Detienen en Venezuela al "Lobo Feroz", el pederasta en serie que abusó de medio millar de menores

Fernando CastilloMartes, 23 de enero de 2018 12:46

shares
Noticias el lobo feroz pederasta en serie

Se le acusa también de hacer una red de pederastia en México, Colombia y Venezuela


Después de que el gobierno de Colombia emitiera una alerta para dar con el paradero de Juan Carlos Sánchez Latorre, colombiano de 37 años acusado de abusar de más de 500 menores de edad, el pasado 1º de diciembre fue detectado y capturado en Maracaibo, Venezuela, por las autoridades locales. Ahora Colombia solicita la extradición del pederasta conocido como "Lobo Feroz".

Las autoridades decomisaron una extensa colección de pornografía infantil. Hoy Sánchez, quien trabajaba como ingeniero en sistemas, está preso en una cárcel de Caracas en espera de su situación jurídica.


La policía nacional colombiana le ha comprobado al menos 274 crímenes sexuales contra menores de edad, a los que acechaba en lugares públicos para después abusar de ellos, grabarlos y vender el material por Internet.


La ley colombiana le sigue la pista desde 2005 por la violación de un menor de edad en Barranquilla y las investigaciones determinaron que entre 2005 y 2008, Sánchez abusó de al menos 50 menores de edad, pero sólo seis lo habían denunciado con sus padres. Ese mismo año fue detenido durante un par de meses pero quedó en libertad tras el vencimiento de las denuncias en su contra.



El Lobo Feroz tenía contacto con el pederasta mexicano Héctor Faria, a quien en 2011 las autoridades mexicanas le decomisaron cientos de correos electrónicos con contenido pornográfico infantil provenientes de Colombia, dirección que correspondía a Sánchez, identificado como "Sádico13".


Se contabilizaron 276 abusos en un lapso de tres años, donde la violencia física y la perversión de Sánchez contra las víctimas, era acompañada de amenazas con armas blancas. Faria, por su parte, compraba el material del colombiano en precios que oscilan entre los 100 y los 400 dólares.


Modus operandi


El pederasta abordaba niños que estaban descuidados por sus padres en los centros comerciales o locales de videojuegos en colonias marginadas y pobres de Barranquilla. Después de ganarse su confianza, los convencía de ir a su casa para jugar videojuegos y ahí les ofrecía entre 2 mil y 5 mil pesos para que se dejaran tomar fotos desnudos.


La forma de operar de Sánchez era tan repetitiva que en la región corría el rumor de que un pederasta en serie andaba suelto, lo que llamó la atención de las autoridades y finalmente iniciaron una investigación. La Policía Nacional determinó, poco después, que el victimario había huido a Venezuela en enero de 2017.


La investigación de las autoridades colombianas indica que las cifras reales de las víctimas de Sánchez podrían alcanzar hasta el medio millar. Para que la extradición se agilice la, policía colombiana solicitó a las autoridades mexicanas y venezolanas el material decomisado a Sánchez y Faria para que el peso de las pruebas por delitos perpetrados en territorio extranjero se sumen a los delitos en Colombia.


Podría interesarte:


¿Qué diferencias hay entre un pedófilo y un pederasta?

Pederasta solicita reducción de condena tras ayudar a la policía a dar con una red de pornografía infantil


Fernando Castillo Fernando Castillo articulista internacional

COMENTARIOS