Pro Hijab: el velo deportivo que Nike prepara para las mujeres musulmanas

Regina MendozaMiércoles, 8 de marzo de 2017 6:02

shares
Noticias pro hijab


Durante los últimos años, la industria de la vestimenta y las empresas más reconocidas del mundo han tenido una apertura para la producción de prendas destinadas exclusivamente a un grupo religioso, racial o incluso cultural. Las ediciones y las líneas se especializan en grupos que, específicamente en ese mercado, han sido minoría como consumidores.
A principios de esta semana, Nike, empresa multinacional estadounidense, como parte de su campaña de promoción de igualdad, anunció el lanzamiento del Pro Hijab, un velo creado especialmente para atletas musulmanas. El hijab es una de las prendas más usadas por las mujeres, velo que cubre la cabeza y los hombros pero que deja al descubierto el rostro completo. 

Los creadores del producto han trabajado en el velo durante un año y anunciaron que saldrá a la venta próximamente y con la ayuda de la patinadora sobre hielo, Zahra Lari, musulmana nacida en los Emiratos Árabes Unidos que suele competir con hijab y que ya ha empezado a usarlo.
La prenda, que saldrá a la venta para la temporada de primavera 2018, está hecha de una sola capa de poliéster de "peso ligero", con orificios "minúsculos" que permiten la transpiración pero que permitirán que la tela permanezca opaca, requerimiento para todas las mujeres que usan hijabs, y estará disponible en "tres colores neutros".

Los directivos de la empresa norteamericana informaron que comenzaron a trabajar en la prenda tras una serie de quejas de las competidoras, que se veían obligadas a usar el velo tradicional en su versión original y no adaptado para la práctica deportiva. El proceso de diseño les tomó tres años.
Zahra Lari dijo para los medios que le sorprendía y emocionaba que Nike estuviera trabajando en el prototipo de un hijab especializado. Ella había intentado usar muchos velos diferentes para su desempeño deportivo pero ninguno de ellos le había funcionado.

Sin embargo, "una vez que me puse este nuevo velo y probé hacer piruetas en el hielo, me quedé sorprendida por cómo me quedó y por el peso tan ligero".
El año pasado el mundo presenció dos sucesos que sentaron precedentes para las mujeres musulmanas: la polémica (enaltecimiento y reprobación) del "burkini"— palabra derivada de burka, vestimenta  musulmana tradicional y bikini— y el empoderamiento de las mujeres islámicas en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.

En ese momento inició un debate respecto a permitir o no el uso de la prenda con argumentos que defendían la seguridad nacional, que exigían el respeto de los derechos o por ser una muestra de racismo.

Mientras tanto, las mujeres musulmanas que participaban en los Juegos Olímpicos se emancipaban. Alrededor de ellas también se desataron debates controversiales respecto al uso obligado por algunos países con mayoría musulmana de burkas (velo completo que cubre todo el cuerpo, cabeza y rostro) o hijabs (velo que cubre la cabeza y el pecho) durante las competencias. 

Muy pocas de las deportistas tuvieron en sus manos la decisión de usar las prendas musulmanas (adaptadas, en la mayoría de los casos) durante sus competencias. 

*

Podría interesarte:

Hombre le corta las orejas a su esposa en Afganistán.

Países Bajos está a un paso de prohibir la burka en lugares públicos.

No todo fue "burkini": musulmanas empoderadas en Río 2016.





ETIQUETAS:
REFERENCIAS:
Regina Mendoza Regina Mendoza

COMENTARIOS