PUBLICIDAD

NOTICIAS

Demisexuales: el sexo sin amor no es una opción



Heterosexuales, bisexuales u homosexuales; no importa la preferencia sexual que tengan. Los demisexuales son personas que pueden tener sexo con cualquier persona sin importar su género, pero es necesario que previo al encuentro carnal hayan creado lazos afectivos como una amistad sumamente especial o el completo enamoramiento.

La liberación sexual femenina y masculina cada vez con mayor presencia en la sociedades desde que asumimos que cada individuo es dueño de su cuerpo y es responsable de hacer con él lo que quiera, siempre y cuando las parejas sexuales estén de acuerdo y no se afecte a terceros.

Sin embargo, cuando se habla de relaciones sentimentales, los conceptos de lealtad y fidelidad siguen siendo determinantes para que una persona le entregue su entera confianza a su pareja y entre ambos se refuerce ese vínculo afectivo y surja el sentimiento amoroso.

Para algunos esto último cada vez es más complicado y prefieren no lidiar con todo lo que implica tener una relación amorosa con otra persona y prefieren vivir de una forma más libre en donde la sexualidad se ejerce sin compromisos. Pero para los demisexuales poder tener relaciones sexuales requiere amor previo.
La Red para la Educación y la Visibilidad Asexual (AVEN, por sus siglas en inglés) define a los demisexuales como personas incapaces de sentir atracción sexual para con otra persona, hasta que logran crear un profundo vínculo afectivo con alguien.

Los demis, como también son conocidos, no sienten atracción por ningún género en particular y podrían llegar a tener sexo con cualquier ser humano, siempre y cuando esa persona haya logrado que entre ambos exista “amor” o un vínculo sentimental significativo.
Mientras ese enamoramiento o sentimiento especial por una persona dure, los demisexuales únicamente son capaces de tener sexo con esa persona y con nadie más. Además, no pueden desarrollar estos sentimientos amorosos con dos o más personas a la vez.

La Demisexuality Resource Center, una organización que se dedica a hacer visible esta preferencia sexual, engloba a los demis en una asexualidad gris, es decir, están a la mitad del camino entre la sexualidad y la asexualidad, debido a que estas personas son incapaces de sentir deseos sexuales por sólo ver a una persona o por tener ganas de satisfacer deseos carnales.

Esto no quiere decir que no tenga una vida sexual plena, pues no experimentan deseos ni tienen la necesidad de tener relaciones sexuales hasta que crean ese vínculo especial con alguien más.
Aunque esto parece sacado de una película cursi en donde estas personas son las protagonistas, en la vida real se enfrentan a un problema: sus parejas no necesariamente son como ellos.

Debido a que pueden crear lazos sentimentales con cualquier persona, las parejas de los demis no necesariamente comparten esa preferencia sexual, lo cual complica el poder satisfacer las necesidades sexuales en tiempo y forma, debido a que los demisexuales necesitan más tiempo para poder dar el paso hacia el sexo y cuando lo logran, puede ser demasiado tarde.

Además, la falta de líbido de los demis los puede hacer sexualmente incompatibles con sus parejas, lo cual puede provocar problemas a corto plazo si no hay una buena comunicación.
Socialmente, los demisexuales suelen sentirse fuera de lugar en conversaciones casuales donde el tema central es el sexo o simples temas de atracción y coqueteos, porque ellos no experimentan esas sensaciones a primera vista.

*

Podría interesarte:

Estudio revela que las mujeres que tienen sexo frecuentemente suelen tener mejor memoria.

Aseguran que el sexo, las drogas y la religión son lo mismo para el cerebro.

Ecosexualidad: cómo los jóvenes disfrutan de la naturaleza.





Podría interesarte
Etiquetas:amor
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD