¿Qué tienen que ver los niveles de estrógeno con el consumo de cocaína en mujeres?

Regina MendozaLunes, 23 de enero de 2017 12:29

shares
Noticias cocaina en mujeres




"Pasa el perico", "Saca las líneas", "Rola la cois", "Ármate el talco". El destino no está en el nombre. Sea como sea, la cocaína ha tomado los callejones mexicanos. Hacerse de un gramo de una de las sustancias más adictivas es una batalla que hasta los más principiantes y novatos pueden lograr.

Llega en todas las presentaciones. Los dealers son los psicoanalistas contemporáneos que extendieron su emporio hasta mezclar dos negocios: "Uber-Dealers", servicio en puestos de garnachas callejeras o 2x1 en salones de baile y centros nocturnos. 

El polvo blancuzco tiene sometidos a los ciudadanos mexicanos: hoy es la segunda droga más vendida, tan sólo después de la marihuana. Las mujeres son un caso particular, desde hace cinco años repuntó el consumo de la sustancia en mujeres: de los poco más de  350 mil usuarios,  el 17 por ciento son mujeres.
El caso de las mujeres es particular, pues no sucede como con los consumidores masculinos. Ellas se ven influenciadas directamente por sus periodos de ovulación. Los niveles de estrógeno, la hormona sexual femenina, podría estar afectando directamente sus niveles de ansiedad por consumir e incluso las vuelve más adictas. 

De acuerdo a un estudio publicado recientemente en la revista científica Nature Communications, la presencia de estrógeno en sus cuerpos en determinados días del mes (ciclo menstrual) podría hacer que sean más susceptibles a consumir la droga.
Para demostrarlo, experimentaron con ratones del género femenino: les conectaron sondas de fibra óptica para monitorear la actividad cerebral mientras les daban cocaína en diferentes etapas o días de sus ciclos menstruales.  En esencia, tomaron como base la liberación de dopamina, sustancia que se libera, precisamente cuando los animales y seres humanos consumen drogas. 

Al final del experimento, los ratones permanecieron en las zonas donde les presentaban cocaína precisamente en los días que precedían a la ovulación, que es cuando más estrógeno tienen en sus organismos. Esto sucedía incluso antes de que les suministraran la droga. Esto se explica porque durante esos periodos en específico se liberó una mayor cantidad de dopamina y a la par, las neuronas en esa parte del cerebro sufrieron cambios temporales que lograron que los transportadores de dopamina fueran todavía más propensos a sus efectos.

En esencia, el consumo de cocaína durante los días previos a la ovulación femenina provoca que la dopamina se liberara en las neuronas por un mayor periodo de tiempo y esto, a la vez provoca un mayor sentimiento de placer. 

IFL Science afirma que estudios anteriores ya habían demostrado que las mujeres eran más propensas a volverse adictas a la cocaína que los hombres una vez que empiezan a consumirla. Este estudio es un gran primer paso para comprender por qué se da esa tendencia en todas las partes del mundo.

El consumo de cocaína en mujeres tiene, a la vez, más implicaciones que en el caso de los hombres. La sustancia se relaciona e influye directamente en su fertilidad y tiene consecuencias en su sistema reproductivo.

*

Podría interesarte:

Demuestran que las drogas psicodélicas tienen diversos efectos curativos.

Las drogas psicodélicas ayudan a los pacientes con cáncer, revela un estudio.

Esta es la capital europea de la cocaína, pero sólo de lunes a viernes.





ETIQUETAS:
REFERENCIAS:
Regina Mendoza Regina Mendoza

COMENTARIOS