Tres megaproyectos en México que amenazan con devastar a indígenas

mediodigitalMiércoles, 20 de julio de 2016 13:09

shares
Noticias megaproyectos en mexico



*Por: Regina Mendoza



Muchos conflictos, manifestaciones y resistencias indígenas de la última década en México son consecuencia directa e indirecta de los llamados “megaproyectos”. Como lo han hecho a lo largo de la historia, desde épocas conquistadoras, los pueblos indígenas resisten, se reúnen y luchan para defender sus territorios y recursos naturales, reivindicando sus tradiciones y costumbres.

¿CUÁLES SON LAS CONSECUENCIAS DE LOS MEGAPROYECTOS?

Durante los últimos 10 años en nuestro país, los proyectos de destrucción y posterior construcción masiva, a los que se les atribuyen consecuencias como despojo de tierras, expulsión de habitantes, explotación excesiva de recursos naturales y destrucción del medio ambiente, han proliferado en todo el territorio nacional.

Empresas con grandes ambiciones pretenden instaurar estos “megaproyectos” en muchos estados, provocando el rechazo e indiscutible resistencia de los pobladores de zonas aledañas, indígenas en su mayoría.

Casi todas las empresas responden a intereses mineros, hidroeléctricos y turísticos.

 

¿QUÉ ES LA CARAVANA POR LA DEFENSA DE LA TIERRA Y EL TERRITORIO?

En la ciudad de México comenzó la Caravana por la Defensa de la Tierra y el Territorio, una iniciativa que reúne a artistas, ambientalistas y activistas con un mismo objetivo: frenar la destrucción y el despojo de más tierras.

Algunos de los artistas involucrados en el movimiento son Rubén Albarrán, de Café Tacvba, Lengualerta, miembros de La Maldita Vecindad, entre otros. Durante dos meses visitarán poblaciones y zonas amenazadas donde se organizarán festivales, conferencias y foros en Quintana Roo, Oaxaca, Chiapas, Yucatán, Puebla, Hidalgo, Jalisco, Colima, Estado de México y Michoacán.

 

¿A QUIÉNES AFECTAN LOS MEGA PROYECTOS?

A pesar de referirse a todos los megaproyectos del país, en específico la caravana hace hincapié en tres casos que hasta ahora no han podido ser frenados, siguiendo su curso demoledor.


1. Yaquis, Sonora

En 1940, el presidente Lázaro Cárdenas cedió la mitad del agua del caudal del Rio Yaqui, Sonora, a la tribu Yaqui, asentada a las orillas y a lo largo del mismo. Durante el mandato de Guillermo Padrés, en el 2010, el gobierno inició el proyecto Sonora Sistema Integral, que propone diversas obras hidráulicas para hacer llegar el agua a más ciudades del estado.


Desabastecer para abastecer: el nombrado Acueducto Independencia sería forjado para solucionar los problemas hídricos de Hermosillo y arrebataría alrededor de 75 millones de metros cúbicos de agua del Rio Yaqui. Desde entonces, organizaciones ambientales manifestaron su preocupación por las consecuencias negativas que traería consigo.


La principal era la escasez de agua a la que tendría que hacer frente la tribu y el daño a los humedales cercanos. Estas aguas representan y guían la mayoría de sus actividades económicas, sociales y culturales, ya que forman parte de su cosmovisión como pueblo indígena. La Región Terrestre Prioritaria (RTP) Bavispe-El Tigre y la Región Hidrológica Prioritaria (RHP) Río Yaqui-Cascada Basaseachic también se verían afectadas.

Advertencias omitidas y meses después de la presentación del proyecto, la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) cedió 50 millones de metros cúbicos para el proyecto, sin informar a la comunidad. Hasta la fecha, el acueducto opera de manera ilegal, pues el pueblo Yaqui había obtenido un amparo que legalmente debió suspender la obra.


2. Presa La Parota, Guerrero

En el 2005, la Comisión Federal de Electricidad sentenció que la presa La Parota iba a asegurar el abastecimiento de agua potable a Acapulco durante más de 50 años. Desde entonces, los pobladores del lugar rechazaron el proyecto por tener terrenos comunales por los que, hasta la fecha, no han recibido remuneración.


Los comuneros exigen la regulación de empresas que extraen grava y arena y que cesen la compra de tierras que son comunales. Hasta la fecha continúan los enfrentamientos entre la policía y los opositores.



3. Autopista en Xochicuautla, Estado de México

La comunidad otomí de San Francisco Xochicuautla, Lerma, Estado de México, lleva casi 10 años en resistencia, oponiéndose a las construcciones y proyectos, que según los pobladores, desean saquear a los habitantes para construir vialidades. A través del Grupo Higa, mismo que se encargó de la construcción de la Casa Blanca de Peña Nieto, se han llevado a cabo desalojos para iniciar la construcción de la carretera Toluca-Naucalpan.


Esta carretera también afectaría el Gran Bosque Otomí- Mexica al invadir tierras comunales, destruir casas en municipios y afectar de manera directa a comunidades otomíes: San Francisco Xochicuautla, San Lorenzo Huitzizilapan, Santa María Atarasquillo, entre otras.

Los pobladores denuncian que también se han cometido violaciones a derechos humanos en su contra, como represiones y destrucción de cultivos y viviendas, en represalia por iniciar una resistencia y oponerse a los planes del proyecto.


En marzo, un juez federal ordenó suspender las obras. La autoridad, impedida a hacer su voluntad, ahora amenaza y acecha incesante al pueblo indígena que intenta defender lo que histórica, legal y culturalmente les pertenece.


LOS DEFENSORES PRESOS

Las consecuencias de este tipo de construcciones no han sido exclusivamente ambientales y territoriales. Durante la última década, los opositores de estos proyectos han sido culpados de delitos falsos para ser apresados y frenar sus intentos de cese de los planes de grandes empresas y autoridades.

Alrededor de 350 activistas han sido detenidos, otros 30 fueron asesinados y hay algunos que han desaparecido. Cientos de denuncias por violaciones a derechos humanos, según informa la CNDH, han sido ignoradas.

Mientras tanto, a través de esta Caravana y el arte, se buscará hacer conciencia entre la sociedad civil para que comprendan el impacto que puede tener una obra en apariencia beneficiosa.



*Fuentes: La Jornada, Regeneración y Proceso








ETIQUETAS: México
REFERENCIAS:
mediodigital mediodigital

COMENTARIOS