¿Por qué la bandera del Orgullo LGBT+ perdió dos colores?

Laura Corona-AlmarazSábado, 10 de junio de 2017 19:08

shares
Noticias bandera del orgullo gay

El creador de la bandera del Orgullo LGBT+ quería que a través de los colores los homosexuales fueran visibles. Un caso curioso redujo los colores de 8 a 6.



No querían ser invisibles. Querían expresar a través de un estandarte la importancia de ser vistos por el mundo. Eso gritaba el líder del movimiento homosexual estadounidense, Harvey Milk. Exigía visibilidad y al final eso consiguió. En 1978 Gilbert Baker, artista plástico y activista por los derechos civiles, le dio a Milk lo que necesitaba: una bandera que fuera tan vistosa que le recordara al mundo que ahí estaban y que no iban a ocultarse nunca más.


Harvey Milk fue asesinado en 1978. Fue el primer hombre abiertamente homosexual elegido para ocupar un cargo público en Estados Unidos. Era miembro de la Junta de Supervisores de San Francisco. Cinco meses antes de ser asesinado, pudo ver su sueño hecho realidad al utilizarse por primera vez la bandera del orgullo LGBT+ durante una marcha de protesta el 25 de junio del 78.


bandera del orgullo gay 1


La necesidad de tener un estandarte mundial

Gilbert Baker y Harvey Milk tenían una amistad como pocas. Milk le contó a Baker sobre sus inquietudes y la necesidad de tener un estandarte que los identificara a nivel mundial. Fue entonces que a Gilbert se le ocurrió la idea de incorporar los colores más luminosos a una bandera que reflejara la aceptación y existencia de los homosexuales, incluso entre la misma comunidad gay.


Baker, de inicio, cosió a mano dos banderas. Su idea inicial fue incorporar ocho colores a los que asignó un significado: rosa, la sexualidad; rojo, la vida; naranja, la salud; amarillo, la luz del sol; verde, la naturaleza; turquesa, la magia y el arte; índigo o azul, la serenidad y violeta, el espíritu.


bandera del orgullo gay 2


¿Cuáles fueron los colores que perdió la bandera?

Pero poco a poco, la bandera del orgullo LGBT+ perdió dos de sus colores: el rosa y el turquesa. El motivo fue la disponibilidad de telas en el mercado, lo que provocó una “versión comercial” de la bandera original, según el propio Baker que lo comentaba de manera graciosa.


El rosa desapareció porque no se podía satisfacer la demanda de las telas de este color debido al éxito de ventas de la bandera alrededor del mundo. En el caso del turquesa, Baker lo combinó con el índigo para crear un tono más fuerte y, además, para tener en la bandera un número par, así que terminó quedándose con seis tonos.


Después de su creación, Gilbert quería continuar en el activismo a favor de los derechos de los homosexuales y así lo consiguió. En 1994 continuó su trabajo creativo en Nueva York. Ese mismo año creó la bandera más grande del mundo en aquel momento para la celebración del aniversario 25 de los disturbios de Stonewall, los cuales se reconocen como la primera vez en que la comunidad LGBT+ luchó contra un sistema opresor que se había declarado perseguidor de los homosexuales.


En 2003 la bandera del orgullo gay cumplió 25 años y Gilbert Baker fabricó un ejemplar de casi dos kilómetros que recorrió Cayo Hueso desde el Golfo de México hasta el océano Atlántico. Lo emotivo de aquel momento fue cuando Baker decidió enviar cien secciones de la bandera a diferentes partes del mundo.


En marzo del 2017, Gilbert Baker falleció, pero antes de hacerlo explicó la importancia de su creación para la comunidad gay. “Una bandera cumplía con la misión de reivindicar tu existencia, porque es una forma de proclamar tu visibilidad, o de decir: ‘¡Este soy yo!’”, declaró Baker en su casa en Nueva York, poco antes de perder la vida.


Podría interesarte:

Arrestan a 141 hombres por participar en una fiesta gay en Indonesia

Los retiros clandestinos que "curan" la homosexualidad en México

ETIQUETAS: gays
REFERENCIAS:
Laura Corona-Almaraz Laura Corona-Almaraz

COMENTARIOS