Reyna Montoya, la dreamer mexicana en la lista de los más influyentes de Forbes

Gustavo PinedaLunes, 27 de noviembre de 2017 16:13

shares
Noticias

Reyna Montoya es dreamer, mexicana y se encuentra en la lista de las jóvenes más influyentes de Estados Unidos de la revista Forbes.

Reyna E. Montoya es una dreamer mexicana de 27 años de edad que tiene un gran sueño, ver a miles de familias indocumentadas sin miedo a terminar separadas por culpa de las leyes de inmigración en los Estados Unidos.

 

Como emprendedora con impacto social, Montoya fundó en 2016 la organización Aliento, un colectivo de jóvenes quienes invierten en el bienestar, la curación emocional, el arte y el desarrollo de nuevos líderes que mejoren las desigualdades en el sistema migratorio auspiciado por el presidente, Donald Trump

 

Su constante lucha social y defensa de los migrantes generó una inclusión en la lista Forbes ’30 Under 30 en la sección de emprendedores sociales 2018, una categoría que premia a las mentes brillantes que aprovechan las nuevas tecnologías para salvar a sus comunidades y al mundo.


Reyna es una emprendedora social que ocupa un lugar en la lista '30 Under 30 entre los líderes más influyentes de los Estados Unidos. (Foto: Forbes)


En entrevista para Cultura Colectiva Noticias, Montoya expresó mucha emoción tras recibir un galardón en la misma categoría que recibió en 2016 la premio Nobel de la Paz, Malala Yousafzai.

 

«Fue una sorpresa muy grata, lo más sorprendente fue la ironía del momento político que vivimos actualmente. Por un lado tenemos una administración que se niega a ver las contribuciones que tenemos como inmigrantes en este país y del otro lado, tenemos a una revista muy famosa que me vio. Este es un logro para la comunidad, no mío. Tenemos una comunidad muy talentosa y estamos haciendo caminos para las siguientes generaciones».

 

Reyna emigró a los 13 años desde Tijuana, y su lucha contra la cacería de migrantes busca cambiar el odio por arte entre la comunidad. (Foto: Facebook)


Oriunda de la ciudad de Tijuana, Baja California, Reyna a los diez años migró a Nogales para cruzar constantemente entre dos países por motivos familiares, hasta terminar viviendo en la ciudad de Gilbert, Arizona.


«Migrar para los Estados Unidos, y cruzar durante tres años fue difícil. Hasta que finalmente a la edad de 13 años pude residir en los Estados Unidos después de vivir entre dos mundos».


VIDEO


La batalla de Reyna se debe comprender bajo la promulgación en 2010 de la ley SB1070 de Arizona, conocida en Estados Unidos como una de las reformas más agresivas contra los migrantes a nivel estatal. Dicha acción legislativa da poderes a las autoridades estatales para interrogar a toda persona que parezca inmigrante y criminalizarla por no tener documentos para iniciar un proceso de deportación.


Una de las víctimas de esta feroz reforma, también conocida como ley del odio, fue el papá de Reyna.

 

«En 2012 mi papá fue detenido por cuestiones de inmigración, estuvo en un centro de detención por casi nueve meses, fueron días muy difíciles. Eran muy pocas veces que podía hablar con él, sólo por teléfono y con un límite de 15 minutos. Tenía que ver a mis hermanitos de decirles “no sé cuando regresará papá”».



Esa terrible experiencia familiar provocó que Reyna se involucrara más en la defensa de los migrantes.


«Yo ya estaba involucrada en el movimiento de los dreamers para pelear por nuestros derechos. Ya había aprendido mucho para luchar por mi comunidad, entonces con esa experiencia y con ayuda de mis colegas logré conseguir un abogado para mi papá, realizar conferencias de prensa para asegurarnos que la gente supiera que era injusto que lo deportaran».


Ese aspecto emocional despertó en Reyna la cimentación y las bases de la organización Aliento, un colectivo que da apoyo psicológico, artístico, jurídico e integral en los miles de casos donde las autoridades separan a las familias por la banalidad de unos papeles que acrediten el estatus migratorio de las personas.


«Para mí fue muy importante poder imaginarme en un lugar donde pudiéramos procesar como personas inmigrantes toda esa incertidumbre de no saber del futuro, angustia y estrés por no saber si volverás a ver a tu familia otra vez, por eso quise fundar Aliento».


 

En Aliento, los dreamers ayudan a familias de inmigrantes a superar su dolor tras una deportación de un ser querido mediante tres programas fundamentales.


«Trabajamos mucho con padres de familia y con aliados, aquellas personas que no son indocumentados pero quieren apoyar. El primer programa es de arte y sanación, donde hacemos noches bohemias y talleres para que las familias puedan procesar y expresarse de manera libre».


El segundo es de organización comunitaria, donde enseñan sobre las leyes y pólizas que les impactan y cómo lidiar con ello,. Finalmente, el último programa es de desarrollo de liderazgo, donde los jóvenes pueden continuar capacitándose como los líderes comunitarios que son.



Actualmente Reyna y su equipo de trabajo forman parte del proyecto Vote 4 Dream, una campaña que une a líderes sociales, religiosos, dreamers, educadores y aliados para llevar a los congresos una solución sobre la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés), una política que amparaba a unos 750 mil inmigrantes para continuar sus estudios y obtener permisos temporales de trabajo, licencias de conducir, números de seguro social y que fue eliminada por el mandatario estadounidense.


Podría interesarte:

"EUA perdería más de lo que ganaría México" si Trump expulsa a los 800 mil dreamers


ETIQUETAS: Estados unidos Migración
REFERENCIAS:
Gustavo Pineda Gustavo Pineda Periodista

Muy Guerrerense, Michoacán me adoptó en el 2008, pasé por las llamas del Edomex y llegué al paraíso de la CDMX.

COMENTARIOS