Surrofair, la feria donde se regalan celulares si alquilas un vientre

Vicente RViernes, 26 de mayo de 2017 15:06

shares
Noticias feria de alquiler de vientres

 


“No se pueden hacer fotos ni vídeos”, es la primera advertencia que se nos hace antes de entrar al lugar. Ya estando adentro se puede observar una sala sin ventanas en la que predomina el rosa y se escucha a personas hablando español, inglés y ucraniano.

Con una gran sonrisa algunas personas te preguntan: “¿estás buscando formar una familia? ¿podemos ayudarte?”.

De lo que hablamos es de Surrofair, el mayor evento de promoción de alquiler de vientre en España, que tuvo lugar entre el 6 y el 7 de mayo en Madrid.

Ese mundo, qué es muy cuestionado, está formado por agencias internacionales de gestación subrogada y sus clientes potenciales son en su mayoría parejas heterosexuales y parejas gay que buscan cumplir su sueño de tener un bebé propio.

El problema para la feria son los colectivos feministas que están radicalmente en contra y buscan con protestas echar abajo el negocio, que de por sí es ilegal en España.

Las criticas son normales pues según diario El País, contratar el plan VIP de subrogación de vientres en Ucrania de la agencia Surrofamily, incluye por menos de 60 mil euros: una canasta de bienvenida al bebé, una niñera de 9:00 a 18:00 y un teléfono inteligente de regalo.

Aunque parezca extraño que se pueda hacer una feria de un producto ilegal, este festival tiene todo un ritual y manejo que se mueve al límite de la Ley.

En España hacer contratos de gestación de bebés en vientres de mujeres que renuncian a ellos a cambio de dinero es ilegal, pero las parejas que pagan por estos servicios se acercan a la feria para conocer la oferta y después llevar a cabo la compra fuera del país.

La mayoría de los movimientos se llevan a cabo en Ucrania ya que es el destino más barato, donde se ofrece todo el proceso a menos de 40 mil euros. También Estados Unidos (con un costo de 200 mil euros) o Canadá son algunos otros países donde se mueve el negocio.

El proceso de alquiler de vientre queda concluido cuando se llevan a cabo diversos trámites para que los padres llevar a los niños de regreso con ellos, aunque hay casos en que se les ha denegado el recurso.

Hasta 2015, uno de los destinos más visitados por parejas que buscaban tener bebés por subrogación era la India, pero perdió popularidad por su fama de ser una “fábrica de bebés extremista”, esto cuando salieron a la luz muchos casos de esclavitud en los que vivían las mujeres para cumplir el negocio.

Se sabe que eran encerradas en “granjas” durante nueve meses, sin poder salir ni tener sexo, ni estar con sus familias, ni comer lo que se les antojara. Eran sumamente explotadas por sus propios maridos y por las agencias y casi siempre terminaban recibiendo una miseria a cambio de parir hijos para otras personas.

En el libro “El ser y la mercancía”, la periodista y escritora sueca Kajsa Ekis Ekman narra como las mujeres indias eran “hipnotizadas” para no desarrollar su instinto maternal y se les enseñaba a hablar a sus vientres diciendo: “Tus padres te esperan”.

Fue desde el primer momento en que salió a la luz toda el maltrato que la India inició un proceso para prohibir que un extranjero pudiera contratar mujeres indias para ese fin.

Pero no hay que irnos tan lejos pues México en algún momento fue considerado el paraíso de los vientres, pero desde una modificación que se dio a la ley en Tabasco (el único estado que permitía la maternidad subrogada), fue que se prohibió gestar bebés.

El problema con las restricciones en los países es que ha traído como consecuencia que muchos procesos judiciales quedaran inconclusos y varios bebés en el limbo.

Pero mientras hay algunos países donde se ha retrocedido, aún existen otros donde avanza a pasos agigantados como en Grecia y Ucrania.

***
Podría interesarte:

Captan a hombre abusando sexualmente de joven en autobús (VIDEO)

Límpiate con Trump en el baño y ayuda a migrantes en Estados Unidos

Por 250 mil pesos semanales, este expolicía cambió su trabajo por el robo de gasolina

ETIQUETAS:
REFERENCIAS:
Vicente R Vicente R

COMENTARIOS