Discapacitado murió en la cárcel por ser rociado con gas

Lau AlmarazJueves, 30 de noviembre de 2017 19:17

shares
Noticias discapacitado muere en la carcel rociado con gas

Randall Jordan-Aparo solicitó auxilio médico por cuatro días seguidos debido a su padecimiento y fue discriminado.

El caso de Darren Rainey sacudió a Florida en 2012. Con esquizofrenia diagnosticada, el hombre que estaba recluido en el penal del Condado Dade, en Miami, fue asesinado por un par de guardias que lo colocaron debajo de una regadera, con agua que caía sobre su cuerpo a más de 70 grados centígrados. No soportó las quemaduras y murió en lo que se conocía como “La Ducha de los Tormentos”.


El caso se dio a conocer en mayo de este año, cuando a través de una investigación, el Miami Herald reveló la tortura que le hicieron pasar a Rainey. Ahora, The Washington Post descubrió un caso similar al suscitado en el Condado Dade.

 

Randall Jordan-Aparo quien sufría de la enfermedad de Osler-Weber-Rendu, un padecimiento genético de la sangre, el cual se agravó en los días previos a su muerte, fue presuntamente asesinado por guardias de la prisión de Carrabelle, Florida, luego de ser rociado con «un agente de restricción química» tras solicitar atención médica durante cuatro días consecutivos.


discapacitado muere en la carcel rociado con gas 1

 Randall Jordan-Aparo cumplía una condena de veinte meses en Carrabelle, Florida. (Foto: The Washington Post)


Jordan-Aparo cumplía, durante el año 2010, una condena de 20 meses. El joven de 27 años, discapacitado a raíz del trastorno sanguíneo grave que padecía, sufría también de asma. Justo estaba teniendo un ataque respiratorio cuando solicitó el auxilio médico. Según los abogados de la familia y testigos en el penal, Randall presentaba latidos cardíacos rápidos, fiebre y dolor corporal.


Al personal médico no le pareció urgente, así que le recomendaron tomar Tylenol y un poco de agua. Según los registros judiciales oficiales a los que The Washington Post tuvo acceso, Randall lanzó una maldición sobre una de las enfermeras, lo que provocó que lo trasladaran a una celda de aislamiento en la que le rociaron un gas que ellos definieron como “un agente de restricción química”.


«¡No puedo tomar el gas, no puedo!», fue lo último que los internos de Carrabelle le escucharon decir a Randall. Tiempo después se les hizo saber que fue encontrado muerto en el piso de la celda, cubierto de residuos de color naranja.


discapacitado muere en la carcel rociado con gas 2

 Esta fue la celda en donde se encontró sin vida a Jordan-Aparo. (Foto: The Washington Post)


El caso dio un giro de 180 grados cuando la familia de Randall Jordan-Aparo demandó a las autoridades de Carrabelle, pues aunque se pidió que se desestimara dicha reclamación, obtuvieron una victoria y un juez federal rechazó la solicitud del Departamento de Correcciones de Florida.


«Si el Departamento afirma que proporcionar al menos algún tratamiento siempre es suficiente para exonerar al Departamento de responsabilidad según la Ley de Rehabilitación, el Departamento simplemente está equivocado», indicó el juez federal de distrito, Robert L. Hinkle. «Una política de tratar accidentes cerebrovasculares o infartos con aspirina y nada más, no serviría», agregó.


Ahora, se espera que para marzo del 2018 se compruebe si los trabajadores de la prisión violaron la Ley de Estadounidenses con Discapacidades, pues de ser así, tanto el servicio médico, como el director del penal y los custodios que lo rociaron con el gas, podrían ser condenados a permanecer varios años encarcelados.


Podría interesarte:


La ducha de los tormentos, una muerte cruel y lenta para los presos

Así es como sobreviven los reos en las cárceles del Estado de México

Video revela las torturas y extorsiones


Lau Almaraz Lau Almaraz

Periodista egresada de la FES Acatlán.

COMENTARIOS