Bansefi tendrá que rendir cuentas a los damnificados por el sismo de la corrupción (clonación de tarjetas)

Cultura ColectivaMartes, 16 de enero de 2018 16:30

shares
Noticias bansefi rendira cuentas por tarjetas clonadas

Pizzas, celulares y otras compras hormiga se hicieron con las tarjetas clonadas de Bansefi, el dinero destinado a Chiapas y Oaxaca se gastó en Veracruz.


Esta semana se dio a conocer una investigación de la Comisión Interbancaria y de Valores (CNBV) en la que se encontraron irregularidades en el programa de tarjetas de subsidio a los damnificados de los sismos de septiembre del año pasado. Según los datos divulgados en la página oficial de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI), el Banco del Ahorro Nacional y Servicios Financieros (Bansefi) emitió tarjetas a mil 495 beneficiarios en Chiapas y Oaxaca, que sumaron 68.8 millones de pesos. Pero hubo tarjetas clonadas de 16 hasta 34 veces a nombre de los mismos beneficiarios, muchos de los cuales ni siquiera recibieron una tarjeta.


La información surgió después de que 258 damnificados denunciaran que las tarjetas otorgadas por Bansefi registraron cargos que ellos no reconocían. Al hacer la revisión, la Comisión Interbancaria encontró que el 96.5 por ciento de dichas tarjetas fueron hackeadas y de ello hubo una fuga de 2 millones de pesos.


Ante los datos, Virgilio Andrade, director de Bansefi, aceptó que sí hay tarjetas a nombre de una misma persona pero aseguró que no se cobró ni un recurso y por lo tanto, no hubo fraude. Andrade, conocido por exonerar a la familia presidencial de conflictos de interés por la Casa Blanca. tendrá que probarlo ante el CNBV antes del 2 de febrero.


Mientras, las historias expuestas por Thelma Gómez y Miriam Castillo, autoras del trabajo periodístico La multiplicación de las tarjetas Bansefi clona damnificados de terremoto, dan cuenta de por lo menos 22 personas que hoy siguen lidiando con las carencias, a pesar de que en documentos consta que se les otorgaron hasta 34 tarjetas con un total de 510 mil pesos.


(Foto: Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad)


En la mayoría de los casos de estos damnificados, no conservaron sus casas, pues para poder acceder a una tarjeta, les pidieron catalogar como pérdida total sus inmuebles y tirarlos. Así que maquinaria pesada tiró sus casas de adobe o cemento y hasta hoy, no tienen nada. No faltaron los escépticos que no creyeron en la palabra del gobierno y no la tiraron, pero más que alegrarse por ello, siguen viviendo con el temor de que se caiga sola, pues no hay dinero ni para tirarla ni para repararla.


Para la identificación de los mil 495 casos en los que Bansefi emitió tarjetas de más, la CNBV siguió un método riguroso y analizó los procesos de dispersión de recursos a los beneficiarios del programa, así como los documentos solicitados a la institución el 16 de noviembre del 2017, entre ellos la base de datos del total de tarjetas emitidas para el programa Fonden; las transacciones hechas con las tarjetas; y las operaciones de compra y retiro de efectivo.


Gracias a esto se detectó un patrón de irregularidades con las que robaron el dinero de las tarjetas de débito, pues gran parte de los cargos se hicieron incluso antes de la entrega de las tarjetas a los damnificados. Muchas de las compras fueron hechas en modo hormiga, es decir, a baja escala, en tiendas de autoservicio como Chedraui. Una de las más evidentes es la de Boca del Río Veracruz, donde del 23 de octubre al 2 de noviembre se hicieron compras con 82 tarjetas. El supermercado está muy cerca de la localidad de Chiapas donde viven los damnificados reales a quienes les clonaron las tarjetas.


(Fuente: Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad)


Muchos de los cargos se realizaron por compras electrónicas, ya que no hay mecanismos para prevenir o detectar operaciones anómalas. Y dentro de esas curiosidades lamentables está que en 34 tarjetas se realizaron transacciones por un solo peso, y así se retiraron 362 mil 23 pesos. Incluso se compraron pizzas y teléfonos celulares en Cancún con las tarjetas clonadas.


Para terminar con la numeralia del desastre y la corrupción vale decir que muchos de los malos manejos comenzaron 44 días antes de entregar formalmente las tarjetas, cuando a algunas tarjetas se les depositó dinero. 19 días bastaron para ordeñar dinero de ellas y actualmente sólo hay 258 reclamaciones formales por parte de los afectados sin atender. Nada raro en el panorama nacional, pues no es gratuito que los tres estados implicados estén en los primeros lugares de pobreza e impunidad.


Podría interesarte:


Con el pretexto del sismo, gobierno federal quita apoyo económico a universidades públicas


ETIQUETAS: Corrupción México sismo 19-S
REFERENCIAS:
Cultura Colectiva Cultura Colectiva

COMENTARIOS