Los Zetas y el Cártel del Golfo infiltrados con choferes de Uber

Cultura ColectivaViernes, 23 de junio de 2017 15:10

shares
Noticias narcotrafico infiltrado con uber


Los taxis privados a través de la aplicación Uber ya no son tan seguros como antes. Al repunte de asaltos y violaciones en sus unidades ahora se suma que Los Zetas y el Cártel del Golfo se infiltraron con los choferes.

Tal vez sea una coincidencia y algo que ocurrió a sólo unos pocos, pero un reportaje del portal Reporte Índigo da cuenta que en el área metropolitana de Nuevo León tres operadores de Uber fueron ejecutados.

Además de los asesinatos a mano del crimen organizado, hay casos de secuestros, un desaparecido y uno más que, pese a ser baleado, no perdió la vida.

Esto no es un invento o información basada en testimonios anónimos, ya que los datos son oficiales de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) que investiga desde hace seis meses estos reportes.

Los elementos de la AEI tienen suficiente evidencia de que conductores que operan unidades de Uber mantienen vínculos con integrantes de Los Zetas –uno de los grupos criminales más sanguinarios de México-, y el Cártel del Golfo (enemigos del Chapo Guzmán).

El primer asesinato data de diciembre de 2016, cuando al chofer Gustavo Saavedra Pérez lo plagiaron, pero luego lo hallaron muerto dentro de una cajuela de un automóvil que daba servicio como Uber.

Otro caso más es el de marzo pasado, también relacionado con la venta de drogas cuando Mauricio Huerta, de 30 años, apareció decapitado y descuartizado en el municipio de Santa Catarina.

Los restos de este hombre fueron dejados junto a un narcomensaje en el que amenazaban a otros que quisieran dedicarse al narcomenudeo con grupos rivales a Los Zetas.

El empleo de unidades de taxi para la venta de estupefacientes no es ninguna novedad en Nuevo León, ya que durante el sexenio del expresidente Felipe Calderón estos grupos delictivos - Los Zetas y el Cártel del Golfo- se introdujeron en los ecotaxis para operar en la capital del Estado.

Además, hicieron honor a su nombre y los criminales se organizaron en tres actividades con ese transporte: distribución, recolectar ganancias y espiar a los enemigos, así como a elementos del Ejército, policías federales y marinos.

A finales de mayo de 2015 hubo protestas de los 140 mil taxistas concesionados en la Ciudad de México, quienes aseguraban que las unidades de Uber les provocaban pérdidas por 40 millones de pesos diarios.

Tal vez estas manifestaciones de los taxistas se repitan y aleguen que la preferencia de los usuarios por Uber era precisamente la seguridad, que ya está cuestionándose en los últimos meses.

*

Podría interesarte:

Los escándalos de abuso sexual que hacen temblar a Uber.

Conductor de Uber que violó a pasajera es sentenciado a 19 años en prisión






ETIQUETAS: crimen organizado
REFERENCIAS:
Cultura Colectiva Cultura Colectiva

COMENTARIOS