Un pequeño niño sobrevivió en el bosque comiendo serpientes durante 24 días

Lau AlmarazLunes, 31 de julio de 2017 21:03

shares
Noticias nino sobrevivio comiendo serpientes

Quizá Miao esperaba un pretexto para salir de casa a vivir cientos de aventuras por su propia cuenta. Cuando se tienen diez años, las consecuencias no se miden con la madurez que ciertas acciones necesitan.

La excusa para salir de casa se la dio su propio padre. Al golpearlo por una travesura que el pequeño Miao cometió, el niño prometió que se iría muy lejos para vivir por su cuenta. La huida la tomó demasiado en serio pues recorrió 800 kilómetros en un lapso de 24 días.

El pequeño niño, originario de Xuanwei, provincia situada al centro de China, se alimentó de serpientes y consiguió trabajos provisionales que lo ayudaron a mantenerse durante su aventura en solitario.


nino sobrevivio comiendo serpientes 1

*Foto: South China Morning Post.

Chongqing, situada a 800 kilómetros de Xuanwei, fue la ciudad hasta la que llegó caminando Miao. El trayecto sirvió para demostrarse su capacidad de supervivencia, pues se dedicaba a matar serpientes que encontraba en su camino para así alimentarse.

El pequeño recolectaba las botellas de plástico y el cartón que encontraba a su paso para venderlo y así comprar cerillos con los que asaba las serpientes a la barbacoa. La bolsa de plástico en la que le vendieron los fósforos fue utilizada por Miao para pescar en los ríos que encontraba en el camino.

La suerte también acompañó a este aventurero de diez años pues encontró un celular caminando por uno de los bosques en los que se introdujo para buscar un poco de fruta para comer. Vendió el teléfono en aproximadamente cuatro dólares, con lo que compró comida, además de una pluma y un cuaderno que ocupó como diario.


nino sobrevivio comiendo serpientes 2

*Foto: South China Morning Post.

No quiso aceptar ayuda de nadie, dijo el niño a los periodistas del diario South China Morning Post. Aunque hubo muchas personas que le ofrecieron casa, comida y vestimenta, el pequeño Miao decidió que era mejor valerse por sí mismo. Cuando enfermó de fiebre, hirvió un poco de agua a la que le agregó algunas bayas para preparar una infusión que le redujera la temperatura.

La huida que comenzó el 29 de junio pasado, culminó el 23 de julio cuando la policía encontró a Miao y lo trasladó a la comisaría de Xanwei en donde sus padres ya lo esperaban para prometerle que no lo iban a golpear de nuevo si él juraba no volver a escapar. 


Podría interesarte:


Gustavito, el niño mexicano de 6 años que lo ganó todo en un concurso internacional de matemáticas

El sapo que le pagó sus estudios a un niño indígena

ETIQUETAS: China niños
REFERENCIAS: South China Morning Post Infobae
Lau Almaraz Lau Almaraz

Periodista egresada de la FES Acatlán.

COMENTARIOS