La reunión entre Maduro y Putin, el preámbulo de una guerra energética y económica

Vicente RendónMartes, 3 de octubre de 2017 19:12

shares
Noticias reunion de maduro con putin

Desde hace meses el gobierno de Venezuela ha estado bajo el escrutinio internacional por parte de varias naciones que ven con malos ojos cómo el presidente Nicolás Maduro se inventa leyes, por medio de la represión, para reformar su Constitución e incrementar sus poderes legislativos. Uno de los países que más ha criticado la falta de democracia en el país sudamericano es Estados Unidos, quien ya tomó medidas al respecto.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmó el pasado 25 de agosto una orden ejecutiva donde se imponían, por primera vez, sanciones financieras sobre el gobierno de Maduro. Estas medidas prohíben las negociaciones sobre nuevas emisiones de deuda y de bonos por parte del gobierno de Venezuela y de la petrolera estatal PDVSA.


reunion de maduro con putin 1

*Foto: Resistencia Venezuela

Ante esas duras sanciones por parte del gobierno de Trump, Venezuela pareció estar despreocupado al asegurar que les hará frente «con el respaldo de Rusia, China y la India», los principales rivales económicos de Estados Unidos.

«Rusia, China y la India son nuestros tres grandes amigos que tenemos en el mundo y los tres grandes aliados que se vislumbran en todo el siglo XXI y más allá», indicó Nicolás Maduro el 22 de julio en el Consejo Nacional de Economía Productiva.

Claro que Venezuela ha resultado ser todo un dolor de cabeza para los Estados Unidos pues, como si se tratara de la Guerra Fría, Rusia ha estado incursionando en un país que ha levantado la voz contra los norteamericanos. La intensión que tenía Trump y su gobierno con las sanciones es que el gobierno venezolano se quedara sin financiamiento, algo que Rusia se ha pasado de largo en los últimos meses.


reunion de maduro con putin 2

*Foto: Panorama

Apenas el 9 de septiembre Rusia anunciaba una nueva renegociación de la reestructuración de la deuda de Venezuela. Al día de hoy Moscú se ha convertido en el prestamista más fuerte del país sudamericano, al que le han concedido ocho mil 800 millones de dólares en créditos.

Unos dos mil 800 millones de esa cifra, según la última reestructuración aprobada por el Gobierno ruso en 2016, no se empezará a devolver hasta 2019. Igualmente, en agosto el gigante petrolero estatal ruso Rosneft transfirió a Venezuela seis mil millones de dólares en concepto de adelantos por suministros de petróleo venezolano a esa compañía hasta 2019.

Es evidente que estas ayudas no han puesto nada contento a Estados Unidos. Para incrementar aún más la tensión, el presidente ruso Vladimir Putin recibirá en Moscú este miércoles, 4 de octubre, a su homólogo venezolano Nicolás Maduro.


reunion de maduro con putin 3

*Foto: The New York Times

A través de un comunicado se aseguró que Putin y Maduro van a «hablar del fortalecimiento de la asociación estratégica entre los dos países en diferentes dominios». Expertos aseguran que Maduro está en busca de más alianzas para la petrolera PDVSA, quien ya ha recibido importantes aportes de la compañía petrolera semipública rusa Rosneft.

«Voy a tener una reunión de trabajo muy importante con el presidente Vladimir Putin, muy importante para el futuro de la cooperación financiera, tecnológica, agrícola y militar entre Rusia y Venezuela», aseguró Maduro en un acto transmitido por la televisora estatal VTV. «Venezuela tiene el apoyo de Rusia».

Para los Estados Unidos esta reunión representaría un reto a su autoridad y una preocupación más pues Rusia no sólo se ha limitado a dar dinero a Venezuela, también se ha encargado de mandar aviones de combate, misiles antiaéreos y fusiles al país de Maduro.


Podría interesarte:


Las 5 cosas que debes conocer para entender la crisis de Venezuela

Venezuela se levanta con una mega marcha pese a prohibiciones de Maduro


Vicente Rendón Vicente Rendón Editor de Actualidad

Periodista y fotógrafo por la UNAM escribiendo en Cultura Colectiva News. Fiel creyente de que un día habrá un México mejor del que todos estemos orgullosos.

COMENTARIOS