8 oficios en peligro de extinción

Regina MendozaMartes, 1 de mayo de 2018 13:57

shares
Noticias oficios en peligro de extincion

En medio de la vorágine tecnológica y la sustitución del trabajador por máquinas, ellos podrían ser los últimos representantes de estos oficios en peligro de extinción


*Fotos e información de los personajes: AFP.


Hoy, Día del Trabajo, no festejamos, precisamente, al trabajo como tal. El objetivo, más bien, es recordar que debemos (en todo caso deberíamos) desempeñar nuestros oficios en condiciones lo suficientemente dignas. Porque en realidad hoy se conmemora un día marcado por la represión y violación cínica de los derechos humanos fundamentales del hombre.


Hace 200 años, en Chicago, Estados Unidos, alrededor de 300 mil obreros iniciaron una huelga para exigir jornadas laborales de ocho horas y recibir un trato justo. Pocos días después del inicio de las exigencias, una bomba estalló dentro de una fábrica y dejó heridos a más de 200 trabajadores.


oficios en peligro de extincion 1


En aquel entonces, los trabajadores lanzaron un grito: «¡No somos máquinas!». Y ahora, entrados en el siglo XXI, absortos en pantallas y dispositivos electrónicos, la petición ha cambiado radicalmente, pues el hombre y la mujer trabajadores ya no son "vistos" como máquinas, claro está, sino que ahora han sido completamente reemplazados por ellas. Los robots, androides y artificios de confección masiva han puesto en peligro de extinción muchos oficios alrededor del mundo.


Y estos son los sobrevivientes, los que resisten para que eso que hicieron durante toda su vida siga teniendo sentido. A ellos, entonces, habríamos de celebrarnos aún más, porque desempeñan dos trabajos a la vez: el "suyo" y el de la no rendición.


RESTAURADOR DE FOTOGRAFÍAS

oficios en peligro de extincion 2

El restaurador de fotografías mexicano Salvador Alejandro Casas, de 66 años, posa en su taller alzado en la Ciudad de México. Él es uno de los últimos cuatro retocadores de imágenes que aún resisten en el centro histórico de la urbe. (Foto:Yuri Cortez/AFP)


PERFUMERO

oficios en peligro de extincion 3

Nenan Jovanov tiene 70 años y se dedica a hacer perfumes personalizados en la tienda que pertenece a su familia desde hace 64 años en Belgrado, República de Serbia. Sí, perfumes ¡PERSONALIZADOS! De acuerdo con AFP, Cuenta que antes había 23 tiendas de este tipo en Belgrado, pero que ahora sólo su negocio sobrevive. (Foto: Andrej Isakovic/AFP)


FABRICANTE DE LETREROS DE NEÓN

oficios en peligro de extincion 4

Wu Chi-kai fabrica letreros de neón. En esta foto, capturada durante una entrevista con la agencia AFP el 16 de abril de 2018, Chi-kai cuenta que es uno de los últimos artesanos en desempeñar ese oficio en Hong Kong, una ciudad plagada, precisamente, por luces de neón. (Foto: Philip Fong/AFP)


ENCUADERNADOR

oficios en peligro de extincion 5

Kalin Daskalov, trabaja encuadernando libros y diarios usando técnicas tradicionales. El hombre conocido como más conocido como Stopan es un claro ejemplo de resistencia, pues hoy en día la mayoría de los libros y otros textos se encuadernan en fábricas, con maquinarias especializadas. En un mundo donde las balas superan a los libros por millones, su labor es digna de ovacionarse. (Foto: Dimitar Dilkoff/AFP)


REPARADOR DE MÁQUINAS DE COSER

oficios en peligro de extincion 6

Andreja Nikolic tiene 69 años y trabaja en una tienda de reparación de máquinas de coser que abrió sus puertas hace más de 40 años en Belgrado, República de Serbia. Pero en los últimos años ya casi nadie tiene máquinas de escribir y mucho menos de coser. Ahora hay laptops y tablets... (Foto: Andrej Isakivic/AFP)


LIMPIADOR DE OREJAS

oficios en peligro de extincion 7

Mohammad Joynal, trabaja limpiado orejas en Dhaka, Bangladesh. Para una entrevista con AFP, cuenta que el aumento en la comercialización de los aplicadores de algodón está arruinando su oficio.

(Foto: Munir Uz Zaman)


DUEÑO DE VIDEOCLUB

oficios en peligro de extincion 8

Mario Olavo Campanha tiene 36 años y es dueño de un videoclub en Lapa, Río de Janeiro, Brasil. Cuando su exjefe decidió vender el local, Mario le compró la tienda cuando los ancianos, que no tenían idea de las "nuevas tecnologías" y que no sabían bien usar Netflix preferían acudir a él para un consejo respecto a la elección de filmes. (Foto: Mauro Pimentel/AFP)


Podría interesarte:


150 pesos por veinte minutos, así es el trabajo de las esclavas sexuales en México

La vejez del mundo amenaza el trabajo de los millennials


ETIQUETAS: cultura
REFERENCIAS:
Regina Mendoza Regina Mendoza Coeditora

Me hubiera gustado nacer en el norte.

COMENTARIOS