Científicos buscan iluminar a las plantas para sustituir la energía eléctrica

Fernando CastilloMiércoles, 20 de diciembre de 2017 17:31

shares
Noticias

Los avances aplicados en plantas como la arúgula o la col, apenas pueden iluminar lo suficiente para leer un libro, sin embargo se busca dar luz a ciudades enteras.

El Instituto Tecnológico del estado de Massachusetts, ubicado en Estados Unidos, realiza una investigación que pretende desarrollar plantas luminosas con el único objetivo de reemplazar la energía eléctrica y así dejar de consumir luz convencional, producción que aumenta los índices del calentamiento global e incentiva la explotación del petróleo y la cambia por una energía verde limpia, natural y agradable.


Su funcionamiento deriva del propio metabolismo enérgico y progresivo de plantas como la col rizada, el berro, la arúgula y la espinaca. Michael Strano, principal dirigente de la investigación, dijo que la reacción luminosa es similar al de las luciérnagas al momento de iluminar de manera natural y por instinto.



Dicha reacción se da gracias a la liciferasa, una molécula natural que reacciona ante la ausencia de luz para brillar "por sí sola". La única diferencia fue que los científicos adaptaron dicha reacción a las plantas con mayor presión molecular.


Por ahora, el avance se reduce a una iluminación de cuatro horas y la intensidad todavía no es lo suficientemente potente como para darle luz a toda una habitación. A pesar de las limitaciones los investigadores consideran que el avance es favorable para poder iluminar un espacio de trabajo completo. El objetivo de Strano es alcanzar tal poder luminoso para iluminar calles enteras.


Previamente se había intentado hacer algo similar editando las funciones de la planta a través del ADN, añadiendo genes de las luciérnagas para desarrollar los bioluminiscentes en la planta, sin embargo el proyecto de la comercializadora que lo financió fracasó en las aplicaciones ajenas al material genético.


Podría interesarte:


Las plantas escuchan para sobrevivir

El misterio de las bacterias en el lago Vostok que ocultan un mundo de vida prehistórica


Fernando Castillo Fernando Castillo articulista internacional

COMENTARIOS