PUBLICIDAD

NOTICIAS

Cocombustible: energía alternativa que evita la deforestación masiva



El fruto más famoso del clima tropical, el coco, además de ser refrescante, delicioso, nutritivo e incluso embriagante, contiene propiedades energéticas que impulsan el desarrollo económico de las familias que habitan en la zona amazónica peruana. 

Gracias a la iniciativa propiciada por las comunidades indígenas de la región, los pueblos amazónicos gozan de autosuficiencia energética sin dañar el medio ambiente. Según la Asociación Interétnica para el Desarrollo de la Selva Peruana, desde el año 2000 se han deforestado anualmente entre 125 y 250 mil hectáreas de los bosques y selvas de Perú. El 75 por ciento de los casos es por el exceso de monocultivos de cacao y palma de aceite, lo que ha agudizado las deforestaciones masivas desde el inicio de siglo. 

Sin embargo, la comunidad indígena de los Pucacacas organizaron varios colectivos que promueven un producto sustentable y amigable con el medio ambiente: Desarrollaron un carbón hecho a base de coco. ''Entre más talaban árboles, menos agua y comida teníamos'', explicó William Rodríguez, miembro de la comunidad pucacaca y presidente de la Asociación Bosque del Futuro.

William fue el precursor y desarrollador de esta alternativa energética, quien comenzó a comercializarla en distintas ciudades de Perú. El resultado, un carbón de origen vegetal que no genera humo, no contamina, dura más y se combustiona durante más tiempo. 
Proceso de elaboración

Comienza con la recolección del coco, que es pelado con machete y la pulpa obtenida se deshidrata en frío convirtiéndola en polvo (el cual se usa también en repostería peruana, cosméticos y tratamientos de salud).

Mientras tanto, la cáscara y la fibra del coco se meten en hornos incinerándola con una quema incompleta, durante ese proceso se limita la cantidad de oxígeno al momento de la combustión para conseguir pilas de carbonilla, posteriormente éstas se filtran para obtener trozos que contengan la mayor cantidad de biomasa posible para finalmente triturarla en una mezcla de goma y comprimirla en una máquina que ejerce hasta 200 toneladas de presión. 

''La idea es remplazar la leña por las propiedades del coco'', dijo William. El líder indígena destacó que no trabajan para ninguna empresa privada para tener ingresos, el único fin de este proceso es mantener viva la selva amazónica que para las comunidades de la zona lo es todo para subsistir y detener la tala ilegal.

Erradicar la destrucción de los ecosistemas es indispensable para Perú ya que es uno de los 10 países con mayor diversidad de todo el mundo, y el segundo con mayor complejidad forestal de toda América Latina por lo que reducir el uso masivo de madera es indispensable para su desarrollo interno. El coco puede ser la materia prima del futuro para reducir las emisiones fósiles al medio ambiente gracias al ingenio indígena.

*

Podría interesarte:

NASA anuncia una misión que nos permitirá tocar el sol

¿Por qué Donald Trump quiere abandonar los acuerdos ambientalistas globales?

Así es como la popó de los perros de CDMX se convertirá en energía





Etiquetas:ecologia
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD