¿Qué crees? Tu título universitario no servirá para nada

Cultura ColectivaViernes, 28 de octubre de 2016 15:14

shares
Noticias titulo universitario



¿Cuánto tiempo tardaste en terminar tu carrera? Y si aún la estudias, ¿cómo te ha ido con trabajos finales y todo lo que implica ser alumno de cualquier universidad? Sin duda es un esfuerzo que, al final, creemos que valdrá la pena. ¿Qué pasaría si te digo que el título universitario no sirve para nada?

La mayoría de las universidades van a desaparecer, sólo lograrán sobrevivir las de mayor prestigio, como Harvard o Standford. Esto afirma David Roberts, experto en innovación, quien fue entrevistado por El País y explicó porque los títulos universitarios se volverán obsoletos en un futuro no muy lejano.

David Roberts es miembro de la Singularity University, un instituto que ha mandado al olvido el método de certificar a sus alumnos con títulos. Está enfocada en formar líderes que se vuelvan capaces de innovar pensando en darle solución a los grandes retos del planeta.

Proveer de alimento y agua potable a toda la población, desarrollo de energía sustentable, cuidado del medio ambiente y garantizar la educación para todos.

En la entrevista que le realizó El País, Roberts reconoce que la educación universitaria tradicional y los títulos son un gran negocio de las instituciones y los gobiernos, por lo que se antoja complicado que ambos, por voluntad propia, quieran cambiar ese modelo.

Aunque él insiste que el modelo universitario tradicional tiene la gran falla de hacer que los conocimientos que se adquieren durante la carrera queden obsoletos durante los cuatro o cinco años que tarda un alumno en concluir su carrera.

Es por que que David Roberts afirma que los créditos y títulos universitarios ya no tienen razón de existir y no sirven para nada.

Su opinión sobre la educación actual es que está rota, el modelo educativo es obsoleto desde hace años, porque nació desde la época de las colonias inglesas, donde les interesaba formar a personas que supieran hacer cálculos matemáticos y pudieran escribir lo que hoy conocemos como literatura inglesa. Hoy eso ya no tiene sentido, porque las necesidades humanas han cambiado.

La Singularity University busca ayudar a sus alumnos a tener vidas gratificantes y agradables. Con los modelos actuales, que están controlados por los gobiernos, esto se vuelve casi imposible para la mayoría.

Roberts también cree que la idea de aprender muchas cosas sólo por si algún día hacen falta, es totalmente absurda. Él considera que debería sustituirse el término de “educación” por el de aprendizaje. De esta forma las personas adquirirán conocimientos según sus intereses y, principalmente, sus necesidades.

Ante la preocupación de que algún día los robots terminarán con todos los trabajos realizados por los humanos, David Roberts opina que esto no afectará el mercado laboral, sólo se renovará.

Siempre habrá tareas que no debemos permitir que los robots realicen, como labores en la milicia, como alcaldes, como responsables de la justicia. Más que preocuparse por que los robots nos quiten trabajos, deberían enseñar a la gente a decidir que tareas quieren que hagan por nosotros y cuáles otras queremos seguir realizando, pero de una mejor forma.

Es por eso que toma mayor importancia la idea de crear líderes especializados que se atrevan a innovar para combatir necesidades y, al mismo tiempo tener una fuente inagotable de empleos.

Por último, el experto concluye afirmando que el gran error de las universidades y del modelo educativo es que enseñan a las personas a ser contratadas. Esto implica que no ganarán la cantidad de dinero que quisieran. El modelo debería estar enfocado en enseñarle a las personas lo que necesitan y les interesa y además ayudarlos a innovar y crear empleos.
Y para esto, afirma, el título universitario no sirve para nada.

El futuro siempre es incierto, pero el análisis de este experto resulta acertado en cuanto al cambio de necesidades, el cambio en la forma de pensar y en lo obsoleto que resulta el actual modelo educativo de las universidades.

Después de todo muchas personas se vuelven especialistas en las labores que desempeñan, con o sin certificación, y el título universitario sólo se convierte en un objeto que no tiene la más mínima importancia.


*Con información de El País





ETIQUETAS: educación
REFERENCIAS:
Cultura Colectiva Cultura Colectiva

COMENTARIOS