Noticias

Rubén Bonifaz Nuño, el amor se concentra en la palabra

“He detenido la respiración”, de El manto y la corona (1958) He detenido la respiración para sentir si tú respiras. A la vez has quedado tan presente y lejana.Eterna casi.Fuera del tiempo, sola, sin moverte.Y me llenó el terror inconteniblede que te hubieras ido;de que te hubieras muerto en sueños, y me hubieras dejado entre

CC News

“He detenido la respiración”, de El manto y la corona (1958)

He detenido la respiración
para sentir si tú respiras.

A la vez has quedado tan presente y lejana.
Eterna casi.
Fuera del tiempo, sola, sin moverte.
Y me llenó el terror incontenible
de que te hubieras ido;
de que te hubieras muerto en sueños,
y me hubieras dejado entre los brazos
sólo una imagen clara,
un simulacro tibio, una perfecta
máscara tuya con los ojos cerrados.

Pero aquí está de nuevo
como una flor brotando, como el alma
de una rama florida,
dulce, otra vez tu aliento dulce.

Y en medio de un placer que de tan tierno
me acongoja,
de un sobresalto que me empequeñece,
de una paz en tumulto que me ahoga,
vuelvo a ser, y te miro.
Vives. Estás dormida.

Un temor sin objeto,
una sorpresa temerosa
te toma de repente, te sacude
desde los pies hasta la nuca.

¿Oyes, acaso, en sueños,
que te busca una voz desamparada;
sientes, durmiendo, que no es justo
que tú descanses, mientras alguien
trabaja, mientras alguien se consume
de enfermedad, mientras alguno,
que tú pudiste amar, está muriendo?


En noviembre de 1923, en Córdoba, Veracruz, nació el hombre que haría de la poesía su patria. Rubén Bonifaz Nuño fue poseedor de lo mejor de los mundos que conocía, y hacía propios; fue un hombre universal que desbordaba su conocimiento hacia los demás, sin afán de superioridad, sino “con la convicción de que la humanidad es la forma suprema y única del orgullo”.

Rubén Bonifaz Nuño creció en Chiapas, pero sería en la ciudad de México donde haría vibrar su nombre; hizo estudios en Derecho en la Escuela Nacional de Jurisprudencia, y, posteriormente, dedicaría sus esfuerzos y virtudes en la máxima casa de estudios, donde cursó una maestría y un doctorado en Letras Clásicas. Haría de las letras una forma de vivir desde todos los frentes: la docencia, la investigación y la difusión de la cultura.

Del poeta veracruzano se recuerda su memoria prodigiosa que lo mismo lo hacía memorizar la ley que el latín, y este conocimiento derramado sobre las cabezas de sus coetáneos empapó su propia figura en la memoria cultural mexicana. Bonifaz Nuño fue un humanista, poseedor de la verdad que otorga la palabra y un hombre enraizado a su herencia indígena, aunque su mayor virtud fue ser universal. Su formación como poeta se vio complementada con un amplio conocimiento de la cultura occidental. Fue un clasicista pero, también, un domador de la palabra popular. Le llamaron el poeta del amor.

Sus aportaciones en el terreno académico comprenden la fundación del Instituto de Investigaciones Filológicas, en el que fue investigador y director; fue profesor de la Facultad de Filosofía y Letras, director general de Publicaciones; encabezó la Coordinación de Humanidades, en la que ejerció un papel importante en la creación de centros de investigación filológica y fue miembro de la Junta de Gobierno de la Universidad.

Don Rubén fue, además, traductor, aunque poeta antes que otra cosa; fue un gustoso de la cultura grecolatina, de sus poetas, la que documentó en español para su entendimiento en nuestro país; dirigió la colección bilingüe Bibliotheca Scriptorum Graecorum et Romanorum y llamaba a sus traducciones: versiones rítmicas. De su labor en este oficio despunta su vena ensayística en los prólogos de sus traducciones, los que más tarde se convertirían en libros.

 Su formación en la escuela clásica, su instinto poético, su amor por las letras y su acercamiento al popularismo lo hizo un hombre de varias voces, una de las más trascendentales de las letras hispanoamericanas modernas. Prefería la poesía como medio de expresión, fue “un maestro de la forma y un conocedor de los pliegues del corazón humano”. La ironía fue en la obra de Bonifaz Nuño concepto y definición; la hizo cualidad intrínseca del hombre; decía, era una forma de heroísmo con la que se aprende a reírse de sí mismo y del mundo.

Sobre su obra poética, es uno de los representantes de la palabra para los enamorados. Bonifaz Nuño concilia lo mejor de la palabra escrita con el rigor clásico, la expresión popular y un sentimiento de libertad que lo volvió un poeta quien incubó el amor. De su poesía, Alí Chumacero y el recientemente fallecido José Emilio Pacheco apuntaron: “[…] El idioma dócil y tenso se ciñe con la misma precisión al canto de la cólera o la ternura, la esperanza o la melancolía, el amor o la soledad sin remedio”.

Rubén Bonifaz Nuño recibió un sinfín de galardones, entre ellos: el Premio Nacional de Letras (1974); la Orden del Mérito de la República Italiana en grado de Comendador (1977); diploma de honor del XXXII Congreso Capitolino de Roma (1981); Premio Latinoamericano de Letras “Rafael Heliodoro Valle” (1981); el doctorado Honoris Causa por la Universidad de Colima (1984); el Premio Internacional Alfonso Reyes (1985); el premio “Jorge Cuesta” (1986) y el doctorado Honoris Causa por la Universidad Nacional Autónoma de México (1985). Desde 1963 es miembro de la Academia Mexicana de la Lengua, y a partir de 1972, de El Colegio Nacional. Es investigador nacional, investigador emérito de la UNAM y Premio Universidad Nacional en Investigación en Humanidades (1990).

Su obra poética se concentra en: La muerte del ángel (1945), Imágenes (1953), Los demonios y los días (1956), El manto y la corona (1958), Canto llano a Simón Bolívar (1958), Fuego de pobres (1961), Siete de espadas (1966), El ala del tigre (1969), La flama en el espejo (1971), Tres poemas de antes (1978), As de oros (1981), El corazón de la espiral (1983), Albur de amor (1987), Pulsera para Lucía Méndez (1989), Del templo de su cuerpo (1992), Trovas del mar unido (1994) y Calacas (2003).

Rubén Bonifaz Nuño falleció el 31 de enero de 2013 a los 89 años de edad.

“Centímetro a Centímetro”

Centímetro a centímetro
—piel, cabello, ternura, olor, palabras—
mi amor te va tocando.

Voy descubriendo a diario, convenciéndome
de que estás junto a mí; de que es posible
y cierto; que no eres,
ya, la felicidad imaginada,
sino la dicha permanente,
hallada, concretísima; el abierto
aire total en que me pierdo y gano.

Y después, qué delicia
la de ponerme lejos nuevamente.
Mirarte como antes
y llamarte de ‘usted’, para que sientas
que no es verdad que te haya conseguido;
que sigues siendo tú, la inalcanzada;
que hay muchas cosas tuyas
que no puedo tener.

Qué delicia delgada, incomprensible,
la de verte de lejos,
y soportar los golpes de alegría
que de mi corazón ascienden
al acercarme a ti por vez primera;
siempre por vez primera, a cada instante.
Y al mismo tiempo, así, juego a perderte
y a descubrirte, y sé que te descubro
siempre mejor de como te he perdido.

Es como si dijeras:
‘cuenta hasta diez, y búscame’, y a oscuras
yo empezara a buscarte, y torpemente
te preguntara: ‘¿estás allí?’, y salieras
riendo del escondite,
tú misma, sí, en el fondo; pero envuelta
en una luz distinta, en un aroma
nuevo, con un vestido diferente.

 

Hallan el cuerpo de Angélica María luego de dos días desaparecida.

Encuentran sin vida a Angélica María, joven albañil desaparecida el 18 de marzo; familia exige justicia.

Magnolia desapareció luego de salir de su casa rumbo a su trabajo en una obra, lugar en donde dos días después fue hallado su cuerpo enterrado.
Lizbeth García
Reclaman a extranjera pasear con sus perros sin corea en CDMX

Reclaman a extranjera por pasear a sus perros sin correa en CDMX; reacción divide opiniones

La discusión entre ambas terminó con la contundente frase de la joven, 'si estás en México debes hablar español, o regresa a tu país', lo cual dividió opiniones en las redes.
Lizbeth García
Enmascarado gangoso

Muere el entrañable ‘Enmascarado Gangoso’ de Cero en Conducta

Jorge Ortíz de Pinedo fue quien dio a conocer la muerte del comediante que dio vida al 'Enmascarado gangoso' en Cero en Conducta.
Javier Cisneros
joven muere durante examen, acusan negligencia

‘Se estaba poniendo azul y nos prohibieron movernos’: Muere joven durante examen; acusan negligencia

Según testigos, los maestros no permitieron que los jóvenes auxiliaran a su compañero, por lo que estuvo agonizando por varios minutos antes de ser atendido.
Lizbeth García
asteroide

Un asteroide llamado ‘asesino’ pasará entre la Tierra y la Luna este fin de semana

Un asteroide llamado 'asesino de ciudades' pasara muy cerca de la tierra y la luna este fin de semana; podrá verse en vivo.
Javier Cisneros

Muere militar hondureño en México tras la explosión de un buque

Wilmer Muñoz perdió la vida tras la explosión de un buque en Puerto Cortés.
Miguel Fernandez