Científica mexicana que ganaba 90 pesos en México ahora es reconocida en Francia

Vicente RendónViernes, 16 de marzo de 2018 14:29

shares
Noticias

La migración de talento mexicano deriva de una compleja problemática de naturaleza estructural, ligada al modelo de desarrollo del país


Junto a limitantes como los bajos salarios y las pocas oportunidades que hay en México, miles de mujeres tienen que luchar al doble gracias a una cultura machista que las maltrata y termina alejando de su sueño. Así le pasó a Raquel Hurtado Ortiz, una mexicana que hoy en día es la encargada de la Colección Nacional de Cultivos de Microorganismos del Instituto Pasteur, en París, Francia.


La institución, fundada el 4 de junio de 1887, ha contribuido con descubrimientos que ahora permiten hallazgos médicos y curas para enfermedades como la difteria, el tétanos, la tuberculosis y la poliomielitis. También, es el primer laboratorio que logró aislar el VIH. 


Científicos no son reconocidos en México 1

El Instituto Pasteur sí reconoció los conocimientos de la doctora Raquel. (Foto: Institut Pasteur)


Aunque hoy la doctora Raquel es reconocida con un prestigioso trabajo, esta realidad le costó varios años de esfuerzos en el extranjero, además de verse obligada a dejar atrás el país que la vio nacer: México, una nación que expulsa a sus talentos y que además, si son mujeres, las inmoviliza. Aquí, la investigadora ganaba 90 pesos la hora, no tenía prestaciones, ni recibía pago en vacaciones.


«Yo veía mucho el ejemplo de mis profesores de posgrado. Ellos, igual por la época, tuvieron la opción de que en cuanto terminaron el doctorado tenían ya un puesto en alguna universidad pública para hacer investigación y dar clases. Entonces yo pensé que, con un doctorado, tendría las puertas abiertas o un puesto asegurado en alguna universidad» dijo a Sin Embargo la doctora Raquel Hurtado.   


Raquel es Químico Bacteriólogo Parasitólogo egresada del Instituto Politécnico Nacional (IPN). En México los 90 pesos que recibía por haber estudiado cinco años de carrera, dos años de Maestría en Ciencias con especialidad en Inmunología, en la Escuela Nacional de Ciencias Biológicas del IPN, y un Doctorado en Ciencias que también fue con especialidad en Inmunología, apenas le alcanzaban para vivir dignamente.


Científicos no son reconocidos en México 2

Los mexicanos talentosos no son reconocidos en México. (Foto: Sin Embargo)


Durante su doctorado, Raquel empezó a dar algunas clases y además recibía una beca, pero cuando se le terminó comenzó a buscar un espacio en alguna escuela particular para tener tiempo de terminar su posgrado. Y así se dio cuenta de la dura realidad del país.  

Por algunos compañeros que empezaban a buscar, vimos que era muy difícil ya establecerse en alguna universidad o en algún centro de investigación.

Después de buscar un largo tiempo la doctora llegó a una escuela en la que estaban buscando un profesor para dar un taller de comprensión de textos científicos en inglés. A ella le interesó porque su objetivo era terminar el doctorado.

Me ofrecieron en ese momento la hora a 100 pesos. Yo intenté negociar y ella me dijo ‘no, la competencia es muy fuerte. Hay muchas personas buscando trabajo y yo sé lo que se paga en las universidades públicas’. Ella en ese momento tenía poder y justificaba sus estándares con un ‘si no quieres, allá hay otro que va querer el puesto’ y hasta por menos.

Científicos no son reconocidos en México 3

Muchos científicos no son reconocidos y terminan yéndose del país. (Foto: Plano Informativo)


Después de un tiempo en ese trabajo la doctora comenzó a vivir una crisis que la orilló a tomar la decisión de dejar el país, decisión que tomó en el marco de lo que la doctora considera uno de los períodos «más difíciles» de los últimos años en México. 

En 2006, para mí hubo un fraude en las elecciones y yo misma, por mi coraje e impotencia, dije ‘me quiero ir’. Sí era la parte profesional y de la experiencia y por otro, tenía desencanto y desmotivación. Todo eso me puso en mente salir de México y buscar opciones.

La doctora Raquel terminó saliendo de México y en Francia, luego de varios años de esfuerzo recibió en diciembre su nombramiento como responsable de un biobanco. En el Instituto Pasteur se llama Colección Nacional de Cultivos de Microorganismos y se refiere a un banco de microorganismos y líneas celulares que están asociados a patentes.  


La doctora Raquel es sólo un caso más de los miles que se registran en México y que países como Estados Unidos, Alemania, Canadá, España, Francia, Reino Unido, Japón y otros 60 países han aprovechado para atraer el talento de 1.2 millones de mexicanos altamente calificados o con estudios de posgrado que se han marchado porque no encontraron oportunidades de desarrollo profesional. 


De hecho, en 2017, según el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), se documentó que la migración de talento mexicano derivó de una compleja problemática de naturaleza estructural, ligada al modelo de desarrollo del país. De acuerdo con la investigación del Conacyt, de 1990 a 2015 el número de universitarios mexicanos, tan sólo en Estados Unidos, se multiplicó casi seis veces hasta alcanzar los 249 mil connacionales que hoy brindan su talento a países que sí los reconocen.  

  

Podría interesarte:

Científicos prueban la eficacia de los hongos alucinógenos contra la depresión

Científicos descubren que probar un cigarro puede hacerte adicto al tabaco

Científicos revelan que la tripofobia es sólo asco y no miedo a los agujeros

ETIQUETAS: Ciencia Científicos México
REFERENCIAS: Sin Embargo
Vicente Rendón Vicente Rendón Co-editor de política y elecciones

Periodista y fotógrafo por la UNAM escribiendo en @CCNews__. Fiel creyente de que un día habrá un México mejor.

COMENTARIOS