PUBLICIDAD

NOTICIAS

Guerra contra las drogas en Filipinas deja más de 1000 muertos por mes

En cuanto Rodrigo Duterte asumió la presidencia de Filipinas, comenzó su campaña de combate al narcotráfico que, en siete meses, ha dejado más de 7 mil muertos.

«Acabaremos con los criminales, la corrupción y el narcotráfico» fue el lema pilar de la campaña de Duterte, quien ganó las elecciones con más de 16 puntos de ventaja contra sus rivales.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

*Duterte mientras era alcalde de Davao, en 2014.

El pasado 2 de agosto, en uno de los días más sangrientos en Filipinas, se reportó la muerte de 32 hombres, sospechosos y “notorios delincuentes”, llamados así en un comunicado en el que se afirmó que eran «de los que prefieren luchar hasta la muerte antes que ser atrapados vivos", así que la policía "no tuvo más remedio que disparar a matar».

El número de víctimas no sólo es escandaloso por la cifra, sino porque además de “delincuentes”, entre los muertos hay integrantes de patrullas vecinales, policías y ciudadanos de a pie, en una continua violación a los derechos humanos. Aunque a Duterte poco le importa la posición de organizaciones internacionales y reiteró que cumplirá lo que prometió en campaña: erradicar el narcotráfico y el crimen.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

*Mujer de 29 años asesinada en Manila por dos pistoleros el pasado 3 de marzo.

Los reportes oficiales ya se han expiado de culpas y esta semana sacaron un comunicado que afirma que sólo 2 mil 517 personas fueron asesinadas por las fuerzas de seguridad, y que 4 mil 525 han sido muertos por «hombres armados no identificados», es decir, patrullas de vigilancia ciudadana, que más bien son un grupo de matones que hacen ejecuciones extrajudiciales solapados por el gobierno.

A la polémica de los arrestos que ya superan los 52 mil, y en muchos casos las pruebas son inconsistentes, se ha sumado el secuestro y muerte de Jee Ick-Joo, un empresario surcoreano que fue sacado de su casa y, tras recibir el dinero del rescate fue asesinado por sus captores. Las investigaciones del caso concluyeron que entre los captores hubo miembros del cuerpo de seguridad nacional que usaron una falsa orden de arresto para cometer el crimen.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

En un llamado de auxilio desesperado, distintas organizaciones humanitarias piden que haya oposición nacional e internacional frente al gobierno de Duterte, que de no ocurrir, cobrará la vida de más personas.

Consumidor asesinado en la redada masiva del 2 de agosto. *Foto: AFP.

Podría interesarte
Etiquetas:drogasasia
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD