Mónika Erlt, la mujer que vengó la muerte del “Che” Guevara

Vicente RendónLunes, 9 de octubre de 2017 20:30

shares
Noticias monika ertl vengo al che guevara

Mónika Ertl fue hija de uno de los grandes propagandistas del nazismo, Hans Ertl, mejor conocido como el “fotógrafo de Hitler”.

El 9 de octubre de 1967, hace 50 años, el mundo se despedía de una de sus figuras más icónicas y rebeldes al sistema, fallecía Ernesto “Che” Guevara. Un día antes el ejército boliviano, con el apoyo de agentes de la CIA, logró capturar a Ernersto Guevara de la Serna en un lugar llamado Quebrada del Churo.

Herido en una pierna, fue llevado a una escuela abandonada del poblado de La Higuera donde pasó su última noche pues al día siguiente, el eterno guerrillero fue ejecutado. Esa imagen donde se observa su cuerpo en un lavadero dio la vuelta al mundo, pero su muerte no logró borrar su imagen de la historia, no logró frenar el sueño revolucionario.


monika ertl vengo al che guevara 1

*Foto: El País

Ha transcurrido medio siglo desde que el espíritu rebelde del Che, con sus luces y sombras, fue silenciado para dar un impulso a las nuevas generaciones que han visto en su ideal una cura al mal que vivimos hoy en día. Han sido muchos los mitos respecto a la figura y la muerte del “Che”, pero entre todas ellas destaca una protagonizada por Mónika Erlt, una mujer olvidada en el tiempo que vio en la venganza la manera de curar el dolor de perder a Guevara.


Todo nació gracias a Jurgen Schreiber, un periodista alemán de reconocido prestigio en su país, quien publicó recientemente una biografía de su compatriota Mónika Ertl. Su texto era titulado La mujer que vengó al Che Guevara, palabras que harían pensar a cualquiera que se trataba de una obra de ficción, pero la sorpresa es que en el relato se cuenta una historia real.


*Video: AMX

Mónika Ertl fue hija de uno de los grandes propagandistas del nazismo, Hans Ertl, mejor conocido como el “fotógrafo de Hitler”. Tras la caída del Tercer Reich, la familia de Mónika huyó a Bolivia y fue ahí donde la joven, renegando de la ideología nazi de su familia, decidió unirse en las filas del Ejército de Liberación Nacional, la guerrilla creada por el “Che”.

Jurgen Schreiber cuenta que la joven alemana creció en su nuevo país, pero todo cambió al final de los años sesenta pues la muerte de Ernesto Guevara en la selva boliviana significó el empujón final hacia esa vida revolucionaria que tanto deseaba. En el año de 1971, cuatro años después del asesinato de Guevara, Mónika decidió cruzar el Atlántico para volver a su natal Alemania, y en Hamburgo ejecutar personalmente al cónsul boliviano en esa ciudad.

Se trataba del coronel Roberto Quintanilla, el hombre responsable de ordenar la amputación de las manos de Guevara. Mónika Ertl sabía que ese movimiento sería una sentencia de muerte, pero no le importó, sólo quería que pagara el hombre que tomó esa atroz e innecesaria decisión y que terminó huyendo de su país como un cobarde.


monika ertl vengo al che guevara 2

*Foto: The Cuban History

A raíz de la muerte de Quintanilla, comenzó una cacería que atravesó países y mares, y que sólo encontró su fin cuando Monika cayó muerta en una emboscada que, según algunas fuentes, le tendió su tío nazi, el sanguinario Barbie, colaborador en ese entonces del gobierno de Bolivia.

Claro que la historia de Mónika Ertl es muy poco retratada y tal vez por su ideología y género, la historia le ha dado el inmerecido lugar de fanática y fría asesina. Un rol que sus compañeros revolucionarios, quienes hicieron de su vida una permanente lucha contra los poderosos, han tenido que compartir.


Podría interesarte:


¿Por qué los argentinos quieren eliminar la imagen del 'Che' Guevara de sus calles?

El hombre que caminó a lado del Che Guevara y Fidel Castro mientras hacían historia

¿Qué veía el Che Guevara en la foto más famosa de toda la historia?

ETIQUETAS: Historia mundial
REFERENCIAS: Cuba Información
Vicente Rendón Vicente Rendón Editor de Actualidad

Periodista y fotógrafo por la UNAM escribiendo en Cultura Colectiva News. Fiel creyente de que un día habrá un México mejor del que todos estemos orgullosos.

COMENTARIOS