Aplazamiento de comparecencia de Puigdemont divide a la izquierda independentista catalana

Fernando CastilloMartes, 30 de enero de 2018 12:25

shares
Noticias

La aplicación del artículo 83 podría dar tiempo a Puigdemont de comparecer ante el pleno sin ser arrestado, o dar tiempo al Tribunal Constitucional para proceder legalmente.


El presidente del Parlament de Cataluña, Roger Torrent, propuso a Carles Puigdemont, principal auspiciador del movimiento independentista, que el año pasado organizó un referéndum popular para determinar si el pueblo catalán deseaba o no la separación de España, para presidente regional. Ante la situación jurídica de Puigdemont con la justicia española (quien consideró el referéndum como anticonstitucional) vetó la candidatura de Puigdemont a través del Tribunal Constitucional, por lo que los partidos de izquierda en Cataluña denotan desconfianza entre sí, pero no así hacia el accionar legislativo de Torrent.


"El presidente Carles Puigdemont tiene toda la legitimidad para ser candidato y tiene

todo el derecho. Para defender este derecho me he comprometido personalmente

en garantizar su inmunidad, como la de todas y todos los diputados,

en el ejercicio de sus derechos políticos al # Parlamento".


"Iré hasta el final para defender los derechos del presidente Puigdemont para

someterse al debate de investidura con todas las garantías".


La ceremonia de investidura se tenía propuesta en el pleno del Parlament para esta tarde (tiempo de España), sin embargo, el propio Torrent ultimó el discurso de investidura de Puigdemont. Ante ello, la coalición independentista Junts per Catalunya (JxCat), pretende delegar el discurso de Puigdemont para invocar el artículo 83 del Parlament, que obliga al president de la Generalitat hacer balance y rendir cuentas de su gobierno con respecto a la pasada legislatura.


Con esta maniobra legislativa, Torrent busca ganar tiempo ante el efímero veto del Tribunal Constitucional con respecto a la presidencia de la Generalitat que prohíbe la investidura a distancia de Puigdemont. Esta decisión de Torrent ya propició diferencias entre JxCat y el partido de extrema izquierda catalán, Candidatura de Unidad Popular (CUP).


Manifestantes rompen cadena de seguridad rumbo al Parlament



Diferencias mediáticas de la izquierda catalana


Ante dicha trifulca política, el presidente del gobierno, Mariano Rajoy, apoyó la decisión de Torrent al calificarla de legal como consecuencia de la correcta actuación del Estado de derecho. El gobierno central pretende evitar que los partidos independentistas como el CUP, Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), y JxCat organicen la investidura a distancia.



«La decisión de Torrent es inteligente, honesta y valiente» dijo la republicana Meritxell Serret, quien ve en esta maniobra una oportunidad para ganar tiempo y refutar la detención a Puigdemont por órdenes de Madrid, aplicando el artículo 83.



«Queremos una investidura legal, eficiente y eficaz para dar a Puigdemont las garantías que él mismo solicitó por escrito a Roger Torrent. Carta que llegó sin previo aviso», compareció el portavoz del ERC, Sergi Babrià en respuesta a las protestas y desacuerdos de los militantes del CUP y JxCat.


"El pleno no se desconvoca, se aplaza para garantizar una investidura eficiente y eficaz y para dar al presidente Puigdemont todas las garantías que él mismo ayer solicita por carta al presidente del # Parlamento".


Por su parte, el encarcelado líder del ERC y exvicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, agradeció la decisión de Torrent y aprobando su respaldo a la garantía de los derechos de todos los diputados, también aplaudió el compromiso del presidente del Parlament en defensa de la democracia y de la recuperación de las instituciones catalanas.



JxCat, consideró en sus redes sociales que las condiciones políticas para hacer el pleno de investidura son adecuadas para que se celebren hoy. A su vez valoran que Torrent no proponga ningún otro candidato alternativo a Puigdemont. «Las garantías se cumplen hoy ya que contamos con la mayoría absoluta de 68 votos a favor de la investidura en el Parlament», escribió en sus redes sociales el partido de izquierda.

 

Por lo pronto la ceremonia oficial quedará aplazada para el día de mañana en caso de que no ocurra algún altercado externo proveniente del Tribunal Constitucional. Ahora la expectativa y los ojos de la opinión pública en España, y sobre todo en Cataluña, están posadas sobre el siguiente paso de Carles Puigdemont ya sea dentro o fuera de la sede de la Generalitat en Barcelona, o dentro o fuera de prisión.


Podría interesarte:


Gobierno de México anuncia que no reconocerá a Cataluña independiente

No todo es Cataluña, seis regiones del mundo que también buscan la independencia


Fernando Castillo Fernando Castillo articulista internacional

COMENTARIOS