La mujer espía del FBI que se casó con un terrorista de ISIS

mediodigitalMartes, 2 de mayo de 2017 17:25

shares
Noticias espia del fbi se casa con terrorista


Dicen que para el amor no hay edad, creencias, religión, nacionalidad o posturas. Cuando la dopamina se adueña del cerebro frente a quien te roba los suspiros, tus convicciones quedan por encima de la razón.

Así fue la historia de Daniela Greene, quien de acuerdo con CNN, era traductora del FBI con acceso a información privilegiada, lo que le permitió viajar en secreto a Siria y casarse con un integrante del grupo terrorista ISIS, a quien originalmente debía investigar.

La investigación de CNN relata que la estadounidense contrajo matrimonio con Denis Cuspert en 2014, un rapero de origen alemán que decidió ser reclutador para ISIS, actividad que atrajo a las autoridades antiterroristas contra los actos violentos de los yihadistas.

Pero, al pasar unas semanas de sus nupcias, Greene se arrepintió de lo que hizo y huyó de Siria para regresar a Estados Unidos, a pesar de que sabía la arrestarían. Su esposo siempre estuvo al tanto de la situación de ella.

Entonces ya no ocultó nada, cooperó con las autoridades y la condenaron a dos años de prisión federal. Este caso nunca había sido divulgado porque, de acuerdo a los expertos en seguridad, puso al descubierto puntos débiles del FBI y los controles de confianza que aplican a sus empleados.

Las críticas indicaron también que la espía del FBI de 38 años recibió un trato favorable de los fiscales del Departamento de Justicia, al acusarla de un delito menor y como cooperó con información, pudo reducir su condena, pese a que estuvo involucrada con un terrorista.

En Alemania, a Cuspert lo conocían con el nombre artístico de "Deso Dogg", y en Siria como Abu Talha al-Almani, de quien se recuerda que en sus canciones elogiaba a Osama bin Laden, o amenazaba al expresidente Barack Obama con un gesto de cortarle la garganta.

Es más, se tiene reporte de que apareció en videos de propaganda de ISIS, algunos con imágenes en las que de su mano colgaba una cabeza humana recién cortada.

Uno de los puntos que saltan sobre este caso es que la mayoría de los extranjeros que intentan ingresar a una región de ISIS en Siria son blanco fácil de que se les castigue cortándoles la cabeza, crimen que no ocurrió contra Greene.

Pero ella pudo entrar, siendo mujer, estadounidense y empleada del FB. Pero pesó más su vínculo con un líder popular de ISIS, aunque violara la confianza pública del gobierno de Estados Unidos.

En octubre de 2015, el Pentágono dijo que Cuspert había muerto por un ataque aéreo cerca a la ciudad Raggah, al norte de Siria, pero luego se supo que sobrevivió y se encuentra con vida, y en libertad.


*

Podría interesarte: 

Coche bomba deja al menos 41 muertos en Siria tras derrota de ISIS

Al Qaeda y Estado Islámico estarían cerca de consolidar su unificación

Estado Islámico quema vivos a dos soldados turcos en Alepo y difunde el video






ETIQUETAS:
REFERENCIAS:
mediodigital mediodigital

COMENTARIOS