¿Tus ligues de Tinder son reales o son sólo bots estafándote?

Regina MendozaViernes, 5 de agosto de 2016 5:40

shares
Noticias robo de datos



Se cree que cuando ligamos y lanzamos frases ensayadas de cortejo en Tinder, los receptores son personas reales y genuinamente interesadas en conocernos. Inmersos en tiempos tecnológicos, un toque en la pantalla del celular puede definir nuestro futuro, el destino de nuestros datos personales y también de nuestro dinero. 

LOS BOTS

La tecnología es tan prolífera que los delincuentes acceden a ella buscando nuevos nichos monetarios. Estafadores virtuales ahora llegan a Tinder en forma de bots y nos hacen pensar que son parejas potenciales. Abren conversaciones con frases inocentes, enganchadoras: la promesa de conseguir algo bueno en Tinder es la marca en sí. 

En épocas de elecciones de parejas por catálogos virtuales: ¿cómo saber si en realidad estás ligando con estafadores cibernéticos si todos los bots parecen ser “personas reales”?

¿CÓMO LO LOGRAN?

La identidad sí importa y todo se justifica con el objetivo de legitimar. Con la falsa oferta de verificar si eres la persona que dices ser o no, en nombre de Tinder los ciberdelincuentes solicitan tus datos personales. Al dar click al “enlace de verificación” de la página, que aparentemente hará que ligues de forma más segura, te destinan a sitios web con contenido erótico.

Estos sitios de verificación falsos  recolectan tu información personal y datos específicos en formas de pago (tipo de tarjeta, banco, número bancario, etc.) para comprar membresías que los suscriban a sitios de videos para adultos o web cams. 

Finalmente te ofrecen una prueba gratis por algún tiempo y, como casi siempre pasa, los usuarios se inscriben y se olvidan de cancelarla tras ese periodo de prueba. De esta manera les comienzan a cobrar una tarifa mensual a su tarjeta de crédito y muchas veces no se dan cuenta. 

Y sí, sí vas a ver mujeres en paños menores pero en el camino ya te robaron tu dinero y el trámite de seguridad y confianza que te pidieron, pues resultó ser sólo una estafa. En total, los falsos portales cobran tarifas mensuales de alrededor de 120 dólares.

VERIFICACIÓN DE LIGUES

Es bien sabido que la verificación da más confianza a los usuarios para continuar con las navegaciones que a la mayoría de por sí ya avergüenzan de entrada. Como sucede en redes como Twitter y Facebook, las cuentas de celebridades o personajes públicos (y ahora también las del público en general) son verificadas previamente para confirmar su identidad.

Con Tinder pasa lo mismo y los usuarios piensan que, como los personajes del espectáculo, por lo menos están dando bien el primer paso al autenticarse. La confusión surge porque Tinder también ofrece un proceso de verificación propio y auténtico, pero no todos tienen acceso a él: solo las celebridades y “figuras notables” lo pueden solicitar.

Aunque las “autoridades” de Tinder han asegurado que ellos aún no solicitan verificación ni ese tipo de datos tan específicos, tampoco sugieren que den click a ninguna página web (mucho menos si son de contenido erótico o para adultos).  

SEGURIDAD VS CITAS

No por ser fácil y accesible la tecnología queda exenta de inseguridades. Los usuarios de esta y otros tipos de apps que involucran el contacto entre personas han cometido el error de no leer con detenimiento los términos de servicio. Incluso, en el portal de Tinder y en otros medios se ha solicitado que, de hallar este tipo de perfiles, se reporten de inmediato dentro de la misma aplicación.

El objetivo primordial al usar esta app es ganar citas, así que si la persona con la que has estado hablando tanto tiempo te solicita verificar cualquier cosa, seguramente lo harás. Sus intenciones de seguridad parecen nobles e incluso te inspiran mucho más confianza.

Incluso, según explica “Tech Crunch”, los falsos ligues te dicen que es algo normal, que es una nueva modalidad de la aplicación para saber si la persona con la que te quedaste de ver es de confianza. Los asesinos, secuestradores y pervertidos están por todos lados: así que vale la pena hacerlo.

Incongruencias tecnológicas de todo tipo: lo que en apariencia parece ser un sistema de verificación es en realidad un sistema de estafas y robo de datos. Los que parecen ser tus próximas parejas y citas son sólo bots que quieren dinero. La tecnología es tan cercana a nosotros pero a la vez tan incomprensible, inmodificable, que nos somete a este tipo de peligros virtuales. 

*Fuentes: Tech Crunch, El Universal. 

ETIQUETAS: Internet
REFERENCIAS:
Regina Mendoza Regina Mendoza

COMENTARIOS