Editors' Choices
Política
Mundo
Videos
Qatar

MÚSICA

Oasis y otras bandas que odian su canción más famosa

Por: Alex Campos 1 de septiembre de 2015


La crítica, el público y el mercado representan la trinidad maldita para cualquier artista. Sin importar si un creativo deja su vida en el acomodo de las estrofas, si plasma toda la ideología de un siglo en una pintura, o redacta la mejor novela de los últimos años, la trinidad siempre decide por encima de cualquier otro ente. Un éxito, en el sentido propio de la palabra, debe ser bueno a los ojos de los críticos, debe gustar a la masa, y debe vender. Cumplir con las reglas del juego involucra entrar en un sistema, en una super estructura que administra el éxito, la gloria y la fortuna para los artistas. Hoy decide el increíble ascenso de una nueva banda, dictamina la caída de un escritor o redime a un pintor después de su muerte. El juego macabro que quita y da sin escrúpulo alguno, está a su vez influenciado por los valores sociales, culturales, políticos e incluso económicos de la época. El hoy nunca será igual al mañana.

En este sucio juego, los músicos experimentan uno de los procesos más fugaces dentro del gran sistema. Pueden vivir 15 años en el anonimato, alimentándose de sus grandes sueños de fama, para ser descubiertos y alcanzar fama mundial en cuestión de días. Y tras un gran éxito, su carrera vuelve a apagarse tan rápido como se encendió. O también, bandas que son perseguidas por la masificación de una canción, de un gran hit que "pegó" y popularizó al grupo o al cantante. Canciones con las cuales cualquier persona puede ubicar a un solista o a una legendaria banda, pero ¿qué tanto desprecio guardan los músicos a algunos de sus éxitos? Te compartimos la historia de 10 músicos que odian algunos de sus más grandes éxitos.

Radiohead - Creep



Thom Yorke calificó el primer gran éxito de Radiohead, como "basura", e incluso se niega a incluirla como parte de su programa usual en un concierto. Por su parte, el guitarrista Jonny Greenwood confesó que durante la grabación del sencillo intentó sabotear la canción, "tocaba la guitarra demasiado fuerte". A pesar de los intentos de los miembros, la canción perdura en la mente de toda una generación que creció con ella.

Durante un concierto de la banda en Montreal, Yorke respondió a un fan que pidió que interpretaran Creep: "¡Fuck you!, estamos cansados de esa canción".



*

Madonna - Like a Virgin



En una entrevista realizada a la estrella de pop en 2008, Madonna admitió: "No estoy segura de poder cantar "Holiday" o "Like a Virgin" nunca más. Simplemente no podría, al menos que alguien me pagara 30 millones o algo así". Así que sus más grandes fans deberán ahorrar si quieren escuchar alguno de esos títulos.

Su hartazgo es tanto que en 2009 reiteró su desprecio por la canción: "Por alguna razón, la gente cree que cuando vas a un restaurante o vas de compras, quieres escuchar una de tus canciones. Suele ser "Like a Virgin", y es esa la que no quiero escuchar".



*

Bob Geldof - Do they know it's christmas?



Escrita por el propio Geldof, la canción tenía la intención de recaudar fondos para combatir la hambruna en Etiopía en 1985, como parte del Live Aid, y unió las voces de Michael Jackson, Sting y Phil Colins. La canción pronto se convirtió en un jingle navideño, provocando que fuera reproducida una y otra vez con la llegada de la temporada navideña. Geldof constantemente se ha disculpado por la producción de esa canción, e incluso refiere: "Voy al supermercado, me dirijo a la carnicería y escucho la canción. Cada maldita Navidad".



*

Oasis - Wonderwall



La canción más popular del grupo inglés, e ícono de la década de los 90, es una de las más odiadas por Liam Gallagher: "No soporto esa maldita canción. Cada vez que debíamos cantarla, quería vomitar". Incluso, en una entrevista previa a la separación de la banda, reiteró su desprecio por la canción: "Vamos a Estados Unidos, y me preguntan: ¿Eres Mr. Wonderwall? Dan ganas de golpear a la gente".



*

R.E.M. - Shiny Happy People



El vocalista de R.E.M. anunció en un episodio del show Space Ghost en 1995, que detestaba la canción, aunque en la actualidad prefiere no realizar comentarios negativos respecto a la canción pues "puede existir algún fan para quien la canción sea muy importante por un significado particular". Ahora se limita a decir que es una canción con "atractivo limitado", pero que en definitiva no debería incluirse en la compilación de los mejores éxitos de la banda.



*

The Smiths - What difference does it make?



Una de las canciones más reconocibles de The Smiths, es también una de las menos preferidas por Morrissey debido a sus letras. En palabras del británico, las letras son "débiles y medianamente vergonzosas".



*

Berlin - Take my breath away



Escrita por Giorgio Moroder y Tom Whitlock, fue parte del soundtrack de la película Top Gun (1986), misma que detonó su fama. La vocalista Terri Nunn, gran amante de la canción, confesó que el bajista de la banda la odiaba. "Repetía una y otra vez que no era nuestro sonido, y mucho menos la dirección correcta para nosotros como banda. Dijo también que si nosotros no la escribimos no deberíamos de grabarla". El resto de la banda estuvo de acuerdo, aunque grabaron la canción por presión del productor, pero la banda se separó un año después del gran hit.



*

Queen - Don't stop me now



Brian May, guitarrista de Queen, confesó que no era un gran fan de esta canción, pues creía que celebraba el estilo de vida hedonista y peligroso que Freddie Mercury llevaba en 1978. Al escuchar atentamente el single de Queen, es posible notar la ausencia de acordes de guitarra, salvo el gran solo de la canción al que quizás May no se resistió.



*

Frank Sinatra - Strangers in the night



"La Voz" calificó a esta balada de 1966 como "un pedazo de mierda" y "la maldita peor canción que ha escuchado". A pesar del odio que Sinatra demostró hacia el single, éste se convirtió en uno de sus principales éxitos, por lo que tuvo que interpretarla en vivo en múltiples ocasiones.



*

Led Zeppelin - Stairway to Heaven



Robert Plant simplemente detesta esta canción pues para cada gira tenía que terminar con esta emblemática canción, y cada entrevista giraba en torno a ella. Harto con que todo fuera respecto a Stairway to Heaven, ahora se refiere a esta canción como "una maldita canción de boda". Incluso, Plant llegó a rechazar la idea de un reencuentro de Led Zeppelin para evitar tocar la canción de nuevo. Su odio hacia la canción no termina ahí, pues incluso patrocinó una recaudación de fondos para que una estación de radio de Portland dejara de tocar la canción.




Recomendados: Enlaces promovidos por Taboola: