El niño boliviano que fabricó una mano robótica con menos de 100 dólares

Regina MendozaJueves, 30 de marzo de 2017 5:46

shares
Noticias nino boliviano fabrico mano robotica


Leonardo Viscarra no podía usar su mano izquierda. Todos los días se ponía a pensar las cosas que no iba a poder hacer, en todos los goles que no atajaría, en todas las pelotas de béisbol que no atraparía. Hasta que decidió actuar por su cuenta y cambiar su realidad.

En épocas de disputas por un río, Bolivia tiene más y mejores razones para llamar la atención del mundo, empezando por la historia de este niño de 14 años originario de Cochabamba, en el centro del país, que diseñó y construyó un artificio robótico para reemplazar su mano izquierda, la cual no terminó de desarrollarse durante el periodo de gestación.

Usó todos sus recursos y capacidades de principiante, catapultadas con videos tutoriales que vio en Internet para fabricarse una prótesis robótica que sustituiría su mano a un costo demasiado bajo para los beneficios alcanzados: únicamente invirtió 100 dólares (poco menos de dos mil pesos mexicanos y alrededor de 700 bolivianos) cuando prótesis similares pueden alcanzar las decenas de miles de pesos en el mercado.

Tras encontrar en las redes el diseño de un joven francés y que se terminó de fabricar en Estados Unidos, Leonardo decidió replicar el modelo. Diseñó la prótesis hecha a su medida y con ayuda del Instituto de Robótica Sawers de Cochabamba pudo imprimir su propio modelo en 3D, que finalmente fue ensamblado por él mismo. 

Para la agencia de noticias EFE, el niño contó que la búsqueda de soluciones para su problema inició hace varios años. Cuando estaba en el vientre de su madre, su mano izquierda se atoró con el cordón umbilical (defecto congénito denominado "síndrome de banda amniótica"), impidiendo que se desarrollara naturalmente. 

Al principio optó usar una especie de pinza-mano que le permitiera agarrar algunas cosas. En segundo lugar lo intentó con una mano mecanizada pero nunca le quedó bien, lo que dificultaba los movimientos.


Ruptly reveló que ahora Leonardo tiene deseos de comprar una impresora 3D con la que pueda "ayudar a más personas" que hayan tenido ese problema y brindarles una oportunidad de tener una prótesis "económica".

El menor, que tiene deseos de estudiar Biomédica, logró completar una hazaña científica y tecnológica digna de empresas reconocidas que fabrican piezas robóticas. La diferencia es que la mayoría de esas nuevas tecnologías tienen costos muy elevados, por lo que no cualquiera puede hacerse de una, mientras que la prótesis de Leonardo tuvo un precio accesible y que además puede ser ensamblado por cualquier interesado y recrea el diseño elegido por ellos mismos. 

*

Podría interesarte:

Científicos de la UNAM crean un tipo de unicel que se degrada en 3 meses.

Mexicanos inventan la primera patineta eléctrica todo terreno.

Estudiante mexicano desarrolla biocombustible con lirios acuáticos.





ETIQUETAS:
REFERENCIAS:
Regina Mendoza Regina Mendoza

COMENTARIOS