México: el país que convirtió el mejor sistema educativo en un fracaso

Ernesto SantillanMiércoles, 4 de enero de 2017 8:23

shares
Noticias problemas de educacion en mexico


Actualmente México cuenta con el quinto sistema educativo más grande a nivel mundial, sin embargo, cantidad no se traduce en calidad. Son muchos factores, además de la cobertura, los que provocan que un país produzca ciudadanos preparados tanto ética como intelectualmente para enfrentar los retos que la vida impone.

De acuerdo con un estudio publicado por Unicef, la clave para que una persona pueda desarrollar sus capacidades al máximo, es ofrecerles una educación temprana de la más alta calidad, algo raro de encontrar en nuestro país.

Para darnos una idea de lo precaria que es la educación en México, presentamos una serie de datos de 2016 que presentó la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), organización internacional donde colaboran más de 90 países.

México es el tercer país dentro de la OCDE con el mayor número de personas que no estudian ni trabajan. Además, 8 de cada 100 niños que se inscriben cada año a la escuela no asisten a clases, mientras que sólo el 50 por ciento de los estudiantes en edad de cursar la educación primaria, se gradúan.

Los datos también indican que el Estado mexicano invierte apenas el 3.7 por ciento (50.44 mil millones de dólares) de su producto interno bruto (mil 261 millones de dólares) lo que ha llevado a instaurar programas muy tradicionales e incapaces de cumplir con los estándares y metas educativas que necesita el país para su pleno desarrollo.

Pero las cosas no siempre fueron así. Antiguamente, cuando en el México prehispánico reinaba el Imperio Mexica o Azteca, la educación era considerada un tema fundamental y una prioridad para los gobernantes.
Tal es el caso con los mexicas, quienes fueron la primera cultura en brindar educación pública, gratuita, obligatoria y general.

De acuerdo con las crónicas que dejó Fray Bernardino de Sahagún, en los tiempos previos a la conquista española, el sistema educativo estaba dividido en dos tipos de escuelas: el Calmécac y el Telpochcalli.
Los Telpochcalli estaban distribuidos en distintos barrios de la ciudad y los jóvenes que acudían a estos centros recibían una educación bélica.

En el Calmécac, destinado para los los “pipiltin”(niños de la realeza), se enseñaban materias como el arte de gobernar, la disciplina militar, la lectura de códices, el conocimiento de los astros y la lectura de los tonalamatl (los libros del Destino en los que se leía cómo sería la vida y el carácter de cada persona de acuerdo a la fecha de su nacimiento).
También se aprendía botánica, herbolaria, escritura, idiomas, arte de guerra y manejos de la administración pública.

Ahora, más de 500 años después, la ideología de nuestros ancestros, quienes consideraban esta obligación del Estado como un aspecto fundamental para el desarrollo de cualquier estrato social ha quedado en el olvido y ha sido ignorada por los gobernantes modernos, quienes están enfocados en todo, menos en garantizar el único servicio del que depende el futuro de todo un país.

*

Podría interesarte:

Revelan que la educación que brinda el gobierno mexicano es prácticamente inservible.

Conoce el Netflix de la educación; cursos universitarios en línea a precios muy accesibles.

Mientras académicos piden inversión en educación, diputados prefieren recortes.





ETIQUETAS: educación
REFERENCIAS:
Ernesto Santillan Ernesto Santillan

COMENTARIOS