Esta es la razón por la que Calzada de Tlalpan está llena de hoteles

Lau AlmarazJueves, 30 de noviembre de 2017 20:39

shares
Noticias

Una de las avenidas más transitadas de la Ciudad de México, está llena de hoteles y todo puede ser por su ubicación.

Diversos autores lo han intentado y muchos de ellos parecen coincidir en distintos puntos que responden a la incógnita que muchos, posiblemente, tenemos: ¿por qué la Calzada de Tlalpan, una de las más transitadas de la Ciudad de México, está llena de hoteles?


Unos dicen que porque la gente que iba camino a Cuernavaca necesitaba lugares en dónde descansar antes de retomar la carretera rumbo a su destino. Otros más aseguran que fue porque la cantidad de mesones ubicados en el centro de la ciudad obligaron a que los negocios se expandieran, tanto así que llegaron hasta Tlalpan.


 Hotel Prado en Tlalpan. (Foto: Agoda)


Lo cierto es que cada uno de estos testimonios provocaron que poco a poco fuéramos conociendo más sobre las causas por las que esta calzada se llenó de decenas de hoteles y moteles.


Un día de 1525, Pedro Hernández Paniagua solicitó al gobierno de la ciudad la licencia para construir un mesón en su casa, un lugar en donde pudiera acoger a todos aquellos que llegaran a comprar pan, vino y carne. Además, se les podría ofrecer hospedaje. Poco a poco, la calle de Mesones, lugar en donde estableció el primer local Hernández Paniagua, se llenó de este tipo de negocios.


 Hotel Catalina en Tlalpan. (Foto: Agoda)


Al expandirse la ciudad en diversas direcciones, este tipo de establecimientos se fueron recorriendo hacia las salidas de la ciudad y una de ellas fue, justamente, Calzada de Tlalpan, que en ese entonces diversos negocios alrededor que daban pie a que turistas y habitantes pudieran realizar algunas compras antes de emprender o continuar el viaje hacia Acapulco o Cuernavaca.


Héctor de Mauleón, cronista mexicano, indicó a El Universal, que fue el cronista Armando Jiménez quien dijo que en 1935 se inauguró en Tlalpan el primer motel citadino; llamado “El Silencio”.


 Calzada de Tlalpan en el tiempo. (Foto: Pinterest)


Otra de las cosas que ayudaron a que Tlalpan se llenara de hoteles fue el juicio moral que siempre ha caracterizado a la sociedad mexicana respecto a que las parejas de enamorados deciden visitar estos hoteles lejos de la ciudad para encontrarse a solas y no ser juzgados por la gente.


«En una ciudad que no ha encontrado nunca dónde meter el amor, el nocturno de la carne, la ciudad del deseo comienza bajo el arco voltaico donde la otra termina: en el tic que ilumina las noches con las letras cintilantes de la palabra hotel», sentenció De Mauleón en una de sus crónicas citadinas.


Podría interesarte:

La construcción de este hotel de lujo arrasará con el ecosistema de Punta Nizuc en Cancún

Delegada visita un hotel clandestino al "estilo detective"


Lau Almaraz Lau Almaraz

Periodista egresada de la FES Acatlán.

COMENTARIOS