No sólo en Estados Unidos, en México también existen las violaciones a jóvenes actrices

Lau AlmarazJueves, 30 de noviembre de 2017 14:03

shares
Noticias

El director teatral Felipe Oliva, es acusado de violar, abusar y perjudicar psicológicamente a actrices y actores mexicanos.

Hace siete años, hacer teatro era una de las cosas que, a sus 18 años, más ilusionaban a Jimena, que solicitó su anonimato. Pero en el 2010 el teatro también le cambió la vida cuando conoció a Felipe Oliva, actor y director de teatro; el hombre que se ganó su confianza antes de convertirse en su violador. Y en el de muchos otros jóvenes.


Oliva, quien dirige la compañía “Nosotros Hacemos Teatro”, acumula hasta el momento siete denuncias penales y 22 testimonios en su contra, mismos que, según cuentan a Cultura Colectiva Noticias, dos de sus víctimas, se interpusieron hace año y medio ante la Fiscalía de Delitos Sexuales de la Ciudad de México, con el apoyo de Casa Mandarina. Pero él sigue dando clases, sigue libre para abusar y violar.

 

«Me siento fuerte porque estoy alzando la voz con mi caso y así ayudo también a otras chicas a denunciar, a decir lo importante que es hacerlo», dice Jimena, quien relató a detalle cómo fue su historia con Felipe Oliva.


 Cartel con el que Jimena, apoyada por asociaciones civiles,

denuncian los abusos de Felipe Oliva. (Foto: Cortesía Jimena)


El 25 de abril del año 2016, la activista colombiana Catalina Ruiz-Navarro, sacudió Twitter con el hashtag #MiPrimerAcoso, el cual invitaba a todas las mujeres a levantar la voz narrando, a través de la red social, su primera experiencia de acoso sexual. En ese momento, Jimena sintió la necesidad de hablar, de contar su angustia después de soportar años de abusos sexuales a manos de Felipe.


«A Felipe lo conozco porque él era director de la carrera de actuación en la Universidad de Londres, en el año 2010. Un día tuve que ir a su oficina por una grabadora y comienza a hacerme varias preguntas», recuerda Jimena.


Tras comprobar que Jimena tenía 18 años, Oliva la convenció de unirse como asistente a una pastorela dirigida por él. Ella le dijo que tenía que consultarlo con su mamá, pero él le dijo que no lo hiciera, que ya era mayor de edad y que tenía que decidirlo al momento porque las oportunidades no se presentan dos veces. Y entonces Jimena aceptó.


 Felipe Oliva (al centro) actuando en la obra "El Tartufo", al lado de su pareja, Mariana Brito (izq).

(Foto: Diario16)


En la producción todos recibieron bien a Jimena, incluida la pareja de Felipe, la actriz Mariana Brito, quien presuntamente, conoce (soporta y calla) los abusos no sólo físicos sino también psicológicos que el director ejerce sobre sus colaboradores, quienes tienen entre 18 y 22 años.


«Felipe comienza a preguntarme sobre mi vida, intenta generar confianza y le cuento aspectos en los que flaqueo. Cuando le conté sobre la separación de mis papás, me insistió en detalles», dice Jimena. Algo que también vivió de la misma manera el actor Marco Polo Suárez, otra víctima de los abusos psicológicos de Oliva.


«Durante los primeros ensayos era muy amable y desde ese momento me preguntó que qué onda conmigo, que cómo me llevaba con mi mamá, con mi papá, recuerdo mucho su mirada analítica, tomaba mi teléfono y veía mis fotos, la música que escuchaba», relató Polo a CCN.


«Para el segundo mes ya era el empujón, el grito, empezaba a tratar de encontrar la emoción en uno con nuestros temas personales. Mis compañeros no sabían por qué la traía contra mí».


 Video en el que el actor Polo Suárez, denuncia públicamente

los abusos que sufrió por parte de Oliva. (Video Facebook)


Después de aprovechar lo que ya sabía de las y los alumnos, Felipe lo utilizaba para manipularlos psicológicamente. Así fue como Jimena vivió el abuso sexual en su contra.


«Me invitó a participar en la obra “Curva Peligrosa”, la chica que interpretaba el personaje que yo iba a suplir se fue sin decir nada más y Felipe comenzó a expresarse mal de ella», indicó la joven actriz.


En el primer ensayo de la obra, según cuenta Jimena, Oliva dijo que realizarían un ejercicio en el que él tocaría algunos puntos de su cuerpo. Ahí intenta quitarle la blusa con el pretexto de que el personaje lo hacía en el guión y, ya sin blusa, intenta tocar piernas y vagina, lo que espantó a la actriz, que salió corriendo del teatro.


Felipe la alcanzó y le relató que él sufrió una violación cuando era niño, la convenció de que su ataque de pánico la hizo ver cosas que no eran y ella regresó a casa sin más. Días después, con el ánimo bajo, Felipe violó a Jimena en la casa de la joven actriz.


Escrache en contra de Felipe Oliva en el Teatro Enrique Lizalde por algunas de sus víctimas. (Video YouTube, Másde131) 


«No me sentía bien, le dije que me dejara comer en mi casa y me dijo que la mamá de Mariana estaba en el hospital, uno cercano a mi domicilio. Dice que todos irán a comer a mi casa, yo le digo que no, pero él insiste. Ese día Polo no estaba, sólo una chica a la que le pidió que lo trajera a mi casa. Ella no se quedó a comer pues se fue a ver a Mariana. Él sabía que no había nadie en mi casa. Le digo que no tengo comida, me azota contra la pared, me dijo que quería estar a solas conmigo», cuenta Jimena.

 

Felipe le dijo que las cosas con su pareja no estaban bien, utilizando nuevamente el argumento del padre de Jimena y, de pronto, comenzó a decirle que todo que hace, lo hace por su bien.


«Empieza a besarme, me tapa la boca, no puedo gritar, no puedo hablar, yo nunca había tenido relaciones sexuales, le pido que me deje y me dice: dejarás de ser niña y te haré mujer».


 Felipe Oliva fue despedido de la Universidad de Londres tras saberse el acoso a alumnas de la institución. (Foto: Aunam)


Los testimonios de los abusos sexuales y psicológicos, además de las violaciones, salieron a la luz justo con el hashtag #MiPrimerAcoso, en los cuales empezaron a etiquetar a Felipe Oliva. Lo acusan como violador de varias mujeres. Con el apoyo de Mora Fernández, directora de Casa Mandarina, y después de confesarle a su mamá lo que le había hecho, Jimena decidió denunciar el abuso del que fue víctima.


En sus terapias sacaba todo y poco a poco se dio cuenta de que las mujeres que seguían trabajando en el teatro no decían nada. La terapeuta, que también es actriz, le dijo que era violación.


«Muchas de mis compañeras me decían que se sentían acosadas. Yo me sentía amedrentado, me levantaba la voz, me decía que era un inútil, que mi papá no me quería, que mi mamá me manipulaba, yo le creía todo igual que todos, porque nos manipulaba psicológicamente con lo que nosotros mismos le habíamos contado de nuestras vidas», relató Marco Polo, quien en ese entonces contaba con 15 años.


Y buscaban a Mariana, pero ella nos decía que lo disculparan, que así era su carácter, que lo hacía por su bien.


Felipe Oliva durante una puesta en escena. (Foto: Ayuntamiento de Tlalnepantla)


Apoyada también por redes feministas, Jimena y las demás mujeres que se animaron a alzar la voz y formaron un grupo que realiza denuncias sociales para evidenciar públicamente a Felipe, quien además creó perfiles falsos para amenazar a sus presuntas víctimas. La denuncia de Jimena fue enviada a consignación y el juez que lleva el caso, sin perspectiva de género, según Jimena, mandó la denuncia a reserva.

 

«Nos sentimos amenazados, tienen mucho poder. Alguna vez la compañía recibió un apoyo de un millón de pesos para hacer teatro gratis. Nosotros cobrábamos 900 pesos por función y le teníamos que regresar como 400 porque supuestamente ellos como creadores no podían cobrar. Ese dinero que regresábamos era por debajo, no quedaba registrado en ningún lado. No se invirtió en escenario ni en vestuario. Oliva suele ser muy agresivo y violento, pero ni con eso nos van a callar», aseguró Marco Polo Suárez a CC Noticias.


 

Flyer de la última puesta en escena de Felipe Oliva.

(Foto: Facebook Centro Cultural El Foco)


Para Jimena, la vida debe seguir, pero no es algo que se supere fácilmente.


«Lo de la violación ha sido muy difícil exponerlo a los medios porque me hace sentir muy vulnerable, no soy la única persona que pasó por eso, pueden decir misa de mí, exponerme en redes sociales, victimizarse, pero no soy sólo yo», sentenció Jimena.


La impunidad sigue latente en México con respecto a las violaciones y abusos sexuales en contra de mujeres. Actualmente, Felipe Oliva se encuentra trabajando de manera normal. Presentó recientemente su obra "Mirar el Cielo" en el Centro Cultural El Foco. Actualmente son 22 testimonios de mujeres que señalan al director por actos de abuso sexual, De acuerdo a cifras presentadas por la Asociación para el Desarrollo Integral de personas Violadas, A.C. (ADIVAC), cada nueve minutos una persona es víctima de abuso sexual en nuestro país.


Podría interesarte:


Testimonios de acoso sexual en la UNAM, problemática que sigue latente en la máxima casa de estudios

Joven denuncia a su profesor por acoso sexual en la UNAM


Lau Almaraz Lau Almaraz

Periodista egresada de la FES Acatlán.

COMENTARIOS