Los nazis y "el arte degenerado"

mediodigitalLunes, 4 de noviembre de 2013 6:24

shares
Noticias nazis

En los años 30 los nazis confiscaron y robaron más de mil 500 piezas marcadas como "arte degenerado", piezas que mostraban la sensibilidad del artista más allá de lo real. Este acervo artístico fue descubierto ayer en un departamento ubicado en Munich: 1.500 obras de arte, de incalculable valor artístico y económico, de grandes maestros del modernismo. Entre ellos, Edvard Munch, Picasso, Franz Marc, Paul Klee, Chagall, Otto Dix, Oskar Kokoschka y Max Liebermann.

nazis 1

El hallazgo fue difundido por la revista alemana Focus, que estima en mil millones de euros el valor del conjunto. Se trata de obras que fueron robadas o confiscadas por los nazis, así como de piezas que coleccionistas judíos vendieron a muy bajo precio.

Las obras  habían sido adquiridas por Hildebrand Gurlitt, un comprador de arte dueño de una galería en el barrio de Schwabing, en Munich. Tras la Segunda Guerra Mundial, el galerista aseguró haber perdido gran parte de sus obras en los bombardeos de Dresde, pero tras una unvestigacíon se descubrió que su hijo guardó la enorme colección en secreto durante más de 50 años en su departamento.

nazis 2

Hildebrand Gurlitt fue un reconocido dealer de arte en Berlín en los años 30. Según la revista Focus,  los nazis no lo apreciaban  por ser de procedencia judía. Pero Gurlitt contaba con numerosos contactos y logró  que el ministro de propaganda nazi, Joseph Goebbels, lo contratara para  vender cuadros de “arte degenerado” a otros países.

Durante la Segunda Guerra Mundial, Gurlitt colaboró para formar la colección del Führermuseum, el museo que Hitler planeaba construir en la ciudad austriaca de Linz y que contendría la pinacoteca más grande del mundo.

A partir de 1933, los directores de los museos que habían coleccionado arte moderno comenzaron a ser destituidos, mientras las obras expresionistas, impresionistas, surrealistas o abstractas pasaban a quedar proscritas y almacenadas en depósitos y almacenes.

Cientos de miles de alemanes visitaron la exposición Arte Degenerado, considerada hasta hoy una de las más vistas de la historia del país, para escandalizarse ante las pinturas, dibujos y esculturas que el régimen mostraba como ejemplos de arte "enfermo" y "decadente" . Las obras se exponían amontonadas, en salas mal acondicionadas, y acompañadas de mensajes propagandísticos que las ridiculizaban como "descomposición espiritual" , "fantasías enfermizas" o "ceros a la izquierda desquiciados" , mientras se subrayaba el dispendio que había supuesto su adquisición con dinero público.

nazis 3

La exposición fue inaugurada por Hitler, quien dio la orden de "limpiar" todos los museos, galerías y colecciones de arte alemanas de las obras proscritas. La lista de "arte degenerado" llegó a incluir alrededor de 20 mil piezas de más de 1 mil artistas y en 1938 se aprobó la ley que abrió la puerta a vender estas obras en el extranjero, con el fin de recaudar fondos para el Reich.

Se organizaron entonces subastas y centenares de piezas salieron del país, aunque también se perdió en aquellas fechas la pista de miles de obras inventariadas.

El padre de Cornelius Gurlitt fue, como se mencionó,  uno de los encargados de vender cuadros en el extranjero gracias a sus contactos con el mundo del arte.

Tras la derrota de los nazis, Gurlitt se apoderó de las piezas y a su muerte, su hijo, quien conservó los cuadros en su departamento, sobrevivía con la venta esporádica e ilegal de estos.

Entre la colección hay una pintura de Matisse que habría pertenecido al coleccionista francés Paul Rosenberg. Su nieta Anne Sinclair durante décadas ha luchado por la restitución de las obras robadas por los nazis. El hallazgo se suma a la reciente investigación de los museos holandeses en torno al tema.

Con información de El Universal

ETIQUETAS: reciente
REFERENCIAS:
mediodigital mediodigital

COMENTARIOS