El porcentaje de niñas que se convierten en mamás aumenta dramáticamente en México

Lau AlmarazMartes, 24 de octubre de 2017 20:29

shares
Noticias

Las costumbres y la pobreza son factores que influyen en el embarazo de niñas y adolescentes mexicanas.


Hablar de métodos anticonceptivos es sinónimo de humillación, de vergüenza, de rechazo. Si las mujeres llegan a tocar el tema con sus parejas, en automático son señaladas como no aptas para tener una familia, pues “su papel como mujeres” es dar vida, según las costumbres y tradiciones que imperan aún en diversos sectores de la sociedad mexicana, sobre todo en comunidades en las que mucha información no está al alcance de la ciudadanía.


Esther, por ejemplo, contrajo matrimonio cuando apenas tenía diecisiete años. Desde muy pequeña sus padres acordaron casarla porque así convenía a la familia. La pobreza los orilló a casarla siendo una adolescente, situación que no veían con malos ojos, pues convertirse en madre muy joven daba las energías suficientes para atender las demandas de los hijos que tuviera. Después de ser violada numerosas veces por su esposo, se convirtió en madre al poco tiempo de casarse.


*Foto: Baixaemusica.


Entre las creencias religiosas o las costumbres de una comunidad, el número de matrimonios infantiles, forzados o voluntarios, va a la alza en México, pero esta situación conlleva a una más alarmante todavía: la cifra de niñas que antes de tiempo se convierten en madres registró un aumento del 8 por ciento en los últimos dos años. En 2016, las pequeñas que fueron mamás alcanzaron las 395 mil 597 en nuestro país.


*Foto: Alainet.


La cifra, presentada por el Subsistema de Información sobre Nacimientos de la Secretaría de la Salud (Sinac), contempla a niñas y adolescentes de entre 9 y 19 años.


De las 395 mil, fueron 11,219 las que se convirtieron en madres teniendo edades entre 9 y 14 años. Además, según un informe del Instituto de Liderazgo Simone de Beauvoir, enfocado al embarazo adolescente en México, el 17 por ciento de estas pequeñas dijeron pertenecer a algún pueblo indígena.


«Por cuestiones muchas veces culturales se piensa que a tempranas edades debes estar casada o tener un cierto número de hijos y eso es bien visto por algunas comunidades», reveló al diario español El País, Guillermina Juárez, mujer zapoteca que vive de cerca la situación de madres niñas o adolescentes en las comunidades rurales de Oaxaca.


*Foto: NTR Guadalajara.


No sólo las niñas oaxaqueñas padecen esta situación, también las que habitan en estados como Chiapas, Chihuahua, Coahuila, Nayarit, Nuevo León y Sonora. Los municipios de estos estados registran más del 20 por ciento en embarazos adolescentes en el país.


Por cada mil mujeres de entre 15 y 19 años de edad, hay una tasa de 76 nacimientos, lo que provoca que México tenga la tasa de fecundidad en adolescentes más alta entre aquellas naciones que integran la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).


Además, en un estudio realizado por el Instituto Nacional de Salud Pública (INSP), se reveló que no se designan recursos para que la ciudadanía en general tenga acceso a métodos anticonceptivos gratuitos y que no tenga tampoco el conocimiento de las maneras de prevención de embarazos a temprana edad. Incluso desconocen que tienen derecho a interrumpir de manera legal su embarazo.


Podría interesarte:


El matrimonio infantil, un problema más común de lo que imaginamos


ETIQUETAS: México Mujeres
REFERENCIAS: El Universal El País
Lau Almaraz Lau Almaraz

Periodista egresada de la FES Acatlán.

COMENTARIOS