Activista responde ante la difusión de videos donde aparece en estado de ebriedad

Gustavo PinedaMartes, 24 de octubre de 2017 21:51

shares
Noticias activista reacciona ante videos donde aparece en estado de ebriedad

Horas después de la difusión del caso Yndira, se filtró un video donde aparece en presunto estado de ebriedad, junto a ello, una ola de comentarios misóginos.


“Ella se lo buscó, estaba borracha”, este comentario es una constante entre usuarios en redes sociales que critican para revictimar a Yndira Sandoval Sánchez, la defensora de derechos humanos que denunció una agresión sexual por una mujer policía en el municipio de Tlapa de Comonfort, Guerrero.


Con el mote de “mentirosa” varias personas criticaron al observar la difusión de dos videos donde aparece la activista en aparente estado de ebriedad, momentos antes de llevarla a una celda, donde presuntamente la violó y torturó la oficial Claudia Juárez Gómez.



Estas grabaciones se revelaron horas después de la publicación en el periódico mexicano La Jornada, medio por el cual denunció los actos aberrantes que recibió al interior de un ministerio público local, su temor a una desaparición forzada y los actos misóginos que soportó por parte de funcionarios públicos cuando intentó documentar su caso ante las autoridades estatales.



Sí, efectivamente Yndira tomó alcohol y lo admite en una entrevista con el medio RT en Español, además, detalló que las razones por las cuales se observa que tiene el brasier en la mano es por la herida que sufrió con un clavo en la axila, cerca del seno izquierdo, ese dolor era tan intenso que tuvo que quitarse el sostén.


A través de su cuenta de Facebook, Yndira denunció que los video donde aparece fueron revelados a conveniencia para difamar y distraer del tema principal, una violación.


«Sabía de la existencia de estos videos y aún así decidí denunciar, sabía la criminalización que harían y denuncie, el sexo de mi agresora generó subestimación jurídica desde las primeras horas de denuncia ante la procuraduría, nada extraño en un sistema heteronormado y al hacerlo público sabía que colocaría al patriarcado como principal actor, dejando ver sólo desde la versión machista que la víctima y la principal agresora en esta cadena de violencia tuvieran rostro de mujer».


La activista expresó que tardó más de un mes en exponer a la luz su caso por temor a represalias o un asesinato.


«No hice público el caso antes porque temo por mi vida, porque emocional, física y jurídicamente debía estar clara de lo que vendría, ya que los allanamientos a mi casa, las amenazas y los mensajes de intimidación me estaban asfixiando y gritarlo no sabría ni sé si me expone o no más de lo que ya he estado todo este mes, y todas las horas que desde que esto salió a la luz me coloca ante mil fuegos».


La filtración de los videos es para la defensora de derechos humanos una clara represalia política en su contra, además de simbolizar opresión por no callar ante la injusticia.


«A mí me violo el Estado, no he revelado fotos, videos y mucho menos documentos que son parte de las investigaciones, se lo que me implica irme por el camino más difícil, el legal, lo que circula son las pruebas que aportó la dirección de seguridad en su defensa lo cual viola el proceso, pero comprendo que no haya más elementos que coloquen y lleven el tema a donde el estado patriarcal gana y es ese el de generar más violencia».



Revictimar también es violencia, y esta es una vieja práctica de las autoridades en coordinación de los medios de comunicación utilizan para desacreditar a las mujeres, pero en esta ocasión existe un choque de discursos.


Claudia Juárez Gómez, la policía de Tlapa que presuntamente torturó a Yndira, grabó un video para informar que es inocente, jamás tocó a la activista y solicitó a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos apoyo para que no pierda su trabajo.


«Yo no soy capaz de hacer eso, de violar a la señora, de tocarla, porque por el simple hecho de que yo sea mujer y de que yo sea indígena, la señora se aproveche y invente una atrocidad de que yo la violé en una celda, cosa que no es verdad».




Ante las declaraciones de Claudia, la defensora de derechos humanos convocó a una conferencia de prensa este miércoles en el Centro Nacional de Comunicación Social para demostrar con hechos que dice la verdad, ante la ola de comentarios en su contra.


La escritora y activista feminista Tania Tagle escribió en su cuenta de Twitter que esta situación debe esclarecerse.


«Si Yndira dice la verdad, debe haber consecuencias, pero si miente, tampoco puede quedar así. Es probable que una feminista esté mintiendo, y si se comprueba, las demás no la vamos a proteger. No somos de sus Clubs de Toby. Sin importar quién resulte en lo cierto, el feminismo va a tener que aprender mucho de este caso».



En el marco legal, a cinco semanas de la denuncia que la activista interpuso ante la Fiscalía Especializada en Delitos Sexuales del Estado de Guerrero y la Procuraduría General de la Republica, acató el caso pero no hicieron nada hasta que existió una presión hasta la difusión de los medios, un acto que deja en duda las acciones en una larga lista de denuncias que se quedan “congeladas” en el convulso estado de Guerrero. 



Podría interesarte:


La violación de una activista por policías mujeres que indigna a México

#DafneLibreYA, la mujer que tuvo un parto espontáneo en un baño y terminó en la cárcel

"En México, matan mujeres porque se puede": El eterno círculo de los feminicidios




Gustavo Pineda Gustavo Pineda Periodista

Muy Guerrerense, Michoacán me adoptó en el 2008, pasé por las llamas del Edomex y llegué al paraíso de la CDMX.

COMENTARIOS