades de la OMS es definitivo y se publicará en el 2018, aunque la propia organización reconoce que tardará uno o dos años más en comenzar a aplicarse.
En la CIE-10, el concepto de transexualidad era “un deseo de vivir y ser aceptado como miembro del sexo opuesto, por lo general acompañado de malestar o desacuerdo con el sexo anatómico, y de deseo de someterse a tratamiento quirúrgico u hormonal para hacer que el propio cuerpo concuerde los más posible con el sexo preferido”.

A partir del 2018, la definición que los OMS le dará a la transexualidad será: “una incongruencia marcada y persistente entre el género experimentado del individuo y el sexo asignado, que a menudo conduce a un deseo de ‘transición’ para vivir y ser aceptado como una persona del género experimentado a través del tratamiento hormonal, la cirugía u otras prestaciones sanitarias para alinear el cuerpo, tanto como se desee y en la medida de lo posible. El diagnóstico no puede asignarse antes del inicio de la pubertad. El comportamiento y las preferencias de género por sí solas no son una base para asignar el diagnóstico”.

Así que, según la OMS, la transexualidad sigue siendo una condición que merece un “diagnóstico” médico y aunque dejó de ser un trastorno mental, ahora la encasillaron como algo meramente sexual, sin importar que detrás de esa elección existen factores culturales, sociales y meramente personales que no tienen por qué estar dentro de un catálogo de enfermedades ni ser considerados una “incongruencia”.

*

Podría interesarte:

La enfermedad de transmisión sexual que portan la mitad de los hombres.

Dinamarca, el primer país en eliminar la transexualidad de la lista de enfermedades mentales.

Cinco estadísticas reveladoras sobre la difícil situación de la comunidad transgénero.





ETIQUETAS: diversidad sexual
REFERENCIAS:
Cultura Colectiva Cultura Colectiva

COMENTARIOS