Una de las tradiciones más respetadas en Japón es… la siesta

Manuel GonzalezMartes, 20 de diciembre de 2016 8:31

shares
Noticias inemuris



La cultura japonesa es muy diferente de la que conocemos en el mundo occidental. Solemos asociar a los nacidos en la isla una imagen de obsesión con respecto al trabajo.
Creemos que son exagerados para realizar sus labores. Incluso llegan noticias desde el otro lado del Pacífico de que hay japoneses que mueren por exceso de horas extra.

Pero no todo es necesariamente verdadero. A pesar de que, efectivamente el ritmo de las grandes ciudades, principalmente Tokio, es igual de agitado que otras grandes urbes, la Nación del Sol Naciente mantiene ciertos hábitos que podrían resultar contradictorios con ello.

Inemuri es la palabra que se usa para describir las pausas que las personas se toman para descansar. Es una especie de “tiempo para la siesta”, que puede realizarse desde el transporte público hasta el trabajo, la escuela o cualquier lugar lo suficientemente cómodo.

Pero para los japoneses, el inemuri no es una siesta. Su concepto de descanso es diferente que el nuestro: la raíz de la palabra quiere decir estar presente para el caracter “I”, y sueño para “nemuri”. Significa que los que toman su tiempo de descanso pueden volver a la normalidad en cualquier momento y sin necesidad de “desperezarse”.

Los japoneses duermen por la noche un promedio de seis horas y media, uno de los más bajos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), pero tienen un tiempo muy largo –pueden tomar descansos de cinco minutos hasta de una hora– durante diferentes momentos del día. Así compensan, de manera saludable y eficiente, sus horas de sueño.

Las empresas empiezan a permitir Inemuris, aunque no tan largos: lo más común en una compañía avecindada en Tokio, por ejemplo, permite hasta media hora diaria a escoger entre la una y las cuatro de la tarde.

Pero, a diferencia de otros países, en Japón la siesta, incluso en el transporte público, no está mal vista. De hecho, se considera cada vez más como una virtud de las personas diligentes y responsables. Tampoco está mal visto hacerlo en lugares públicos. No es tan difícil avistar a una persona dormida en un parque o en las bancas del centro comercial.

Incluso hay empresas que instalan colchones o sillones de gran tamaño en puntos claves de la ciudad, para rentarlos a los trabajadores de la zona que quieren tomar una siesta mucho más completa.
En Japón, querer dormir no es visto como un gesto de debilidad.

*

Podría interesarte:

El país donde están enseñando a sus ciudadanos a ir al baño.

El video que exhibe la crueldad animal que se vive en México y además está permitida.





ETIQUETAS:
REFERENCIAS:
Manuel Gonzalez Manuel Gonzalez

COMENTARIOS