Manual para mandar nudes en modo 100 % seguro

Karina EspinozaMiércoles, 16 de agosto de 2017 16:27

shares
Noticias

Las nudes como tal comenzaron cerca de 1850 (si no consideramos las fotos de Hippolyte Bayard en 1801, donde se expone con el torso desnudo en autorretratos sin intenciones eróticas)

«En el principio era el dibujo, y el dibujo era con desnudo. Todos los registros de desnudos fueron hechos por la humanidad; y sin ella nada de lo que es plasmado y compartido es hecho». Si existieran los apóstoles de la sexualidad, habrían escrito esto del principio de los tiempos, en los que mandar nudes consensuadas no era pecado ni motivo de miedos a malas voluntades.

Así que pensemos que en el principio de los tiempos eróticos fue el dibujo y la pintura, después vinieron la fotografía, el video y al final, los celulares como herramientas que usamos voyeristas y exhibicionistas para ver y mostrar a placer las imágenes que nos gustan como una expresión más de lo infinito de nuestra sexualidad.

Las nudes como tal comenzaron cerca de 1850 (si no consideramos las fotos de Hippolyte Bayard en 1801, donde se expone con el torso desnudo en autorretratos sin intenciones eróticas) con las primeras tomas de Auguste Belloc, a las que después le sucedieron las imágenes anónimas de mujeres desnudas que hoy pertenecen a la colección del parisino Gerard Levy, que rompieron los esquemas de pensamiento de la época con poses lúdicas y naturales.


*Foto: Collection Gerard Levy, París, circa 1900.


Pero hoy, a diferencia de aquellas imágenes, se puede tener el control de lo que se quiere mostrar (¡enseñar es nuestro derecho!)

Así que ponte abusada y abusado porque si todavía lo estás haciendo mal con el sexteo y el “send nudes”, porque aquí va un pequeño manual práctico, paso por paso, sugerido por luchadoras.mx para enviar tus mejores poses en consenso de forma segura.


1. Elimina elementos en la fotografía que puedan revelar tu identidad. El difuminado siempre es buen amigo. Apps como After Focus, Focus Effect y SnapSeed son las indicadas para borrar aquello que no quieras compartir.


2. Puedes usar apps en las que las fotos se autodestruyan. Telegram es una excelente opción porque tiene una función que permite hacer y eliminar conversaciones secretas.


3. Usa apps cifradas, es decir, que nadie más que tú y a quien se las mandas las pueda ver. Whatsapp es cifrada. En el caso de video, jitsi.org es una buena alternativa para estar seguro de que no habrá mirones de más.


4. Limpia tus apps de mensajes donde compartes nudes. Si quieres conservarlas, usa otras apps de guardado como iVault, que además es gratuita.


5. No envíes fotos a desconocidos (sin haber considerado los puntos anteriores). Y menos si no te las pidieron.



ETIQUETAS: Fetichismo Desnudo apps
REFERENCIAS: ¡Sextea, Dale!
Karina Espinoza Karina Espinoza Periodista

Comunicóloga. Escribo y edito. Clavada del arte, la estética y el género. Marguerite Yourcenar y Julia Kristeva son mis superhéroes favoritos.

COMENTARIOS