Guerra en Yemen suma 10 mil muertos y más de 3 millones de desplazados

Regina MendozaMartes, 17 de enero de 2017 6:49

shares
Noticias guerra en yemen



Yemen, el país que marca el fin de la península arábiga, es otro ejemplo claro de otra nación del Medio Oriente devastada y martirizada por disputas internas apoyadas desde el exterior, producto de los choques ideológicos, políticos, religiosos y el anhelo de supremacía. A lo largo de dos años de conflicto, los enfrentamientos belicosos han provocado 10 mil muertes y el desplazamiento forzado de más de 3 millones de personas.

De acuerdo a The Guardian, la oficina de asuntos humanitarios de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), dio el informe de las cifras, aunque eso sea un "cálculo estimado": usaron datos de las instituciones de salud que tienen registro de las víctimas de la guerra "enormemente ignorada por la comunidad internacional".

El portavoz del secretario general de la ONU, Farhan Haq, refirió en un comunicado en Nueva York que urge a cesar el conflicto en Yemen, sin retrasarse más. El "costo humanitario" que está teniendo no puede echarse a un lado.

Las cifras reveladas (10 mil muertos y 3 millones de desplazados) son alarmantes, sin embargo, no son exactas pues no incluyen los registros de las personas muertas que llevan hospitales y clínicas,  la mayoría, se sospecha, son de los combatientes de ambos lados.

Yemen es tierra de nadie, además de ser la nación más pobre del mundo árabe. Inaccesible para la ayuda humanitaria que pretende auxiliarlos y rescatar a los ciudadanos atrapados entre las armas de dos bandos irreconciliables: los rebeldes  militantes y el gobierno, apoyado por naciones como Rusia, Irán y Estados Unidos.

De un bando, la insurgencia de los hutíes iniciada en el 2014 incluye a los zaidi chiítas, (el chiísmo es una de las dos ramas principales del Islam) y apoyada por los partidarios del expresidente autoritario Ali Abdullah Salehm e Irán,  irrumpieron y tomaron varios edificios gubernamentales de la capital, Saná.

La invasión y el acorralamiento a través de un arresto domiciliario obligó al presidente interino, Abdrabbuh Mansour Hadi, a abandonar el país e instalarse en Riad, la capital de Arabia Saudita.

Desde entonces el otro bando, conformado por nueve naciones lidereadas por  Arabia Saudita y apoyada por Estados Unidos y otras naciones árabes sunitas, el grupo musulmán mayoritario,  iniciaron campañas militares aéreas y bloquearon todos los movimientos "rebeldes" para facilitar el regreso del gobierno y continuar la lucha contra los hutíes.

The Guardian explica que es precisamente por las ambiciones de Arabia Saudita que la guerra se ha prolongado por dos años y devenido en catástrofe. Por si fuera poco, "muchos niños soldados han sido recluidos, han habido epidemias de cólera, ataques en escuelas, hospitales y áreas públicas". Hay una grave crisis alimentaria: 14 millones sufren de inseguridad nutricional y poco más de 370 mil niños menores de cinco años están en riesgo de morir de hambre. 

Los oficiales de la ONU estiman que alrededor de 19 millones de personas, que representan casi el 80 por ciento de la población y los tres millones que han sido desplazados requieren de ayuda humanitaria. 

El grupo de control saudí ha provocado la mayoría de las muertes, aunque los hutíes también han sido autores de graves masacres. A pesar de los esfuerzos de la ONU porque cese el conflicto, las personas siguen muriendo, asesinadas o por hambre y la comunidad internacional no ha puesto la suficiente atención a un conflicto que se equipara con cualquier otro sostenido en la actualidad.

*

Podría interesarte:

La guerra en Yemen obliga a sus ciudadanos a comer basura

7 claves para entender el surgimiento del Estado Islámico




ETIQUETAS: Guerra
REFERENCIAS:
Regina Mendoza Regina Mendoza

COMENTARIOS