PUBLICIDAD

NOTICIAS

Con una sola probada de cocaína estarías muy cerca de crear una fuerte adicción

Para nada es un secreto el daño que ocasionan las drogas en las personas, siendo la cocaína uno de los estupefacientes más peligrosos para el ser humano. Un estudio encontró que junto a esos peligros obvios de la “blanca nieves”, las personas que la usan "recreativamente" estarían corriendo el peligro de hacerse fuertemente más adictos que con cualquier otra droga. 

Incluso, científicos advierten que ese peligro de fuerte dependencia también se da entre los usuarios irregulares de la cocaína. La investigación, hecha por la Universidad McGill de Canadá y publicada en la revista médica Scientific Reports, asegura que las señales visuales asociadas con el consumo de la droga conducen a la liberación de dopamina en un área del cerebro responsable de los antojos.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

*Foto: LGBT Sin Drogas

La dopamina es una sustancia química que hace que la gente busque actividades placenteras. Aunque los investigadores han sabido desde hace años que el uso de cocaína desencadena la liberación del neurotransmisor, la investigación sugiere que el uso de cocaína sólo una vez puede causar una fuerte adicción.

«El estudio proporciona pruebas de que algunas de las señales cerebrales características en las personas que han desarrollado adicciones, también están presentes mucho antes de lo que la mayoría de nosotros habría imaginado», asegura el profesor Marco Leyton, experto en neurobiología del uso de drogas y adicciones en la Universidad de McGill en Montreal, Canadá.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Los científicos explican que la liberación de dopamina inducida por la droga se desplaza hacia el estriado dorsal, una estructura profunda dentro del cerebro que se piensa que es particularmente importante cuando la gente empieza a perder el control de sus comportamientos que buscan recompensas.

Foto: Gizmodo

Para comprobar los efecto de la droga, los investigadores reunieron a parejas de amigos que consumieron cocaína. Los participantes ya se habían drogado en otras ocasiones.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

En la siguiente sesión los científicos escanearon el cerebro de los participantes mientras estos veían una grabación del consumo de coca que habían realizado en la sesión previa. El escaneado demostró que la exposición a esos estímulos aumentó el deseo y la liberación de la dopamina.

«Una acumulación de estos factores desencadenantes del cerebro podría llevar a la gente a estar más cerca del abismo de lo que ellos mismos podrían darse cuenta», señaló Marco Leyton a The Guardian.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Los resultados de esta nueva investigación tienen como objetivo proporcionar ayuda para evitar los graves efectos de la cocaína, para que la gente que sólo quiera “probarla una vez” no termine siendo adicta. 

Podría interesarte:

DMT: la droga que rompe con el ego, los prejuicios y los miedos

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Los peligros de consumir la droga que producen las escamas de sapo

*

Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD