La importancia de los chorros de vapor en la luna de Júpiter para el Sistema Solar

Regina MendozaMartes, 27 de septiembre de 2016 9:04

shares
Noticias luna de jupiter



La NASA confirmó el avistamiento de chorros de vapor de agua (como géiseres) en la superficie de Europa, la luna de Júpiter y uno de los principales satélites que podrían alojar vida en el Sistema Solar.

Los astrónomos están satisfechos tras descubrir que chorros de agua que salen a la superficie del polo sur de Europa en forma de vapor, pues quiere decir que ya no tendrán que perforar muchos kilómetros de capas de hielo para tomar muestras para buscar posibles formas de vida.
Con esta nueva evidencia, los científicos aseguran que puede existir un océano debajo de la costra congelada y que es dos veces más grande que todos los océanos de la Tierra juntos.

La NASA, con el Telescopio Hubble, reportó 10 observaciones de luz ultravioleta y en tres de ellas, sucedidas en el 2014, se vislumbraron por primera vez trazos parecidos a los de un géiser en el polo sur de la Luna: columnas de vapor de agua de aproximadamente 200 kilómetros de largo.  

En el 2012, se observaron por primera vez estos cuerpos de agua y si se comparan los cálculos y simulaciones de longitud (altitud alcanzada) y cantidad de material expulsado, ambos casos son muy similares.
El viceadministrador de la NASA, Geoff Yoder  aseguró que ellos consideraron en primera instancia que se trata de vapor de agua o de partículas de hielo porque es precisamente de eso de lo que está constituido el satélite.
El siguiente paso es usar otros instrumentos para ahora buscar hidrógeno, oxígeno y otros químicos que den pistas para descubrir de qué está hecho el océano.

Europa es uno de los cuerpos más activos del Sistema Solar, tiene un tamaño similar a nuestra luna. La máxima temperatura que alcanza es -160 grados centígrados y por estar cubierto de hielo se ha convertido en uno de los “objetos que produce más reflejos”.

Lo más importante es que, además de que hay evidencia de contener mucha agua líquida, también tiene un núcleo repleto de químicos y energía. Es decir, que la Luna puede llegar a tener los tres elementos básicos que desarrollaron la vida en la Tierra: agua, energía y químicos orgánicos.
Si dichos géiseres son reales, "esto permitiría buscar vida en la superficie de Europa sin tener que taladrar el hielo”. Esto simboliza un gran avance en la búsqueda de vida en otras zonas del Sistema Solar.

No obstante, hay que recordar que las “expediciones” en Europa no representan una misión para hallar vida, sino una misión enfocada en confirmar o negar su habitabilidad.
Estos descubrimientos podrían responder la pregunta eternal de los astrónomos: “¿Hay vida fuera de la Tierra?"


*Con información de: The Guardian, El País. 





ETIQUETAS:
REFERENCIAS:
Regina Mendoza Regina Mendoza

COMENTARIOS