Canibalismo y otras barbaries: así son los rituales de iniciación en los cárteles mexicanos

Lau AlmarazJueves, 20 de julio de 2017 22:06

shares
Noticias rituales de iniciacion en carteles mexicanos

Tamales, pozole, tostadas. Cada uno de los platillos típicos mexicanos que se sirven en las celebraciones del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) son elaborados de manera minuciosa. La ocasión lo amerita pues darle la bienvenida a los nuevos integrantes de su célula no es cualquier cosa.

La carne es lo más importante en estos platillos y su cuidado es extremo, pues es carne humana la que están por servir. Las víctimas de los integrantes de este cártel no terminan quemados, tirados en un barranco o en fosas clandestinas: su destino está en el estómago de la misma persona que lo asesinó.

Los jóvenes que se inician como elementos del CJNG comen carne humana como parte de un ritual de bienvenida que los introduce al mundo del narcotráfico en México. El reclutamiento incluye su consumo y el proceso es, a todas luces, aterrador.

rituales de iniciacion en carteles mexicanos 1

Rituales de iniciación en carteles mexicanos. *Fuente: Infobae.

A finales de junio, doce integrantes del CJNG fueron detenidos en Villahermosa, Tabasco, como presuntos responsables del asesinato de cinco personas, tres de ellas fueron decapitadas.

Entre los detenidos se encontraron dos menores de edad que narraron cómo, tras ser reclutados por el cártel, fueron obligados a comer carne humana, una versión confirmada por el titular de la Fiscalía General de Tabasco, Fernando Valenzuela Pernas.

Los dos menores de edad, de 16 y 17 años respectivamente, declararon que después de torturar a una de sus víctimas, lo descuartizaron y lo guardaron en un refrigerador para irlo consumiendo poco a poco. Primero tomaban los brazos y luego las demás partes del cuerpo.

rituales de iniciacion en carteles mexicanos 2

Rituales de iniciación en carteles mexicanos. *Fuente: Vértigo Político.

Alrededor de los ritos de iniciación hay demasiados mitos que todavía no logran ser comprobados así que esta es la primera vez en la que los niños o adolescentes sicarios dan este tipo de declaraciones tras ser detenidos.

“Hasta ahora, ninguno de los niños sicarios con los que hemos trabajado había dado algún testimonio similar”, dijo Juan Martín Pérez, director de la Red por los Derechos de la Infancia (Redim). “Sabemos de varias experiencias en las regiones del país, pero no hemos logrado documentar los testimonios por riesgos de seguridad para los adolescentes”.

Las versiones sobre el consumo de carne humana por parte de los cárteles rondan desde el surgimiento de Los Zetas. Muchos decían que Heriberto Lazcano, “El Lazca”, gustaba de comer guisados elaborados con la carne de sus víctimas.

rituales de iniciacion en carteles mexicanos 3

Rituales de iniciación en carteles mexicanos. *Fuente: Infobae.

Un dantesco testimonio de Juan Sánchez Limón, preso de la cárcel de alta seguridad de Puente Grande, Jalisco, indicaba que el proceso para consumir la carne no era ni fácil ni para cualquiera.

“Tenían que bañar a la víctima a conciencia. Se le rasuraba todo el cuerpo y dejaban que se desestresara dos o tres horas antes de ser asesinado”, narró Sánchez Limón al periodista mexicano J. Jesús Lemus Barajas. “Hasta se les daba una botella de whisky para que se relajaran todavía más. La muerte debía ser rápida para que no segregaran adrenalina y así la carne no se pusiera amarga ni dura”.

La versión que dan las autoridades al respecto después del inicio de las investigaciones, es que el propósito de esta práctica sea formar sicarios más sanguinarios, más despiadados, más agresivos. La sangre fría con la que matan parece no serles suficiente, ahora se comen a sus víctimas y el siguiente paso siempre causará incertidumbre.


Podría interesarte:


Muere en enfrentamiento "El Ojos", líder del Cártel de Tláhuac

Trocas con cristal, perico y roca: el nuevo business itinerante de Tepito


ETIQUETAS: crimen organizado
REFERENCIAS: Infobae Debate
Lau Almaraz Lau Almaraz

Periodista egresada de la FES Acatlán.

COMENTARIOS