Pirámide del Sol: templo inalcanzable para maestros Pokémon

Regina MendozaMartes, 13 de septiembre de 2016 11:32

shares
Noticias teotihuacan



Los aficionados a jugar Pokémon GO en cualquier sitio, ansiosos de convertirse en maestros, tendrán que eliminar a las pirámides de Teotihuacán de su ruta de cacería. La serpiente emplumada no puede (ni debe) ser sustituida por Onix, el monstruo de piedra.  
A pesar de que en las últimas semanas el fenómeno ha perdido la popularidad que tenía cuando la aplicación recién llegó a México, todavía hay entrenadores Pokémon que visitan todo tipo de regiones para consolidar su gimnasio.
La zona arqueológica de Teotihuacán está protegida por la Convención para la Protección de los Bienes Culturales en caso de conflicto armado (Unesco) y ahora también podrá incluirse en la lista de la plataforma cibernética “Pokemons Free Zone”, que pretende que en determinadas zonas ya no se permita jugar.

 

La plataforma empezó a funcionar hace un mes y en muchas partes del mundo ya se ha solicitado que regiones consideradas como Patrimonio Histórico de la Humanidad o con valor cultural para su país, sean protegidas.
En el caso de Teotihuacán se han recolectado más de 50 mil firmas, que solicitan a Nintendo, la compañía creadora de la aplicación, la cuide  por ser “zona sensible”.  
La plataforma envió una carta a Tatsumi Kimishima, director ejecutivo y presidente de la empresa para que modifiquen esas políticas y que la experiencia sea buena para todos y no dañe ningún sitio.
Niantic, el desarrollador californiano de la aplicación, ha publicado un formulario para que los usuarios soliciten salvaguardar determinados espacios.

 

 

Aunque consideran que es un buen inicio, los usuarios piden que dicho formulario sea atendido “de forma correcta respondiendo a todos los que firmaron solicitando la liberación de la zona”.
Hasta ahora, pretenden que 250 regiones queden fuera del alcance del juego, entre las que figuran: la Mezquita de Córdoba y la Alhambra de Granada, en España; la Isla de Pascua, en Chile; el Museo de Auschwitz, en Polonia y la Central Nuclear Atocha, en Argentina.
En algunas regiones del mundo ya está prohibido el juego.

Japón: sitios para rememorar a las víctimas de Hiroshima y Nagasaki.

Alemania: los antiguos campos de concentración y exterminio nazi, que hoy son un homenaje a las víctimas, específicamente los campos Dachau y Flossenbürg.

EUA: Museo del Holocausto y el Cementerio Nacional de Arlington.

Israel: en todas sus embajadas del mundo, bases militares y el Ministerio de Exteriores.

Arabia Saudita: el Comité Permanente de Cuestiones Religiosas lo prohibió en todo el país por tratarse de un juego de azar no permitido por el Islam.

 

Los alcances del juego han llegado demasiado lejos para algunos gobiernos que exigen el respeto y cuidado de áreas en donde usualmente no se lleva a cabo ningún tipo de juego y mucho menos alguna batalla entre maestros Pokémon.


*Con información de: El Universal, Expansión, La Jornada. 





ETIQUETAS:
REFERENCIAS:
Regina Mendoza Regina Mendoza

COMENTARIOS