La mujer más poderosa de Europa hace frente a hostilidad de Trump

FerChcLunes, 29 de mayo de 2017 10:46

shares
Noticias merkel hace frente a trump


La relación entre Angela Merkel, canciller alemana y Donald Trump, presidente de Estados Unidos; agudizaron sus diferencias después de la reunión de líderes de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) y el G7 (Grupo de los siete más poderosos del mundo: Francia, Alemania, Italia, Estados Unidos, Reino Unido, Japón y Canadá) por lo que la dirigente del gobierno alemán hizo un llamado a sus vecinos y aliados europeos. 

Destacó que los caminos del diálogo abierto están por colapsar y ahora toca buscar la fuerza en Europa con la alianza francoalemana como principal impulsor, explicó la canciller en medio de una fiesta tradicional cervecera bávara.

''Los tiempos en que podíamos confiar en los otros están llegando a su fin. Esto lo vi en los últimos días'', resaltó la también presidenta de la Unión Cristiano-Demócrata (CDU) junto al líder de su partido aliado la Unión Cristiano-Social, Horst Sheehofer en Múnich.

merkel hace frente a trump 1

''Por ello, nosotros los europeos debemos tener realmente nuestro destino en nuestras manos'', dejando en claro el hecho de no descuidar la relación con Estados Unidos y Reino Unido (Brexit), manteniendo una postura accesible pero firme ante Rusia y las potencias orientales.
Resaltó que la lucha interna es la que mantendrá a Europa a flote frente a las adversidades que presenta el panorama global.

Merkel no hizo mención de Donald Trump, quien durante la reunión de la OTAN no hizo más que darles consejos de finanzas a los líderes europeos. También se negó a apoyar los programas internacionales contra el calentamiento global. Los sentimientos de los líderes occidentales a Trump se dividieron: por la paciencia del mandatario estadounidense en escuchar los argumentos e inquietudes de sus homólogos y por otro lado su estancamiento en encontrar un estilo político frente a los asuntos globales. 

Más de un funcionario europeo calificó la participación de Trump como ''desastrosa'' en el marco de la inauguración de la nueva y costosa sede de la Organización. 

En una reunión privada con altos funcionarios de la Unión Europea y autoridades alemanas, el magnate neoyorkino arremetió contra el superávit comercial de Alemania, por lo que las reacciones de los alemanes fueron desilusionantes y dolorosas en parte por los estrechos lazos de unidad que la cancillería alemana y la presidencia estadounidense habían forjado cualitativamente.

Angela advirtió que si Trump quiere ir por el camino del aislamiento al dejar a un lado la cooperación, solamente conseguirá lo que menos desea: el ascenso de China al poderío económico y el surgimiento de nuevas potencias nucleares en la supremacía armamentística. La retórica y acciones del presidente estadounidense llevan a la deslealtad y desunión de alianzas que llevan décadas afianzadas en el funcionamiento diplomático.

Daniela Schwarzer, directora de Investigación del consejo Alemán de Relaciones Exteriores coincide con sus superiores que la relación con Estados Unidos dejó de ser una prioridad para la diplomacia alemana, por lo que buscarán una fortalecimiento en las alianzas con la Unión Europea.

Causa principal del desacuerdo

 Los estatutos comerciales y las regulaciones sobre el cambio climático de Alemania concentran el núcleo del desentendimiento entre Berlín y Washington, especialmente (según Trump) en superávit comercial. El presidente estadounidense lo ejemplificó con la industria automotriz. ''Hay que parar la masiva venta de automóviles alemanes en Estados Unidos'', reprochó según el semanario Der Spiegel.

La versión alemana incita a que los mecanismos con respecto al superávit no dependen de la política monetaria alemana, sino de lo que emita en Banco Central Europeo y el precio del Petróleo. 

Por parte del cambio climático, Estados Unidos pretende dejar de financiar las regulaciones técnicas y legales con respecto al control de emisiones hacia la atmósfera, lo que va en contra de los estatutos ecológicos de la Unión Europea.

Gary Cohn, asesor económico de la Casa Blanca resaltó que los alemanes eran "muy malos" en política comercial y financiamiento al cambio climático, sin embargo la postura del ejecutivo estadounidense no está en contra del pueblo alemán, sino en su gobierno.  
 
*

Podría interesarte:

¿Cobrador o estadista? así fue la primera intervención de Trump en la OTAN

Estos son los extranjeros que más tiempo se quedan en EUA y no son mexicanos

Frívola visita de Estado entre el papa Francisco y Donald Trump





ETIQUETAS: alemania
REFERENCIAS:
FerChc FerChc

COMENTARIOS