Conoce a Raúl Cervantes: abogado de Peña Nieto y golpeador de mujeres que ahora dirige la PGR

Ernesto SantillanLunes, 31 de octubre de 2016 8:28

shares
Noticias raul cervantes


Durante el sexenio del presidente Enrique peña Nieto, Raúl Cervantes, quien ahora dirige la Procuraduría General de la República en sustitución de Arely Gómez, siempre ha ocupado cargos importantes dentro de la política mexicana.

Doctor en Derecho por la Universidad Panamericana, se incorporó a las filas del PRI de manera oficial en 1997. Anteriormente, ya había llevado a cabo actividades de carácter partidista como consejero político en la Ciudad de México y delegado en varias asambleas nacionales.

En 2003, se convirtió en coordinador jurídico del partido y nueve años después, tras los comicios de 2012 para presidente de la República —en los que fue candidato Enrique Peña Nieto—, se encargó de la defensa del tricolor ante las denuncias que presentaron el PAN y el PRD por posible rebase en el tope de gastos de campaña y lavado de dinero (Monex).

En 2012, a la par que defendía al PRI de las acusaciones en su contra, asumió un escaño plurinominal como senador. Ya en la Cámara alta, fue presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales, donde le tocó dirigir la discusión de algunas de las principales iniciativas de reforma de Peña Nieto, como la educativa y la energética.

Además formó parte del Consejo Rector del Pacto por México, el acuerdo político que dio cauce a las reformas estructurales aprobadas por el Congreso entre 2012 y 2013 y a finales de 2013 y 2014 fue presidente del Senado.

Pero a pesar de tener un currículum laboral impresionante en cuanto a los cargos político que ha ocupado, la polémica en torno a su vida personal ha suscitado diversas dudas sobre su capacidad para ocupar el puesto que el presidente Enrique Peña Nieto le ha “regalado”.  

En 2005, el ahora abogado de la nación, estuvo casado con la empresaria Angélica Fuentes quien, en una entrevista con la revista Vanity Fair, lo acusó de violencia intrafamiliar y de golpearla.

Su exesposa, con quien su matrimonio duró apenas un año, lo denunció ante el Ministerio Público, y contó su historia a Martha Debayle en W Radio donde dijo:

“Yo tenía ya para entonces 42 años. Duré un año de casada. Me divorcié porque me golpeó. Por ahí alguien me dijo un día: “Te pegó”. Y le dije: “No, no me pegó, me golpeó”. Los golpes se quedan marcados en el físico”.

Pero ni a los senadores que ya ratificaron el cargo de Cervantes en el Senado, ni al mismo Peña Nieto, a quien también se le ha acusado de maltratar a sus mujeres, les importó que el nuevo procurador general de la república sea un golpeador abusador.

En este momento Peña Nieto, a dos años de terminar su sexenio, está moviendo sus piezas para quedar protegido en cuanto termine su gestión y con esta designación y con la Arely Gómez como secretaria de la Función Pública es exactamente lo que está consiguiendo.

Con estos nombramientos, Peña ahora tiene a sus amigos más cercanos en dos de los puestos más importantes para la impartición de justicia y el combate a la corrupción en el país: a Arely Gómez quien será la encargada de dirigir el nuevo Sistema Nacional Anticorrupción y a Cervantes como Procurador General de la República, cuyo puesto tiene como objetivo hacer cumplir la ley, algo que se antoja difícil, cuando uno de tus mejores amigos es uno de los personajes más corruptos en México (el tercero en lo que va del sexenio). 


*Con información de Sin Embargo y Expansión.





ETIQUETAS:
REFERENCIAS:
Ernesto Santillan Ernesto Santillan

COMENTARIOS